Madres, ejecutivos: no peleen. Ahora hay zonas libres de niños en aviones

Algunas aerolíneas han implementado distintas estrategias para que viajar con niños no sea una tortura para los padres u otros pasajeros
El uso de dispositivos en los aviones
Autor: Daisy Carrington
(Reuters) -

Los niños gritones son la pesadilla de muchos pasajeros solteros. Ahora, en medio de las quejas de los pasajeros sin niños y de los padres acosados, las aerolíneas están ofreciendo a las facciones beligerantes una oportunidad de sentarse más separados.

Scoot Airlines —la línea de bajo costo de Singapore Air— se volvió una de las líneas que presentaron zonas de asientos libres de niños recientemente. El programa, llamado Scoot in Silence sigue el ejemplo de AirAsia X, la división de vuelos de largo alcance de la línea de bajo costo asiática, que implementó una "zona silenciosa" en sus vuelos.

Las operaciones son similares: los menores de 12 años están prohibidos en las zonas y están separados del resto de los pasajeros por medio de una cortina, las cocinas y las salidas (el espacio que usualmente separa a la clase ejecutiva de turista).

Al contrario de lo que podría parecer, el director general de AirAsia X, Azran Osman-Rani, sostiene que la medida es tanto para el beneficio de las familias como de quienes viajan sin niños.

"Es tierno que algunos padres hayan respondido: 'Esta es una idea brillante', porque se sienten menos estresados y culpables si su hijo está inquieto. Ahora, si alguien les lanza una mirada malévola, simplemente pueden decir: 'Bueno, si vas a quejarte, deberías haberte sentado en la zona silenciosa'".

En general, Air Asia X asigna los asientos al azar, a menos que los pasajeros paguen una cuota de 15 dólares (unos 190 pesos) para que puedan elegir en dónde sentarse. Ya sea que elijan acomodarse en la parte trasera del avión junto con sus cónyuges y su familia, o al frente, donde no hay menores, la tarifa es la misma.

Osman-Rani espera que al implementar zonas silenciosas, los pasajeros, ya sean familias o solteros, se inclinen a pagar la tarifa. Hasta ahora ha tenido éxito: la cantidad de pasajeros que pagan para elegir su asiento se ha incrementado "en varios puntos porcentuales".

Helane Backer, analista de aerolíneas que trabaja para la firma Cowen and Company, dice que desde el principio asumió que la tendencia tenía motivos financieros.

"Me pareció que se trataba menos de restringir a los niños y que era una forma más para que las aerolíneas cobren una tarifa", dice.

Con todo, algunas aerolíneas afirman que la medida tiene fundamentos operativos.

Japan Airlines ha seguido un camino similar con su ruta Tokio-Honolulú, en donde implementaron una sección "solo para mujeres" separada por medio de una cortina en las últimas cuatro filas de clase turista. La idea es dar privacidad a las mujeres para amamantar o maquillarse.

Los asientos no generan un ingreso adicional, pero ayudan a mantener libres los baños.

"Cerca del 60% de nuestros pasajeros son mujeres y los baños del avión siempre están llenos antes de aterrizar. Esto resuelve la larga fila", dice Jian Yang, portavoz de la aerolínea.

Becker dice que hasta cierto punto, los pasajeros se segregan a sí mismos.

"Aunque los niños son lindos, definitivamente pueden ser una distracción, especialmente si estás tratando de hacer cosas para el trabajo. Por eso, muchos empresarios deciden sentarse en la clase turista superior. Mientras tanto, una familia de cuatro o cinco personas usualmente quieren sentarse juntos y es más fácil que lo hagan en la parte trasera", señala.

La aerolínea de Abu Dabi, Etihad Airways, tiene un enfoque diferente. En vez de separar a ambos grupos, presentaron a la "niñera voladora", un equipo a bordo de expertas en niños que juegan, tranquilizan y distraen a los niños para que no hagan una escena.

"Estudiamos cómo es entrar en un avión desde la perspectiva de un niño. Muchos son pequeños y es intimidante abordar un avión y no saber a dónde vas o tener que sentarte y no poder caminar por allí", explica Aubrey Tiedt, vicepresidente de servicios al cliente.

Etihad Airways se asoció con el Norland College, el instituto líder en cuidado infantil en Inglaterra, para dar al personal de niñeras capacitación en psicología infantil, sociología y desarrollo infantil. La línea espera haber capacitado a 500 niñeras para finales del año.

Las niñeras, a las que se puede reconocer gracias a sus mandiles de color anaranjado brillante, pueden ayudar a alimentar a los niños y pueden ofrecer consejos sobre el cambio de pañales, aunque su propósito principal es entretener. Están equipadas con un kit especial lleno de cartulinas, crayones, papel de colores y etiquetas con forma de estrellas y ayudarán a los niños a crear de todo, desde títeres con calcetines hasta animales de papel.

"Se trata de hacerlos sentir especiales, lo que también los hace sentir tranquilos", explica Tiedt.

Ahora ve
A cien años del nacimiento del ‘ídolo de Guamuchil’, Pedro Infante
No te pierdas
×