Anualmente hay cientos de partos de madres de 10 años en México

El abuso infantil ha disminuido en las últimas décadas en México, pero la falta de educación sexual aumenta los casos de este fenómeno
| Otra fuente: CNNMéxico

En las últimas dos décadas los embarazos en menores de 10 años han disminuido en México, pero la violencia sexual y la falta de educación e información siguen siendo los factores que aumentan la incidencia en el país, según especialistas.

Además tiene impactos físicos y emocionales que las menores no entienden, según psicólogos.

En 2011 se registraron solo 318 nacimientos de madres de 10 años en México, mientras que en 1999 hubo cuatro veces más casos (1,485 en total), según el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi).

A nivel global, el 10% de las niñas que han tenido sexo antes de los 15 años de edad reportaron coerción durante el acto, lo cual contribuye a los embarazos adolescentes no deseados, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), que no precisó el periodo en el que se tomó este dato.

El 27 de enero, una menor de entre 12 y 13 años dio a luz a un niño en Jalisco, producto del abuso sexual de su padrastro.

Los riesgos de salud física y mental

Cuando los embarazos se producen antes de los 15 años, las posibilidades de que la madre muera durante el gestación, el parto o los 40 días posteriores se duplica, indica la OMS. Los embarazos, tanto infantiles como adolescentes, requieren algunos cuidados especiales de salud física y mental.

"Los casos de embarazo en menores de 15 años se deben de vigilar de cerca, porque puede haber problemas de presión arterial o complicaciones en el parto debido a que la pelvis es muy pequeña", explicó Verónica Lara Vaca, ginecóloga y obstetra.

En América Latina, el 18% de los nacimientos se dan en mujeres menores de 20 años, indica la OMS. Y en México la prevalencia es similar a la de la región, con 19.2% en 2011, según datos de Inegi. Esta tasa de embarazo prematuro es una de las más altas en todo el mundo, únicamente por debajo de la de África Subsahariana, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y el Fondo de Población de las Naciones Unidas.

Uno de los impactos emocionales en una menor embarazada es el alejamiento de los niños de su edad, agregó. "Los niños aún son incapaces de entender los cambios físicos que se están gestando (en la niña embarazada) y ella se siente excluida de alguna manera", dice María Ofelia Reyes, psicóloga y académica de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El impacto es más fuerte si el embarazo es producto de una violación, como en algunos casos que ha atendido el Grupo de Información en Reproducción Elegida A.C. (GIRE).

"La verdad es que el impacto es fuerte tanto para las niñas como para la mamá, depende de quién haya sido el agresor, pero la gran mayoría que tenemos son agresores los propios padrastros, hermanos, padres", explica la directora del GIRE, Regina Tamés.

Lee aquí cómo prevenir el abuso sexual a niños

La información es poder

"Muchas niñas no saben ni qué es menstruar ni qué significa esto ni cómo pueden quedar embarazadas; hay una ignorancia fuerte en términos de la información y de la educación sexual", dijo Tamés.

Los especialistas coinciden en que la información es una herramienta para evitar abusos y embarazos en menores, por ello los padres deben hablar con sus hijos y se debe enseñar en las escuelas sobre sexualidad y salud reproductiva.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

"No es lo mismo una relación sexual consensuada entre dos adolescentes de 16 años, por ejemplo, que una violación de una niña de 12 años por un adulto de 20, 25 años. Por eso hay dos aristas del problema: la violencia sexual por un lado y la falta de educación e información y servicios por el otro", dijo la directora de Ipas México y secretaria técnica del Comité Promotor para la Maternidad Segura en México, Raffaela Schiavo.

Muchos de los casos de embarazos en menores de 14 años que ha estudiado GIRE se dan en entornos rurales con altos niveles de pobreza; por agresiones sexuales, falta de información de los jóvenes y la reticencia de los padres a hablar de sexualidad.

Ahora ve
Momentos de terror y caos tras ataque terrorista en Barcelona
No te pierdas
×