Comer canela en polvo, un juego peligroso para los pulmones

La tendencia entre los jóvenes de grabarse mientras intentan comer una cucharada de canela en polvo se ha extendido en Estados Unidos
La autoestima de las jóvenes expuesta en internet
(Reuters) -

El popular juego entre jóvenes estadounidenses de grabarse mientras se tragan en un minuto una cucharada de canela en polvo sin agua puede poner en riesgo la salud de sus pulmones, de acuerdo con un estudio publicado por la revista Pediatrics.

La canela es "un polvo cáustico compuesto de fibras de celulosa y biorresistentes que no se disuelven ni se degradan en los pulmones", dice el artículo.

Estudios realizados en ratas muestran que, tres meses después de ingerir canela, las partículas de ésta pueden causar lesiones graves en la elasticidad de los pulmones que podrían llevar incluso a una fibrosis pulmonar.

Las reacciones a la canela espolvoreada en los cereales son extrañas, apuntan los investigadores, pero "tratar de tragar una gran cantidad de canela seca engendra un verdadero riesgo de que sea aspirada", lo que puede generar inflamaciones pulmonares, neumonías o crisis de asma.

Los centros de intoxicación estadounidenses recibieron 51 llamadas en 2011 y 178 en el primer semestre de 2012 cuando la tendencia de comer canela en polvo se extendió en YouTube. Ninguno de los jóvenes tratados sufrió graves consecuencias, de acuerdo con el estudio.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

"Incluso si no podemos reportar secuelas pulmonares confirmadas en humanos es prudente advertir que el desafío de la canela tiene altas probabilidades de hacer daño a los pulmones", concluye el estudio.

En internet pueden encontrarse miles de videos que muestran a jóvenes risueños a punto casi de ahogarse y de medio escupir el polvo de la canela, un juego que incluso cuenta con una página de internet, en la que que aconseja no practicarlo.

Ahora ve
El Himno Nacional Mexicano se hace presente en las labores de rescate
No te pierdas
×