La ingesta de ácido fólico durante el embarazo reduce el riesgo de autismo

El consumo de esta vitamina evita, en algunos casos, defectos en el tubo neural como la espina bífida en los fetos
embarazo
violacion-embarazo-mujer  embarazo  (Foto: )
Autor: Matt Sloane
(Reuters) -

Tomar ácido fólico antes y durante las primeras semanas del embarazo podría ayudar a reducir el riesgo de autismo en los niños, según un nuevo estudio publicado el martes en la revista Journal of the American Medical Association (JAMA).

Los investigadores en Noruega estudiaron los datos de 85,000 embarazos y descubrieron que las mujeres que tomaron suplementos varias semana antes de embarazarse y hasta la octava semana de gestación tuvieron 39% menos probabilidades de tener niños con autismo.

La investigación, la más grande que se ha hecho hasta ahora, explora los beneficios del ácido fólico en la prevención del autismo y aporta un consejo práctico para reducir el riesgo del bebé de presentar este trastorno.

“Es muy emocionante”, dijo Alicia Halladay, directora de Ciencias Ambientales y Clínicas de Autism Speaks, un grupo de estudios sobre el autismo. “Se respalda la idea de que hay cosas prácticas que las mujeres pueden hacer antes de embarazarse y al momento de la concepción”.

Desde hace tiempo los expertos saben que tomar ácido fólico puede prevenir defectos en el tubo neural, como la espina bífida, en los fetos en desarrollo. Las directrices del Congreso Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (ACOG por sus siglas en inglés) exhortan a todas las mujeres en edad reproductiva —y no solo a las que planean embarazarse— a tomar 400 microgramos de ácido fólico todos los días para evitar los defectos congénitos. Al parecer esa misma dosis presenta beneficios en la prevención del autismo, según el estudio.

“Esta es otra prueba que respalda los usos benéficos del ácido fólico durante el embarazo”, dijo Halladay, quien no tiene relación con el estudio.

La investigación “indica firmemente que tomar ácido fólico antes del embarazo podría reducir el riesgo de autismo en los niños”, dijo Edward R.B. McCabe, director médico de March of Dimes, organización que también recomienda a las mujeres en edad reproductiva tomar 400 microgramos de ácido fólico antes del embarazo y entre 600 y 800 microgramos durante la gestación.

Sin embargo, algunos expertos no están del todo listos para promover en voz alta los beneficios del ácido fólico, en particular en la prevención del autismo.

“Es posible que el ácido fólico ofrezca protección contra otros trastornos del desarrollo neurológico, como el autismo (...) Aunque el estudio actual indica que existe esa protección… los datos en realidad no establecen nada cercano a una relación causal”, dijo Zachary Warren, director del Instituto para el Tratamiento e Investigación de los Trastornos del Espectro Autista en la Universidad Vanderbilt, quien tampoco está relacionado con el estudio.

Los investigadores noruegos reconocen que es necesario hacer más estudios para confirmar la relación.

Warren dice que desearía que la solución fuera tan simple como sólo tomar ácido fólico. “El cuidado de los individuos con autismo y sus familias sería mucho más sencillo si tuviéramos respuestas simples acerca de las causas y los riesgos”, dice. “En realidad, el autismo es un trastorno complejo y nuestra mejor respuesta acerca de las causas y el tratamiento también será compleja”.

A pesar de que se ha comprobado que hay una relación entre tomar ácido fólico y la reducción del riesgo de autismo, Halladay dice que no hace daño tomar el suplemento y que las mujeres deberían tomarlo de cualquier forma para evitar defectos congénitos.

Ahora ve
No te pierdas