Ocho habilidades necesarias para quienes desean ser líderes en el futuro

Las personas que tienen bajo su cargo a un equipo deben conocer sus debilidades, acercarse a la gente adecuada y adaptarse rápidamente
liderazgo oficina jefe
liderazgo oficina jefe  liderazgo oficina jefe
Autor: Susanne Gargiulo
(Reuters) -

¿Qué se necesita para ser un gran líder empresarial? En un mundo cambiante, las antiguas cualidades aún son necesarias, pero tendrán que evolucionar, dicen los expertos.

Hablamos con Bob Gandossy, fundador del estudio Top Companies for Leaders, y con Ronald Heifetz, director del Centro de Liderazgo Público de la Escuela Kennedy en Harvard, para que nos dieran su opinión acerca de las estrategias que un líder del futuro debería dominar.

1. Mantente lejos del conflicto

Salir del terreno de juego. Dar un paso atrás. Llámalo como quieras, pero los grandes líderes saben cómo retroceder lo suficiente para ver la imagen completa, analizar una situación compleja y reducirla hasta lo más esencial.

“Se requiere un pensamiento organizado y la capacidad de interpretar la dinámica política y organizacional”, dice Heifetz.

A una escala mayor, dirigir se ha vuelto más complejo porque el mundo es más volátil, incierto, impredecible, complejo y ambiguo, de acuerdo con Gandossy.

“A causa del nivel de globalización y de conexión, se está volviendo más importante que nunca entender profundamente el contexto y las interrelaciones entre el gobierno, los mercados y los pueblos”, dice. Entender  los mercados emergentes, como la región Asia-Pacífico, Latinoamérica y África, es esencial para los líderes de hoy, agrega.

2. Sé como Odiseo

Aprende a manejar tu hambre —ya sea de control, importancia, de intimidad o la necesidad de satisfacer tu ego— porque esas cosas pueden poner en riesgo tu liderazgo, advierte Heifetz.

Gandossy coincide en que no hay nada como la grandiosidad para destruirlo todo, desde la curiosidad intelectual hasta la empatía, la colaboración y el trabajo en equipo. “Los líderes tienen que estar atentos para evitar esto”, dice.

Heifetz usa al héroe griego Odiseo como ejemplo de un líder que conocía sus debilidades. En la Odisea, de Homero, el héroe hace que su tripulación lo ate al mástil cuando pasan cerca de las sirenas que atraen a los marineros hacia su muerte. A pesar de los ruegos de Odiseo, su tripulación se niega a liberarlo y el barco navega hacia un destino seguro.

“De igual forma, debes prepararte para el liderazgo a través de la identificación de tus propias vulnerabilidades y conseguir confidentes que puedan ayudarte a revisar y a detectar formas en las que podrías estar metiéndote en problemas”, dice Heifetz.

3. Ten socios fuertes

Si quieres alcanzar tus metas y cumplir tu visión, debes aprender a relacionarte con personas tanto dentro como fuera de la organización.

“Actualmente, la idea de que puedes hacerlo todo solo es heroica y suicida (...) El liderazgo tiene muchas trampas y necesitas socios y colaboradores que te ayuden, que sean tus ojos y tus oídos”, dice Heifetz.

Eso se logra a través de la empatía, de la capacidad de escuchar y de una fuerte curiosidad intelectual, de acuerdo con Gandossy. “El líder del futuro puede verse más como un entrenador o facilitador que como el que tiene la respuesta”.

Las habilidades clave que tienes que dominar son la capacidad de distinguir entre aliados y confidentes, de entender cómo aprovechar mejor las sociedades y de reconocer y contratar a personas talentosas de todas partes del mundo.

Actualmente, el verdadero reto, dice Gandossy, es hacer que las cosas sucedan en una fuerza laboral cada vez más diversa y globalizada en la que el trabajo en equipo y la colaboración a menudo se fomentan en un mundo virtual.

4. Recuerda que los valores son importantes

Opera con la consciencia de que un liderazgo y una organización basados en los valores son más importantes que nunca antes.

Eso es particularmente cierto si quieres crear un lugar de trabajo que pueda atraer e inspirar a los empleados. “De esta forma, incluso en un mundo impredecible y en constante cambio, la gente hace lo correcto sin que se los digan”, dice Gandossy.

Las investigaciones demuestran que cada vez son más las personas, (particularmente entre las generaciones más jóvenes), que quieren trabajar para organizaciones que tienen claros sus valores.

Pero no es fácil. De acuerdo con Gandossy, crear y mantener un ambiente de confianza e integridad es un gran reto del liderazgo. Es un ambiente que “la mayoría de los líderes no han logrado crear”.

5. Sé más versátil

Sé ágil, aprende a improvisar y a adaptarte rápidamente.

“El liderazgo es más jazz que música clásica”, dice Heifetz. “Tienes que ser capaz de improvisar, tener un plan, desviarte e implementar medidas correctivas una y otra vez”.

Los grandes líderes necesitan ser capaces de detectar las condiciones cambiantes y deben tener una fuerte curiosidad intelectual. “También necesitan ser más creativos e innovadores, lo que va de la mano con la agilidad”, dice Gandossy.

Esta adaptabilidad es particularmente necesaria cuando se trata de la tecnología en evolución. “La habilidad de aprovechar la tecnología para fomentar las innovaciones y de usar las redes sociales para conectar a la fuerza laboral con los mercados de consumo es una capacidad esencial y cada vez más necesaria en los líderes”, dice Gandossy.

6. Conoce a tu enemigo

“Tienes que ser capaz de escuchar la melodía detrás de las letras y no solo lo que la gente dice”, dice Heifetz.

Su mensaje es que los grandes líderes deben ser capaces de entender el significado y los valores subyacentes que están en juego para las personas y referirse a sus puntos de vista.

Históricamente, esto siempre ha sido cierto y puede encontrarse en las antiguas tácticas militares. Todo se resume al análisis del contexto y la información, señala Heifetz.

“Se trata de descifrar a tu oposición, entender a tu enemigo de forma inteligente, qué les importa y en dónde está su corazón”, dice. “Todo esto entra en la política del liderazgo”.

7. En armonía con los sentimientos

La inteligencia emocional ha sido un elemento importante para el liderazgo por una buena razón. Se define como la habilidad para identificar, evaluar y controlar las propias emociones, las ajenas y las de los grupos. Respecto al tema del liderazgo, hay algunas cualidades que hay que tener en mente.

Conexión: Los grandes líderes deben ser capaces de comunicarse de forma que entren en contacto con la gente en un punto que para ellos sea importante. “Tienes que poder inspirar a la gente, conmoverlos y conmoverte”, dice Heifetz.

Valor: Los líderes tienen que soportar el conflicto, defender su postura y soportar los ataques. La verdadera habilidad, de acuerdo con Heifetz, es ser capaz de manejar la ira con elegancia.

Compasión: Los grandes líderes deben ser capaces de respetar el dolor que viene con el cambio. “No puedes hacer eso si no tienes inteligencia emocional (...) “Tienes que ser capaz de sentir lo que la gente siente y de entender lo que la gente ha vivido”, dice Heifetz.

8. Explora las ideas 'estúpidas'

No tengas miedo de hacer preguntas ingenuas; muestra voluntad de investigar lo que asumes, aunque te arriesgues a parecer estúpido o ingenuo.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Esto te permite estar un paso adelante, abrir nuevas vías hacia las soluciones e innovar de forma creativa, de acuerdo con Heifetz.

“La creatividad es el producto de las diferencias (...) La gente no aprende al verse en el espejo, sino al adoptar un punto de vista diferente. Las diferencias generan”, dice.

Ahora ve
¿Cuáles son las carreras mejor y peor pagadas en México?
No te pierdas
×