La 'visión' de un adolescente devuelve la vista a quienes más lo necesitan

Solo tiene 17 años y ya ha donado más de 9,500 pares de lentes a jóvenes de Haití, la India y México
Un 'héroe' ayuda a ver a los niños del mundo
Autor: Erika Clarke y Kathleen Toner
(Reuters) -

Hasta que Yash Gupta rompió sus lentes en un entrenamiento de taekwondo se dio cuenta de cuánto los necesitaba.

Sus dioptrías eran tan altas, que tuvo que esperar una semana para recibir un nuevo par.

Para Gupta, quien cursaba el primer año de secundaria en ese entonces, esos siete días fueron borrosos, literalmente.

"Simplemente no podía ver", dijo Gupta, de ahora 17 años. "No podía ver nada en el salón de clases, me distraía con mucha facilidad, no podía hacer mis actividades cotidianas".

Los ojos de Gupta también se abrieron ante un problema mucho mayor: vio en internet que más de 12 millones de niños alrededor del mundo no tienen los lentes correctivos que necesitan.

"Están en desventaja total porque si no puedes ver nada, definitivamente no puedes sacar provecho de la educación que recibes", dijo. "Sería imposible para ellos lograr todo su potencial".

"Mi problema duró una semana, pero estos niños tienen el problema durante toda su vida".

Así que con tan solo 14 años, Gupta fundó Sight Learning, una organización que recolecta lentes usados y los dona a organizaciones que pueden entregarlos a niños que los necesitan.

Desde 2011, Gupta ha donado 9500 pares de lentes, con un valor aproximado de 500,000 dólares (unos 6,449,000 pesos) a jóvenes en Haití, Honduras, India y México.

Para Gupta, que ha utilizado lentes desde que tenía cinco años, la idea de reutilizar lentes viejos tenía mucho sentido. La mayoría de los miembros de su familia utiliza lentes y con solo buscar en su casa obtuvo resultados.

"Encontré de 10 a 15 pares por ahí en los cajones de mi casa", dijo Gupta.

Se dio cuenta que con esos lentes podría ayudar a 10 o 15 niños. Así que con la ayuda de su padre Gupta estableció una organización y acudió a los optometristas de la localidad, quienes aceptaron instalar un repositorio en el que los pacientes podían depositar sus lentes usados después de comprar un par nuevo.

"La primera interacción fue muy prometedora para mí", dijo. "Algunos de los optometristas ya tenían pares de lentes que habían acumulado durante años y no sabían qué hacer con ellos".

En los últimos tres años, Gupta ha viajado en numerosas ocasiones a la India y a México, donde no solo entrega los lentes sino que ayuda a los doctores y trabaja como voluntario en clínicas.

Los que trabajan con él lo ven como un valor.

"Trabaja mucho y tiene gran iniciativa, pero lo más importante es que tiene una gran energía y eso genera un buen ambiente para todos", dijo el doctor Greg Pearl, presidente del sector California en el Volunteer Optometric Services to Humanity. Gupta dice que estar en esos lugares es la mejor parte de su trabajo.

"Esa mirada aturdida que tienen los niños la primera vez que ven con lentes, y simplemente ver cómo se convierte en felicidad y alegría, es algo inspirador", dijo.

Gupta sabe que lo que hace puede tener un gran impacto.

"Muchas veces, estas familias son pobres", dijo. "Con una buena educación, pueden tener un buen trabajo y un buen desarrollo profesional".

Ayudar a otros motiva a Gupta, cuya familia emigró a Estados Unidos desde la India cuando él tenía solo un año.

"Nos costó mucho trabajo adaptarnos", recuerda Gupta. Siento mucha compasión por la gente que lucha".

Gupta, que ahora está en el último año de secundaria, ayuda a financiar su trabajo mediante la tutoría para estudiantes más jóvenes después de clases y dedica cerca de 20 horas a la semana a sus tareas de recolección y envío de lentes. Planea continuar su trabajo cuando llegue a la universidad y ya ha visto la manera de expandir su proyecto hacia nuevos territorios.

"En este momento, somos socios de organizaciones que hacen trabajo internacional. Pero en el futuro, me gustaría llevar este servicio a los suburbios de las ciudades en Estados Unidos", dijo.

El trabajo de Gupta ha recibido mucha atención, incluso, el honor de haber sido reconocido en un evento en la Casa Blanca en julio pasado. Pero dice que otras personas de su edad también tratan de recompensar a la sociedad por lo que les ha dado.

"Pienso que nuestra generación está mal entendida", dijo. "Muchos de mis amigos hacen cosas para mejorar sus comunidades".

"Somos apasionados y podemos hacer una diferencia. Solo es cuestión de encontrar algo que te importe y enfocarte en ello".

¿Quieres involucrarte? Visita el sitio de Sight Learning para saber cómo ayudar.

¿Conoces a un héroe? Las nominaciones para CNN Heroes 2013 están abiertas.

Ahora ve
Los cultivos de café latinoamericanos están bajo la amenaza del cambio climático
No te pierdas
×