Cómo regresar al mercado laboral en 2013, después de un 'tiempo fuera'

Estas recomendaciones te orientarán sobre dónde empezar a buscar un nuevo empleo y cómo organizar tu vida antes de volver a la oficina
entrevista de trabajo
entrevista de trabajo  entrevista de trabajo  (Foto: )
  • A+A-
Autor: Katia Hetter
(Reuters) -

“Él no te recuerda usando una camiseta, pantalones para hacer yoga y cubierta de vómito de bebé”, fue lo que nos dijo Carol Fishman Cohen, refiriéndose a nuestros antiguos jefes, a quienes asistimos a la conferencia De vuelta al trabajo de la empresa iRelaunch.

Después de pasar años como amas de casa, Cohen y Vivian Steir Rabin crearon iRelaunch para ayudar a otras personas a volver al trabajo.

Aparentemente, Cohen pensó que mi antiguo jefe no había estado al pendiente de mis tres años de maternidad en casa, con las típicas batallas con la alimentación de un niño pequeño y los cambios de pañales. O el subsiguiente divorcio, lo que hizo que mi búsqueda de empleo fuera aún más urgente.

Cuando regresé a casa después de la conferencia, envié un correo electrónico a mi antiguo supervisor para preguntarle si había alguna vacante en su más reciente empresa. Parecía feliz de saber de mí y de inmediato me pidió que pensara qué quería hacer ahora y que volviera a llamarle. 

Me enteré que mis dudas acerca de volver al trabajo antes de hacer esa llamada eran normales y que, por suerte, solo existían en mi cabeza. Como veterana de 16 años en el sector de los medios (sin incluir esa etapa de tres años como madre en mi currículum), necesitaba cambiar mi forma de pensar acerca de mis habilidades y experiencia. Darme cuenta de ello fue clave para mi regreso al trabajo.

Para la gente que quiere volver al trabajo, encontrar un empleo parece un camino cuesta arriba. Es más fácil conseguir trabajo si ya tienes uno, según un estudio realizado en 2011 por la UCLA (Universidad de California en Los Ángeles). Y entre más tiempo pases desempleado, más difícil será conseguir un nuevo empleo, según el mismo estudio. 

Sabía todas esas noticias deprimentes, pero eso no podía detenerme. Estaba obligada a mantenerme por mí misma y por lo tanto muy motivada para encontrar un empleo remunerado a toda costa. Así que seguí el consejo de cualquier persona que me pareciera inteligente, me postulé a los empleos que me gustaban y me olvidé de lo demás.

Las inseguridades y los retos del mundo real abundan para cualquier persona que quiera volver al trabajo en este nuevo año, ya sea después de una pausa por maternidad, problemas de salud o tras perder el empleo. Sin embargo, existen algunas formas de prepararse para la batalla. Me encontré con las herramientas más útiles en esa conferencia de iRelaunch. A continuación, te presento las sugerencias que Cohen hace para regresar al juego:

1. Descubre tus fortalezas e intereses

Al poco tiempo de que dejé el trabajo para dedicarme de tiempo completo a cuidar a mi hijo, el sector de los medios pareció desplomarse ante mis ojos. Los periódicos en todas partes estaban despidiendo a mis colegas. Tras asistir a la conferencia, evalué mi carrera para identificar mis habilidades y lo que me gusta hacer y traté de imaginar en qué otras partes podría aplicar esas habilidades.

A pesar de que asumí que mis habilidades de investigación no serían útiles fuera de una redacción, pronto supe que en otros sectores mis habilidades eran apreciadas. En esos lugares no publican simplemente los hallazgos: los usan para ganar dinero. También valoré mi labor como voluntaria en la directiva de una organización no lucrativa dedicada al periodismo y a la obtención de fondos para la escuela de mi hija (aunque Cohen dice que lo llames “experiencia” y no “trabajo voluntario”).

2. Busca por todas partes

Después de pasar 15 años en mi sector, conocía gente en todas partes del país que aún trabajaban en los medios y a muchos que habían abandonado el sector para trabajar en otras áreas. Envié correos electrónicos y hablé con todo el mundo para informarles que estaba de regreso en las labores remuneradas y les pedía que me avisaran si había alguna vacante.

Pregunté a mis antiguos colegas que ahora trabajan fuera de los medios cómo se promocionaron para obtener empleos corporativos y cuál sería su consejo para facilitar la transición. Me comuniqué con antiguos colegas a través de la red profesional LinkedIn en vez de simplemente enviar un correo electrónico para destacar mi regreso al mundo laboral.

Incluso las mamás en mi lista de correo de padres de familia resultaron ser invaluables, ya que ellas sabían lo que implicaba hacer malabares con un empleo de tiempo completo y el cuidado de los hijos. Una mamá que trabajaba en una empresa realmente divertida se ofreció a ayudarme en ese instante con mi solicitud.

3. ¿Puedes hacerlo?

Puede que quieras regresar al trabajo en este preciso instante, pero tienes que ser realista. Si tienes la responsabilidad de cuidar niños, a un anciano o a un cónyuge enfermo necesitas construir sistemas de apoyo.

Unos meses antes de volver al trabajo, cambié a mi hijo de una escuela de medio tiempo a una de tiempo completo para estar lista en cualquier momento. Busqué un empleo con la flexibilidad suficiente para trabajar ocasionalmente en mi hogar, en caso de que mi hijo se enfermara. Para estar lista para cualquier contingencia, entrevisté a muchas niñeras para que me ayudaran a ir por mi hijo a la escuela si fuera necesario.

4. Empieza por donde puedas

Algunos patrones se sentirán nerviosos de contratar gente que no ha tenido un empleo remunerado por algunos años. Mitiga sus temores al ofrecerles trabajar de forma independiente o con base en un contrato. Si estás empezando en un campo nuevo, Cohen recomienda que hagas una pasantía o te postules a empleos básicos.

Empecé a trabajar de forma independiente para CNN.com y escribía principalmente sobre temas de maternidad. Sabía que mis posibles futuros jefes me estaban examinando, pero también veía cómo editaban mis historias y como me trataban como trabajadora independiente.

Unos cuantos meses después, cuando se abrió una vacante por contrato, recibí una llamada. Tras ser contratada, se abrió una vacante permanente de tiempo completo. Me apresuré a dirigirme a las oficinas para averiguar de qué se trataba el empleo (que era lo que ya estaba haciendo) y qué más necesitaba para tener una entrevista exitosa.

5. No minimices ni pongas fecha a tus logros

Cuando por fin escribí todo lo que había hecho en mi carrera, me di cuenta de que había logrado lo suficiente como para reconstruir esa autoestima y venderme como una periodista flexible y con múltiples talentos.

Había cubierto casos fundamentales en la Suprema Corte de Estados Unidos, había viajado en el avión presidencial y había ayudado a reconstruir la comunidad en línea de una revista en los albores del periodismo en internet, todo antes de cumplir 30 años. Luego dediqué casi tres años a cubrir las secuelas del ataque  a las torres gemelas de Nueva York el 11 de septiembre de 2001. 

Aunque estaba dispuesta a abandonar el periodismo para volver al trabajo y mantenernos a mi hijo y a mí, resultó que no tuve que hacerlo. Uno de los mayores regalos que obtuve con mi regreso es que todo lo que pasé para llegar allí (convertirme en madre, pasar por un divorcio y abrirme camino de vuelta a la fuerza laboral) alimentó mi trabajo en CNN.com. Además del sueldo y el seguro médico, ese es el mayor regalo de mi viaje de vuelta al trabajo.

Ahora ve