Los perros imitan las acciones de los humanos y las recuerdan: estudio

Investigadores de Hungría señalan en un estudio que los perros tienen una especie de memoria a largo plazo que les permite recordar acciones
perro en patineta  perro
(Reuters) -

Los perros son capaces de aprender, retener en la memoria y recordar después de una demora breve las acciones que les enseñan los humanos, según un estudio que publicó este martes la revista Animal Cognition.

Claudia Fugazza y Adám Miklósi, de la Univesidd Eötvös Loránd de Hungría, dirigieron el estudio, en el artículo indicaron que esta imitación diferida proporciona la primera prueba de la capacidad cognitiva de los perros para codificar y recordar acciones.

Los perros domésticos son particularmente receptivos a los gestos y comunicaciones humanas. Aprenden porque observan atentamente a los humanos y reciben fácilmente la influencia humana en situaciones de aprendizaje.

La convivencia con grupos sociales humanos puede haber favorecido la capacidad de los perros para aprender de los humanos, señalan los autores.

En el estudio, los dueños de ocho perros adultos los entrenaron con un método denominado "haz lo que yo hago", desarrollado por Fugazza. Luego les hicieron esperar intervalos de 5 a 30 segundos antes de permitirles que copiaran la acción humana observada, por ejemplo, caminar alrededor de un balde o anillo.

Los investigadores observaron si los perros eran capaces de imitar las acciones humanas con una demora de 40 segundos a 10 minutos, períodos en los cuales distrajeron a los perros alentándolos a tomar parte en otras actividades.

Los científicos buscaban pruebas de la capacidad de los perros para codificar una acción y para recordarla después del intervalo.

"La propietaria Valentina hizo que su perro Adila se quedara quieto y la observara, siempre en la misma posición", explicó Fugazza poniendo como ejemplo uno de los experimentos.

"Se eligieron tres objetos al azar y se pusieron en el suelo cada uno de ellos a la misma distancia de Adila", agregó. "Cuando Adila estaba en posición de espera, Valentina demostró una acción relacionada con el objeto, por ejemplo tañendo una campana con su mano".

Luego Valentina y Adila tomaron un receso y fueron detrás de un biombo usado para ocultar los objetos, de manera que Adila no pudiese mantener la atención sobre la demostración observando el objeto.

Durante la pausa, Adila y Valentina jugaron con una pelota o practicaron una actividad de instrucción diferente. Por ejemplo, Valentina le indicó a Adila que se echara en el piso. Adila también quedó en libertad para jugar en el jardín olisqueando, ladrando a los peatones, etc.

"Cuando terminó el recreo, Valentina fue con su perro a la posición de partida y le dio la orden "hazlo". En una condición de control la orden de "hazlo" la dio otra persona que no era el dueño y que no sabía de la acción demostrada previamente por la dueña", señaló Fugazza.

"Después de la orden "hazlo", Adila realizó la acción que se había demostrado antes", continuó.

Las pruebas demuestran que los perros son capaces de reproducir acciones familiares y acciones novedosas después de distintos periodos de demora. En el caso de acciones familiares pueden hacerlo aún después de intervalos de hasta 10 minutos, en cuanto a las novedosas pueden cumplirlas hasta después de un minuto.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

"La capacidad para codificar y recordar una acción después de una dilación implica que los perros tienen una representación mental de la demostración humana", señaló el artículo.

Además su capacidad para imitar una acción novedosa después de una pausa sugiere la presencia de un tipo específico de memoria de largo plazo en los perros, añadió. "Ésta sería una llamada 'memoria declarativa', la cual se refiere a memorias que pueden recordarse conscientemente", dijo.

Ahora ve
Melania y Barron Trump reciben el árbol de Navidad que adornará la Casa Blanca
No te pierdas
×