China frena la importación de leche en polvo neozelandesa contaminada

La compañía Fonterra reveló que algunos de sus productos están contaminados con una bacteria que puede causar botulismo
El cobre, una forma para matar a las bacterias
Autor: Emma Lacey-Bordeaux
(Reuters) -

China detuvo las importaciones de algunas marcas de leche en polvo provenientes de Nueva Zelandia después de que una compañía local reveló que tres lotes de un ingrediente usado en bebidas deportivas y fórmula contienen una cepa de bacteria que causa botulismo.

Fonterra Group, con sede en Nueva Zelandia, informó este sábado que los lotes de proteína de suero de leche dieron positivo por la bacteria Clostridium botulinum. Aunque los lotes no estaban destinados a productos de Fonterra, la empresa indicó que otras compañías pueden anunciar retiros.

Fonterra, la exportadora de productos lácteos más grande del mundo, señaló que advirtió sobre el problema a las compañías que compraron la proteína de suero de leche. "Como resultado, estos consumidores están investigando urgentemente si algo del producto afectado, que contiene una cepa de Clostridium, está en sus cadenas de suministro", informó el grupo.

Tres de esos clientes han informado a Fonterra que sus productos están bien.

"Nuestros equipos técnicos han estado trabajando de cerca esta semana con Coca-Cola, Wahaha y Vitaco, y han determinado que los procesos usados para fabricar sus productos matarían a la bacteria incluida en el concentrado de proteína afectado", dijo Gary Romano, director de NZ Milk Products, de acuerdo con un comunicado.

Pero China —donde al menos seis bebés murieron por leche en polvo contaminada en 2008— ha detenido todas las importaciones de Nueva Zelandia.

En una actualización de su página web, el Ministerio de Industrias Primarias neozelandés aclaró que las autoridades chinas suspendieron las importaciones de lácteos en polvo y proteína de suero de leche de Fonterra Group, además de que incrementaron la inspección y supervisión de los productos lácteos provenientes de Nueva Zelandia. 

"China no ha cerrado el mercado a todos los productos lácteos de Nueva Zelandia", detalló el Ministerio. "Y también ha sido muy específico acerca de los productos Fonterra que ha suspendido temporalmente". 

La industria láctea es clave para Nueva Zelandia, pues representa alrededor del 3% de su producto interno bruto (PIB).

En declaraciones a la cadena de televisión TVNZ, el ministro de Comercio, Tim Groser, dijo que Australia, Malasia, Arabia Saudita, Tailandia y Vietnam también importan el producto. 

El botulismo puede ser mortal, con síntomas que suelen empezar en las siguientes 36 horas siguientes al consumo de comida contaminada. La infección puede resultar en parálisis y una falla respiratoria, según los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos.

En el caso de 2008, la leche en polvo estaba contaminada con melamina, un químico frecuentemente usado en laminados, adhesivos de madera y retardantes de fuego que pueden ser usados para imitar aditivos altos en proteínas. Las autoridades chinas arrestaron a más de 18 personas y ejecutaron a dos por este escándalo. Miles de personas se enfermaron, además de las muertes infantiles.

La compañía implicada, Sanlu Group, era en parte propiedad de Fonterra. El grupo Sanlu luego se declaró en bancarrota.

Dos años después, una compañía china que recibía suministros de Fonterra se enfrentó a una investigación por acusaciones de que su leche en polvo generaba un desarrollo sexual prematuro en niñas. En ese entonces, Fonterra dijo que estaban "100 % confiados en la calidad de sus productos".

Mitra Mobasherat contribuyó a este reporte

Ahora ve
Así fue el primer eclipse total de Sol en 99 años en Estados Unidos
No te pierdas
×