¿Te gustan las historias de suspenso? 9 ciudades para jugar al detective

Asesinato. Contrabando. Extorsión. Estos son los detalles sórdidos que tu guía turística omite, pero tu escritor de misterio favorito no
Barry Neild
Autor: Barry Neild | Otra fuente: CNN Travel
(CNN Travel) -

Había una vez unos fiordos iluminados por el sol, ciudades limpias y habitantes locales con fama de ser bellos que atraían a los turistas a Escandinavia.

Ahora son el crimen, la suciedad y la oscuridad los que igualmente los atraerán.

El reciente auge en la popularidad del llamado Nordic Noir —series dramáticas policiales de televisión y novelas de crímenes que ocurren en el norte de Europa— ha provocado que los aficionados a este género hagan peregrinaciones hacia las escenas del crimen, las ciudades escandinavas que figuran en las historias.

Pero, ¿por qué detenerse allí?

Francia se apunta a ser el siguiente semillero de obras de ficción de crímenes en Europa, así que hay muchos sitios para vacacionar inspirados en las hazañas de los detectives galos.

No hay razón para que limites tus viajes detectivescos a Europa.

¿Por qué viajar como un detective privado? La razón, como diría Sherlock Holmes, es elemental.

Mientras que las tradicionales guías de viaje se aferran al viejo camino turístico, las novelas de misterio dirigen a sus lectores a los rincones más pobres de la ciudad, en los que esperan el misterio, la aventura y posiblemente la sensualidad.

Estudiemos las pruebas.

Prueba A: Estocolmo

Detectives: Mikael Blomkvist, un promiscuo periodista cuyas valiosas pero sombrías investigaciones lo llevan a enzarzarse en luchas contra empresarios, sádicos y psicópatas.

Lisbeth Salander, una consultora de seguridad cubierta de tatuajes que hackea computadoras, pelea y se venga furiosamente.

Ambos figuraron en la trilogía Millenium, de Stieg Larsson.

Lo que dicen las guías de viajes: Linda ciudad escandinava de la que provienen los vikingos y Abba.

Lo que dicen las novelas de misterio: En Södermalm, el bullicioso suburbio insular en el que viven tanto Blomqvist como Salander, encontrarás paisajes asombrosos, tiendas interesantes y gente estupenda.

El Museo de la Ciudad de Estocolmo ahora ofrece recorridos guiados de las locaciones de la trilogía Millenium.

Escena del crimen: Mellqvist Kaffebar, Hornsgatan 78; +46 (0)76 875 29 92.  La cafetería y el café eran los favoritos de Larsson y sus personajes.

Prueba B: Copenhague, Dinamarca

Detectives: La inspectora Sarah Lund, una mujer obsesiva casi sociópata que tiene un elegante gusto para los abrigos tejidos y persigue incansablemente a los sospechosos durante tres sinuosas temporadas de la serie dramática de televisión, The Killing.

Lo que dicen las guías de viajes: Visita la cursi escultura de la Sirenita o a los hippies felices de la comuna de Christiania.

Lo que dicen las novelas de misterio: La ciudad de Lund es oscura, fría y está permanentemente cubierta de nubes de lluvia, la asola la corrupción y está llena de cadáveres.

El suéter estilo Islas Faroe de Lund tal vez se robe el show, pero hay muchas otras estrellas, como el elaborado edificio del Ayuntamiento, hecho de ladrillos; el austero cuartel de policía, o el elegante distrito de Østerbro en el que Lund vivía inicialmente.

Escena del crimen: Cafetería Holberg No. 19, Holbergsgade 19d; +45 33 14 01 90.Es el favorito de la estrella de The Killing, Sophie Gråbøl.

Prueba C: Edimburgo, Escocia

Detective: El inspector John Rebus, un exmilitar canoso cuyo amor prodigioso por el jazz casi iguala a su sed por la cerveza y el whisky.

Lo que dicen las guías de viajes: Gaitas, tartán y castillos antiguos.

Lo que dicen las novelas de misterio: Rebus persigue a los asesinos, a los mafiosos y a los políticos corruptos por los callejones y las oscuras escalinatas de Edimburgo hacia sitios que van desde unidades habitacionales derruidas hasta el Parlamento escocés y hace muchas paradas para beber alcohol en el camino. El tour guiado Rebus es el mejor.

Escena del crimen: The Oxford Bar, Calle Young 8; +44 (0)131 539 7119. Los clientes frecuentes del bar favorito de Rebus surgen en las novelas del autor, Ian Rankin.

Prueba D: París

Detective: El comisario Jean-Baptiste Adamsberg, un desaliñado soñador que no duraría cinco minutos en la mayoría de las corporaciones policiacas. Pero ¡sorpresa!, sus métodos excéntricos arrojan resultados.

Lo que dicen las guías de viajes: ¡Ah, París! La ciudad del romance, del estilo, la arquitectura, del je ne sais quoi.

Lo que dicen las novelas de misterio: ¡Ah, París! La ciudad de la peste, las supersticiones y los rencores medievales.

El autor, Fred Vargas, evoca una capital francesa compuesta de comunidades introspectivas y desordenas, pobladas por fenómenos amigables.

No tiene nada qué ver con los bulevares llenos de boutiques. Este es un mundo más sucio y vivo y, conforme se desarrollan las tramas de Vargas, están igualmente llenas de un je ne sais quoi.

Escena del crimen: Cementerio de Père Lachaise, Av. Gambetta. Este intrincado cementerio se construyó para reubicar a las víctimas de la peste negra de París y es el clásico territorio de Adamsberg.

Prueba E: Oslo, Noruega

Detective: El inspector Harry Hole, un detective brillante cuyos métodos heterodoxos, alcoholismo y tormentosa vida amorosa lo dejan balanceándose constantemente entre el ascenso y el despido.

Lo que dicen las guías de viajes: Botes en museos. Elige entre los barcos vikingos o el museo Kon-tiki, una extraña exposición artística con sede en un parque (una colección perturbadora de esculturas en Vigelandsparken) y el teatro de la ópera, además de pescado.

Lo que dicen las novelas de misterio: No hay realmente calles malévolas en Oslo: la casa de Hole, localizada en Sofies Gate, está en el distrito arbolado de Hanshaugen, así que Nesbø agrega crudeza a través de los frecuentes viajes de su héroe a bares como el Underwater Pub (es tan crudo que organizan regularmente noches de ópera).

Escena del crimen: Restaurant Schrøder, Waldemar Thranes Puerta 8; +47 22 60 51 83. Un restaurante noruego que sirve comida pesada al que Hole va cuando le impiden la entrada a los demás sitios.

Prueba F: Marsella, Francia

Detective: Fabio Montale, un ebrio y despechado policía sediento de justicia y ávido de comida mediterránea.

Lo que dicen las guías de viajes: Explora el Puerto Viejo, pasea por la avenida La Canebière, piérdete en el exótico distrito Panier.

Lo que dicen las novelas de misterio: El escritor Jean-Claude Izzo captura los olores y sabores de Marsella, pero imbuye a Montale con su propia ambivalencia hacia la ciudad.

En sus tres novelas de misterio, Izzo pasa la mitad del tiempo alabando a la segunda ciudad más importante de Francia y el resto, desesperanzado por sus males. Lo dice llanamente: “Marsella no es una ciudad para turistas. No hay nada que ver”.

Escena del crimen: Chez Loury, 3 Rue Fortia; +33 (0) 4 9133 0973. Izzo también escribe ávidamente sobre comida y alaba las bondades de este restaurante provenzal clásico.

Prueba G: Ystad, Suecia

Detective: Estamos de nuevo en Suecia, esta vez en la península meridional de Skåne, en donde el insomne detective, Kurt Wallander, desafía a su caótico estilo de vida para atrapar a los criminales.

Lo que dicen las guías de viajes: La encantadora ciudad de Ystad está rodeada de lindos campos, castillos espléndidos y campos de golf. Zzzzzz.

Lo que dicen las novelas de misterio: El escritor, Henning Menkell, solo ve una campiña desolada, unas playas desiertas en las que encallan los cadáveres y unos pantanos boscosos en los que masacran a adolescentes.

Escena del crimen: Hotel Continental, Hamngatan 13; +46 411 137 00. Es el sitio en el que Wallander cena solo en muchas ocasiones.

Prueba H: Ciudad del Cabo

Detective: El inspector Benny Griessel, un detective brillante cuyos métodos heterodoxos, alcoholismo y… ya saben el resto.

Lo que dicen las guías de viajes: Ciudad del Cabo es la joya de Sudáfrica gracias a la Montaña de la Mesa, el malecón Victoria y Alberto y los viñedos.

Lo que dicen las novelas de misterio: Ciudad del Cabo padece las mismas consecuencias de la corrupción, la pobreza y la segregación que el resto de Sudáfrica y tiene una cifra de víctimas que lo demuestra. Sin embargo, la polvorienta ciudad del escritor Ceon Meyes es mucho más emocionante que el destino aburrido que presentan los folletos de viajes.

Escena del crimen: Carlucci’s Deli, 22 Upper Orange Street; +27 (0)21 465 0795. Una barra de sándwiches que es el centro de la acción en la emocionante novela de Meyer, Thirteen Days.

Prueba I: Shanghái

Detective: El inspector en jefe Chen Cao, lo opuesto a Hole y a Grissel. Es un detective amante de la poesía que prospera dentro de las rígidas estructuras del Partido Comunista de China.

Lo que dicen las guías de viajes: Asómbrate con el paisaje urbano en rápida expansión de la superrica Shanghái.

Lo que dicen las novelas de misterio: Observa respetuosamente la desaparición de algunas formas de vida y de las víctimas del choque entre dinero, poder y política.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Escena del crimen: Restaurante Laobanzhai, 600 Fuzhou Road; +86 21 6322 3668. El favorito del autor, Qui Xiaolong.

Lee más historias de viajes en CNN Travel.

Ahora ve
Asamblea Constituyente disuelve a la Asamblea Nacional en Venezuela
No te pierdas
×