¿Quieres comer delicioso? Empieza por limpiar tus especias

Utilizar condimentos que tienen mucho tiempo almacenados disminuye el sabor de la comida. Es mejor reemplazarlos regularmente
condimentos spices especias frascos cocina ingredientes  (Foto: Getty)
Autor: Kat Kinsman
(Reuters) -

Es el último fin de semana de enero y probablemente uno de tus propósitos para 2013 había sido tener más organización y orden, tal vez aprender algunas nuevas recetas, pero sigues con esos viejos frascos de albahaca y pimienta inservibles.

Seguramente tu mamá (o papá, tía, primo o suegros) es una anfitriona cálida, amable y atenta. También es muy probable que, como sucede con la típica alacena, sus especias ya pasaron su fecha de uso ideal, la de caducidad, o están mal almacenadas.

Eso no las hace nocivas para la salud, pero sí aumenta la probabilidad de que tus platillos sepan como el fantasma del romero, laurel o nuez moscada de los frascos, en lugar de tener la fuerza del condimento en sí.

En gran parte, se debe a los fabricantes, por vender cantidades tan ambiciosas de especias, de las cuales en realidad utilizas porciones de un cuarto de cucharada, o una pizca. Y a menudo lo hacen en botellas de vidrio, que son lindas a la vista, pero dejan que entre la luz, y eso no es nada bueno para las especias.

También hay un factor humano en juego. Si no están ordenados en un estante en la pared que absorbe la luz, las especias a menudo son abandonadas en cualquier lugar donde quepan, aunque queden peligrosamente cerca de una fuente de calor o humedad, lo cual les quitará todo su sabor.

Otros errores al guardar las especias son: dejarlas en la parte trasera de un estante, olvidadas detrás del polvo para hornear y la maicena. Si puedes presumir que nunca has terminado con varias latas de canela porque no recordabas las que tenías, eres mejor humano que la mayoría de nosotros.

Para vivir una vida perfectamente deliciosa, y no sólo sentarte sobre un montón de desorden en la cocina digno del museo de Historia, primero, ve y olfatea las especias. Si el color es tenue o tienes que esforzarte para captar su olor cuando frotas un poco en la palma de tu mano, deshazte de ellas. El sabor se diluye junto con esas características.

Luego, revisa las fechas en los contenedores. En términos generales, las especias molidas están en buen estado durante dos o tres años; las enteras durante tres o cuatro años; las mezcladas durante uno o dos años; las hojas durante entre uno y tres años y los extractos (excepto la vainilla, que se mantiene fuerte) durante cuatro años. Si tienen más tiempo (o incluso si no tienen fecha y no huelen a nada) tu cesto de basura comerá semidelicioso.

Algunos fabricantes importantes de especias comparten información específica de sus condimentos en sus sitios web.

Una vez que termines el exorcismo y estés listo para resurtir, busca las especias que se venden en latas herméticas, o considera comprar los condimentos de dispensarios a granel, donde puedes adquirir sólo la cantidad necesaria para la receta que prepararás esa semana. Mantén a la mano algunas latas pequeñas para comida con tapa, o lava, seca bien y reetiqueta las latas recién vacías para los nuevos contenidos; anota la fecha en la que fueron comprados.

Puedes utilizar Pinterest para obtener ideas sobre dónde y cómo almacenarlas. La ubicación es vital.

Evita: lugares cerca de la estufa o radiador (demasiado calientes); enfrente de las ventanas (demasiada luz) y cerca de lavabos y lavavajillas (demasiada húmedad).

Esto asegurará que tus platillos sepan a presente y futuro, no a hierbajos viejos.

Ahora ve
No te pierdas