Muere la niña que recibió un trasplante experimental en Illinois

La pequeña de dos años se sometió en abril a un trasplante de tráquea sintética hecha con sus propias células madre
Una niña con fibrosis obtiene un trasplante
Autor: Jacque Wilson
(Reuters) -

Hannah Warren de dos años, murió tan solo tres meses después de recibir una tráquea sintética hecha con sus propias células madre.

Warren murió el sábado en el Hospital de los Niños de Illinois, según un comunicado del hospital. Fue la paciente más joven y la primera en Estados Unidos en someterse al procedimiento experimental de tráquea. En agosto cumpliría tres años.

“Tenemos el corazón roto”, escribió su familia en su blog. “Siempre extrañaremos su personalidad contagiosa y su milagrosa fuerza y espíritu… Es una pionera de la tecnología de las células madre y su impacto se sentirá en todos los rincones de nuestra hermosa Tierra”.

La niña nació sin tráquea, una condición que es letal en el 99% de los casos. Pasó toda su vida previa al trasplante en la unidad de cuidados intensivos: la mantenía viva un tubo que conectaba su boca con sus pulmones.

Paolo Macchiarini, director del Centro Avanzado de Medicina  Regenerativa Trasnacional del Instituto Karolinska en Estocolmo, Suecia, operó a Warren el 9 de abril. La nueva tráquea de la pequeña se hizo con células madre obtenidas de su médula ósea y con fibras de plástico moldeadas en forma de tubo.

Las células madre pueden desarrollarse en diferentes tipos de células del cuerpo y se adaptan fácilmente a un entorno nuevo. Gracias a esto, es menos probable que el cuerpo rechace órganos hechos con esas células, especialmente si provienen del mismo paciente.

Los niños son pacientes ideales para los procedimientos regenerativos ya que naturalmente sanan y desarrollan nuevos tejidos con mayor facilidad que los adultos.

En los meses posteriores a la cirugía, la nueva tráquea de Warren funcionó bien, escribieron los familiares, pero sus pulmones seguían deteriorándose. Mark Holterman, cirujano pediatra del hospital, dijo al diario The New York Times que además de la cirugía de tráquea se hizo una cirugía de esófago que nunca sanó correctamente.

Macchiarina ha efectuado seis trasplantes de este tipo en todo el mundo. Cuatro de los pacientes están bien. El quinto era un paciente de cáncer llamado Christopher Lyles, originario de Baltimore, quien murió cuatro meses después de recibir la tráquea sintética en Suecia, según el diario The Baltimore Sun.

El domingo, Macchiarini dijo al Times que planea seguir haciendo operaciones similares y esta semana realizará una en Estocolmo, Suecia.

“Aunque la medicina regenerativa para los pacientes pediátricos sigue en etapas tempranas, está progresando”, señaló el Hospital de los Niños de Illinois en su comunicado.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

“Incluso en este momento de pérdida y dolor, tanto nosotros como la familia de Hannah nos consolamos con saber que los esfuerzos de sus médicos y del equipo que trabaja con ellos beneficiarán y servirán a otros niños y adultos en los años venideros”.

Alexandra Sifferlin, de TIME, colaboró con este reportaje.

Ahora ve
Temores por renegociación del TLCAN en industria automotriz en México
No te pierdas
×