Una ballena con una decena de ubres vuela sobre la capital de Australia

Camberra celebró su centenario con Skywhale, un globo aerostático que invita a reflexionar sobre la condición humana y la vida en la Tierra
El Festival Internacional del Globo en Guanajuato
(Reuters) -

Parece algo salido de una película de fantasía infantil. La Ballena del cielo (Skywhale) es un globo de aire de 34 metros de largo y 23 metros de alto creado por la escultura Patricia Piccinini. Fue encargado por la ciudad de Canberra, Australia, como parte de sus celebraciones del centenario en 2013.

Tomó 16 personas durante siete meses, 3.5 kilómetros de tela y 3.3 millones de puntadas para

Construir este leviatán flotante de media tonelada de peso, tomó 16 personas durante siete meses, 3.5 kilómetros de tela y 3.3 millones de puntadas. Puede sostener a un piloto y a dos pasajeros y volar a una altitud de 914 metros.

De todas las exhibiciones, presentaciones y eventos en las celebraciones durante el año, la ballena representa el mayor encargo hecho por el gobierno.

“El trabajo altamente imaginativo de Piccinini nos invita cada vez a pensar en la condición humana y fue esa relación con cada concepto de 'la vida en la Tierra' que me hizo pensar en ella”, dijo la directora creativa del centenario, Robyn Archer, en un comunicado explicando la decisión de contratar a Piccinini.

El costo total fue de 172,000 dólares australianos (casi 173,000 dólares estadounidenses) de los cuales 50,000 fueron donados por la Fundación Aranday.

Polémica, la respuesta

La respuesta pública a la ballena del cielo ha sido variada, desde ira por su costo a admiración por sus cualidades únicas. El partido opositor al gobierno criticó los costos.

“Gastar 170,000 dólares en un globo en forma de ballena es increíble”, dijo el líder de la oposición, Jeremy Hanson, según un reporte de ABC News.

En redes sociales, la recepción ha variado.

“Hay pobreza en Australia, ¿y Canberra gasta 170,000 dólares en un globo que parece una ballena con un escroto deforme?, escribió Carly Haigh.

Gerard Atkinson añadió: “Es espeluznante pero extrañamente tierno, con una sobreabundancia de referencias sexuales”.

Las alusiones sexuales probablemente son los grandes senos de la escultura, que pretenden reflejar que las ballenas son mamíferos y amamantan a sus crías, dijo la artista a ABC.

Otros ven en Skywhale un motivo para viajar.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

“Pienso en reservar un viaje a Canberra sólo para ver la ballena”, tuiteó Simon Copland.

El globo, que tiene programado un vuelo sobre Canberra este lunes. También será llevado a galerías de arte y festivales en toda Australia, antes de ser enviado de gira a otros países.

Ahora ve
Estados Unidos suspende temporalmente visados a Rusia
No te pierdas
×