Viaja, ordena y come: 15 de los mejores platillos en el mundo

Desde pollo marrakech hasta mariscos en Estados Unidos, estas comidas son algunas de las delicias que ofrecen los viajes
Autor: Jareen Imam | Otra fuente: 1

Notal del editor: El nuevo programa de Anthony Bourdain en CNN, Parts Unknown, se estrenó el pasado domingo 14 de abril a las 21:00 horas, tiempo del este de Estados Unidos. Puedes ver el primer episodio y los que seguirán todos los sábados a las 13:00 (hora del centro de México) en CNN en Español. 

(CNN)—Imagínate esta escena: estás a punto de probar la comida que ordenaste en el restaurante, el vino fluye y el ambiente es perfecto; y de pronto, ¡bam! Tu compañera de cena te da un manotazo, mientras te regaña por tocar el aperitivo antes de permitirle tomar una fotografía.

¿Te suena familiar? La tendencia de fotografiar la comida, provocada en gran parte por aplicaciones como Instagram, puede parecer desagradable en muchos niveles. Pero Mark Hill, director de fotografía en Turner Broadcasting Systems Inc., dice que todo se trata de preservar los recuerdos.

“Las comidas son momentos especiales para las personas… la fotografía de la comida es una representación de ese momento”, dijo. “La comida es muy fugaz en nuestras vidas. Está en nuestro plato y 20 minutos después se ha ido y tenemos un plato vacío”.

Esas comidas se vuelven más especiales cuando se disfrutan al estar de viaje. Observar una fotografía de una comida que fue probada en el extranjero puede evocar las vistas, sonidos, olores y sabores del viaje.

Esta primavera, el chef y autor Anthony Bourdain llevará su apetito (y a la audiencia de CNN) en busca de aventuras en un viaje de culturas y cocina de todo el mundo en su nuevo programa, Parts Unknown.

Las deliciosas excursiones de Bourdain no son algo que todos podemos hacer para ganarnos la vida, pero desde los muelles de la costa de Nueva Jersey en Estados Unidos hasta los montañosos terrenos del norte de África, nuestros lectores también han probado comidas fuera de lo común. Aquí están algunas de las fotografías de tus platillos favoritos y las historias detrás de ellas.

Probar los platillos locales

Fue a principios de enero de este año cuando Caroline Cheung y su prometido decidieron escapar de la rutina de sus vidas en Torrance, California, Estados Unidos y dirigirse a las Islas Galápagos.

Mientras viajaban en Playa Tortuga, fueron recibidos con el brillo del sol, aguas templadas y el débil sonido de la música de salsa que se tocaba al fondo. La música llamó la atención de Cheung, pero fue el increíble aroma de la comida lo que la atrajo más cerca.

“Vimos a tres mujeres preparar y cocinar pescado fresco en una cocina improvisada con una estufa portátil y un minirefrigerador”, dijo.

“Realmente no era un restaurante, sino más bien un espacio público al aire libre en el muelle con algunas mesas y sillas de plástico, y muchos habitantes locales que estaban parados y esperaban su turno para poder sentarse”, dijo.

Intrigada, decidió formarse en la fila. “Era un pescado completo que previamente había sido marinado, y sumergido en una pasta, freído a una perfección crujiente (...) Estaba servido con cebolla picante en escabeche, plátanos fritos y arroz”.

Para su sorpresa, dice que el pescado, servido en un plato simple de poliestireno, fue uno de los mejores platillos que probó durante su viaje.

“Fue un platillo tan sencillo, servido sin fanfarria, y sin embargo, fue una verdadera delicia”.

La ciudad como compañía

Una cena discreta a veces puede ser la más apetitosa; al menos Gary Ashley así lo piensa.

Después de días de escalar las Montañas Atlas, Ashley y su compañero de viaje, John, decidieron tomar un necesario descanso en su riad (palacio o casa marroquí) en Marrakech, Marruecos. Un riad es similar a un alojamiento con cama y desayuno al estilo occidental.

Pudieron haber ido a un restaurante lujoso para celebrar su viaje y el cumpleaños de John, pero en su lugar decidieron cenar en el techo de su riad, que tiene una vista de la ciudad.

Ordenaron el pollo Marrakech, que es ampliamente servido en todo el país. El platillo consiste en pollo cocinado lentamente en un recipiente marroquí tradicional de cocina, y sazonado con aceitunas verdes enteras, limones, especias marroquíes y servido en una mullida cama de cuscús.

“Era excepcionalmente tierno, húmedo y desmenuzado desde el hueso. Las especias eran esencialmente marroquíes, y el limón preservado es algo que no se utiliza comúnmente aquí en occidente”, dijo.

Pero la mejor parte de la comida, no sólo fue el platillo. También fue el ambiente de la cena.

“El Riad Siwan tenía un área de cena hermosa en el techo desde la que podías ver la mayoe parte de la ciudad”, dijo.

“El sol se ponía y los llamados nocturnos para rezar llegaban desde los minaretes de las mezquitas cercanas. Era el cumpleaños de John y la comida y la atmósfera fueron perfectas. Las fotografías estaban listas”.

Cruzar las fronteras estatales para una deliciosa escapada 

Para la residente de Pensilvania en Estados Unidos, Cherie Capostagno, no hay que cruzar montañas para encontrar un platillo delicioso. De hecho, su comida favorita sólo está del otro lado de las fronteras estatales.

Para ella y su esposo Vince, el viaje en automóvil a Belmar, Nueva Jersey, en Estados Unidos, siempre le trae sentimientos de nostalgia y hambre. Se escabullen de su casa (y trabajo) para escapar al estrés ocasional que se acumula por sus trabajos.

Algunas veces al año, viajan a la costa de Nueva Jersey para visitar su restaurante favorito, Klein’s, que dice es conocido por sus deliciosos platillos con langosta. Pero además de la carne tierna de langosta recién salida de la concha, dice que los mariscos son simplemente atractivos.

“El restaurante tiene un mercado de pescado en frente y puedes ver a los chicos pelar ostras frescas o comprar pescado si quieres”, dijo. Si el mercado no es tu escenario ideal, puedes entrar a la cubierta del restaurante, con vista a la entrada del Río Shark.

“Nos gusta sentarnos en la cubierta y ver como se abren las puertas para dejar pasar a los barcos o ver a la gente hacer paddle-board”, dijo. Pero son las pequeños cosas las que traen alegría a sus comidas, como ver cisnes, como Sammy, nadar hacia el restaurante.

“Sammy el cisne, adoptó el lugar como su hogar y el personal va al muelle para jugar con él”, dijo. “Nada hasta las mesas y al principio no estás seguro, pero después te das cuenta de que Sammy acude regularmente”.

Encontrar una comida casera en un lugar nuevo

Ya sea que se trate de senderismo a través de China continental o nadar en las aguas de Tonga en la Polinesia, viajar es una forma de vida para Natalie Montanaro, quien trabaja para la Reserva de los Cuerpos de Paz. Así que eso significa que siempre tiene que probar platillos nuevos.

Pero la habitante de Carolina del Sur en Estados Unidos dijo que su platillo favorito no es nada lujoso. En su lugar, es un pescado fresco salado llamado 'Ota 'ika.

'Ota 'ika es un platillo polinesio hecho con pescado crudo marinado en jugo de limón durante varias horas antes de ser sumergido en una rica leche de coco y mezclado con una serie de vegetales. Montanaro escuchó que las personas hablaban mucho de este platillo mientras trabajaba como maestra en Tongatapu, Tonga.

“Al principio era escéptica ya que no había comido pescado crudo más que en el sushi”, dijo. “Pero los mariscos aquí son de alta calidad y son tan frescos que casi los quieres comer cuando salen del agua”.

El clima tropical y el pescado fresco fue una razón suficiente para que se armara de valor y probara el platillo polinesio. “Me convenció completamente el sabor y textura encantadores”, dijo. Adoró tanto el platillo que incluso aprendió a hacerlo.

“Pero por supuesto nunca será lo mismo sin el pescado local y los cocos junto con la compañía y atmósfera de Tonga”.

Ahora ve
Científicos europeos descubren un exoplaneta que podría albergar vida
No te pierdas
×