¿Armstrong conservará el 'título' de héroe de la lucha contra el cáncer?

El exciclista se convirtió en un ejemplo de vida para algunas personas tras sobrevivir al cáncer en 2006
livestrong
lance armstrong- livestrong  livestrong  (Foto: )
  • A+A-
Por:
Elizabeth Landau
Autor: Elizabeth Landau
(Reuters) -

Lance Armstrong reconoció este jueves, durante una entrevista con Oprah Winfrey, que usó fármacos para mejorar su desempeño durante su carrera como ciclista. Ya fue despojado de sus siete títulos del Tour de Francia y esta semana se vio obligado a devolver su medalla olímpica de bronce.

Sin embargo, aún debe someterse al juicio de un grupo de aficionados muy diferente: aquellas personas que han tenido una experiencia con el cáncer.

El exciclista, sobreviviente al cáncer testicular y fundador de Livestrong, organización no lucrativa de lucha contra el cáncer, sigue siendo un héroe para algunos sobrevivientes de esta enfermedad.

Sin embargo, otros presentan una mezcla de sentimientos y están tratando de separar su apoyo a la labor en la lucha contra el cáncer de la furia que les provoca que haya hecho trampa.

"Me hizo recuperar la esperanza"

Bob Denton, un hombre de 64 años que vive en Tucson, Arizona, dijo que se sorprendió de que el ciclista pareciera, en su opinión, “honesto pero poco sincero” al ofrecer disculpas durante la entrevista, como si “estuviera reconociendo algo para beneficiarse”.

Sin embargo, Denton no le guarda rencor por eso o por el dopaje. Para Denton, Armstrong sigue siendo un ganador.

“En verdad, si lo comparamos con los problemas de vida y muerte del cáncer a los que Lance se ha dedicado, hacer trampa en el Tour es algo insignificante”, escribió Denton en un correo electrónico.

El originario de Tucson, quien practica ciclismo en su tiempo libre, ha usado una pulsera Livestrong todos los días desde 2004, incluso en juntas de negocios, comentó a iReport de CNN.

Solo conocía a Armstrong en el contexto del ciclismo antes de que obtuviera un brazalete en una vuelta ciclista de 160 kilómetros en Florida, lo que lo impulsó a investigar acerca del atleta y su batalla contra el cáncer. En ese entonces, le parecía que el brazalete era un símbolo de la “victoria total de Armstrong ante la adversidad”.

“Cuando me sentía agotado de tratar de mantener el mismo paso que el grupo puntero, miraba el brazalete amarillo y tomaba mi segundo aire”, dijo Denton.

El brazalete adquirió un nuevo significado en 2009, cuando Denton desarrolló un tumor canceroso en la base de la lengua. En ese entonces, el brazalete se volvió su inspiración para vencer a la enfermedad.

“Cada vez que los tratamientos se volvían insoportables y sentía que mi vida había terminado, miraba ese brazalete amarillo y recuperaba la esperanza de que volvería a montar mi bicicleta”, dijo Denton.

Denton recibió su último tratamiento en septiembre de 2009 y desde entonces ha estado en revisión. Actualmente recorre cerca de 3,000 kilómetros al año en su bicicleta.

"Deberíamos aceptar sus disculpas"

El que Armstrong hiciera trampa en el ciclismo no ha manchado su imagen como fuente de inspiración para Amy Wadsworth, quien descubrió que tenía cáncer de seno a los 29 años.

Ella está agradecida por todo lo que Armstrong ha hecho por la comunidad de enfermos de cáncer y aprecia que Livestrong  se haya ofrecido a ayudarle a pagar por la conservación de sus óvulos ya que el tratamiento contra el cáncer podría haber perjudicado su fertilidad. (Finalmente no recurrió a la conservación, pero está feliz de haber tenido una opción).

“Pienso que deberíamos aceptar sus disculpas y seguir adelante porque lo que ha hecho para ayudar a la gente que tiene cáncer definitivamente supera lo ‘malo’. No se rindió cuando se enfrentó al cáncer”, dijo Wadsworth. “Siguió adelante y animó a muchos otros sobrevivientes a hacer lo mismo”.

Sin embargo, otros de los sobrevivientes de la enfermedad no perdonan tan fácilmente.

"Destruyó todo lo que hizo"

Caden Brody, de 49 años, ha sobrevivido al cáncer en dos ocasiones y perdió a su hermano a causa de la leucemia. Escribió en un correo electrónico que no cree que Armstrong sea “un hombre malvado”, pero criticó severamente su comportamiento en un comentario a una historia recientemente publicada en CNN.com:

“No podemos negar que creó gran conciencia acerca del cáncer y reunió mucho dinero. Como sobreviviente, lo alabo”, escribió Brody. “Desafortunadamente, destruyó todo lo que hizo en muchas formas a causa de su sociópata necesidad de abusar, ganar y manipular a las personas; usó el cáncer para esconder sus pecados.

"¿Qué habría pasado si hubiera confesado hace años con genuino arrepentimiento? Somos un pueblo bastante compasivo. Pero esto se ve forzado, como si dijera: ‘Quiero seguir compitiendo en algo, así que es mejor que ofrezca disculpas’”.

Un usuario de CNN.com que se hace llamar jackiero tuvo una opinión aún más mordaz acerca de Armstrong y posteó en los comentarios de un artículo reciente:

“Como ciclista ferviente y sobreviviente del cáncer que recurre al ciclismo para ayudar a mi recuperación, este hombre me provoca asco”, escribió jackiero. “Tiré todos mis accesorios (de Livestrong) no porque no apoye la cura —desde luego que la apoyo— sino porque apoyo la cura sin que la manche un tramposo como Armstrong. Fue mi inspiración hasta que supe que era igual a las otras estrellas del deporte creadas químicamente que ganan millones y millones de dólares”.

Livestrong pero no Armstrong

Bruce Ross, de 64 años, vive en Ajijic, cerca de Guadalajara, México. También tiene sentimientos encontrados acerca de Livestrong y Armstrong. Desde su segunda cirugía en 2006, Ross ha usado todos los días dos brazaletes Livestrong, uno por cada vez que tuvo cáncer.

Reparte las guías para el cáncer de Livestrong a los pacientes a los que conoce y que acaban de recibir el diagnóstico, pero ha separado sus sentimientos acerca de la fundación de los que tiene hacia Armstrong.

“Cuando la gente me pregunta acerca de Lance, trato de no mencionarlo si puedo hablar de Livestrong en la respuesta”, escribió en un correo electrónico. “El año pasado me he interesado sólo por la fundación”.

Los actos de Armstrong también han cambiado la opinión que los familiares de los sobrevivientes del cáncer tienen de él. Susan Mober Hopkins, de Seattle, quien envió a iReport un artículo acerca de su familia, aún apoya a Livestrong pero tiene una opinión cínica acerca de Armstrong.

La familia de Hopkins contactó a Livestrong después de que Marty, su difunto marido, se enterara de que tenía un tumor cerebral; ella dijo que el personal había sido bastante receptivo. Marty era gran fan de Armstrong y los Hopkins usaron el ciclismo como una forma para explicar a sus dos hijos adolescentes que es posible recuperarse del cáncer y lograr muchas cosas.

“Buscas ejemplos a seguir, buscas a alguien que te ayude a superar las cosas; yo diría que Lance fue esa persona”, escribió ella el viernes.

Armstrong ya no es tanto un ejemplo a seguir, dijo, porque mintió acerca de lo que hizo para obtener la ventaja en el ciclismo. Ella cree que los brazaletes Livestrong están “manchados” a causa de Armstrong.

Tuvo un efecto “más significativo que una carrera de ciclismo” sobre la gente, dijo. “Es cosa de vida o muerte. No sé si algún día podrá decir que en verdad lo lamenta”.

Henry Hanks y Nicole Saidi, de CNN, contribuyeron con este reporte.

Ahora ve