Esto es el poliamor: parejas de tres que comparten todo en el hogar

Basados en una comunicación franca y compartiendo todos los deberes de la casa, estas familias rompen con lo tradicional
La preparación de una vida en común
Emanuella Grinberg
Autor: Emanuella Grinberg
(Reuters) -

En medio de la marcha del arco iris en el desfile de Atlanta, una niña rubia saluda a la carroza B-52 llamada Love Shack. A su lado, su padre, Billy Holder, reparte folletos en el desfile del orgullo. Su esposa, Melissa, lleva una pancarta con Jeremy Mullins, el tercer miembro de esta pareja de tres.

"Poliamor: relaciones afectivas simultáneas con dos o más personas", decía su bandera púrpura con un corazón infinito. "¿Pero qué es poli?", pregunta una mujer mirando hacia un letrero escrito a mano en la carroza que decía "Atlanta Poli Paraíso".

Y a su lado, un hombre supone: "¿Múltiples parejas?". Pero quienes lo practican reivindican que es una manera más de amar y vivir tu familia.

A medida que el concepto de las relaciones abiertas se plantea en la cultura pop y los debates políticos, algunas familias que practican el poliamor, como los Mullins, ven una oportunidad para acabar con los erróneos estereotipos que asocian al poliamor con el intercambio de parejas, el engaño o el sexo pervertido.

No es solo una aventura o una fase, es una identidad. Quieren demostrar que el poliamor puede ser una alternativa viable a la monogamia, incluso para la clase media, para familias con niños y puestos de trabajo convencionales.

"No estamos tratando de decir que la monogamia sea mala", dice Billy Holder, un carpintero de 36 años que trabaja en una universidad de Atlanta. "Promovemos que todo el mundo tenga derecho a desarrollar la estructura de relación que funcione para ellos".

En la tríada Mullins, el poliamor son tres adultos que viven en la misma casa a unos 20 kilómetros al sur de Atlanta, comparten los pagos, las tareas domésticas y cuidado de una niña de 9 años.

Rodeado en el desfile de drag queens de la discoteca El Gato Negro, cantantes de un coro y simpatizantes del Partido Libertario de Georgia, Billy Holder no destaca demasiado con sus pantalones vaqueros, su camiseta y su sombrero de ala ancha.

De hecho, él está aquí para demostrar que los poliamorosos, o polis , son como cualquier otra persona. Por eso están saliendo a la luz pública, aunque con reparos. Por ejemplo, pidieron a CNN que no nombrara a sus empleadores a cambio de salir en el reportaje.

Es el cuarto año consecutivo que se celebra este desfile para promover la aceptación pública del poliamor. Quieren desafiar las leyes que criminalizan el adulterio y la cohabitación, dijo Mullins, y algún día su lucha irá por este camino.

"Queremos promover que toda relación es válida siempre y cuando se trata de una elección por todos los miembros de la familia", dijo.

Es una batalla cuesta arriba. Muchos consejeros matrimoniales tradicionales y terapeutas no recomiendan la no monogamia, y a falta de más investigaciones sobre los efectos a largo plazo del poliamor, la ciencia moderna no ha llegado a un consenso sobre si se trata de una estructura de relación sana.

Hay muchas maneras de definir el poliamor, según el folleto que repartía Billy en el desfile."Es la filosofía no posesiva, honesta, responsable y ética y la práctica de amar a varias personas al mismo tiempo", afirma. "No es un club de intercambio o de grupo, no es sexo recreativo o promiscuo".

No hay reglas universales de "cómo funciona", que es una de las preguntas más comunes que les plantean, explica Holder.

La dinámica más común suele ser una pareja, casada o no, que podrían identificarse como heterosexuales, homosexuales o bisexuales. Luego las directrices se establecen dentro de cada relación con una negociación y comunicación basada en la confianza y la honestidad, dijo.

Para cada una de las 12 personas que caminan en la cabeza del desfile, el poliamor funciona de manera diferente.

¿Socios?

Por ejemplo, Mark, un hombre alto, con gafas, programador de computadoras, ha estado felizmente casado con su esposa, una ingeniera eléctrico durante una década. Ellos viven solos y no tienen hijos, pero que han estado involucrados con otras dos parejas con niños durante los últimos seis años.

Mark y su esposa pasan tiempo con los adultos y sus hijos, realizan actividades para la familia, pero los adultos también se citan, abrazan y mucho más.

Todo el mundo sabe acerca de otros socios de la pareja, a quienes Mark llama "amigos". Hay un nivel de intimidad y apego emocional que hace que sean más que amigos o parejas de una sola noche, dijo.

"Estoy más involucrado en sus vidas y soy más consciente de sus pensamientos y aspiraciones, estoy más involucrado en su felicidad a largo plazo", dijo Mark, que pidió no usar su apellido por temor a que él y su esposa pudieran tener problemas con su trabajo.

No está claro cuántas personas se identifican como poliamor, ya que, al igual que Mark y su esposa, la mayoría no son abiertos en sus relaciones. Es difícil incluso saber a quién incluir en la cuenta, explica el demógrafo Gary Gates.

"No está claro cómo se mide este grupo, ya que no estoy seguro de que hay una terminología común en torno a cómo los individuos en las familias poliamor que identifiquen sus relaciones y con sus hijos", dijo Gates, del Instituto Williams, que lleva a cabo investigaciones y análisis de políticas sobre cuestiones jurídicas que afectan a la población LGBT.

Muchas personas poli permanecen en la sombra por miedo a la discriminación, la marginación social o porque simplemente prefieren la intimidad, escribe la socióloga Elisabeth Sheff en su próximo libro Los poliamoristas de la puerta de al lado.

Sheff basó sus hallazgos en 15 años de investigación que se inició con la petición de un socio para explorar alternativas a la monogamia. Continuó su investigación incluso después de que su relación terminó, y no se considera una poli. Pero su investigación la llevó a creer que el poliamor es un "estilo de relación legítima que puede ser enormemente gratificante para los adultos y proporcionan una excelente experiencia para los niños".

Hacer que funcione, reconoce, lleva "mucho tiempo, y está potencialmente lleno de trampas emocionales", escribe. Puede ser gratificante para algunos, y un completo desastre para otros", concluye.

Mientras que algunos científicos dicen que la monogamia no es el estado natural de los seres humanos, y es una construcción social, otros terapeutas creen que aprender a controlar los impulsos sexuales hacia varias personas es un sello distintivo de la madurez emocional.

La monogamia o la extinción de parejas

Cada vez más, la monogamia conduce a la desaparición de las relaciones, explica Karen Ruskin, una psicoterapeuta del área de Boston con más de dos décadas de experiencia en terapia de pareja. En lugar de centrarse en la relación primaria, los socios recurren a otros para su cumplimiento.

Las parejas pueden establecer reglas y parámetros para limitar los celos, dijo. Pero en su experiencia de trabajo con las parejas, “dichas normas no terminan funcionando para todo el mundo", dijo. Y añade:

"Se ha demostrado que a veces es perjudicial y destructiva para la persona como individuo, a la relación de pareja y la unidad de la familia en su conjunto."

Los celos entre los socios son una cosa, pero también temen la desaprobación de sus vecinos, familiares y compañeros de trabajo. Los Mullins tuvieron que enfrentarse al rechazo de los padres y un hijo de Melissa que ella tenía bajo su tutela cuando revelaron su relación. E incluso fueron investigados por Bienestar Infantil que concluyó en que no les era imputable ningún delito.

"Hemos pasado por todo esto", explica Jeremy Mullins, un programador de computadoras de 35 años.

Billy y Melisa Holder se reunieron en 1997 en CoastCon, en una convención de ciencia ficción celebrada en Biloxi, Mississippi. Ellos estaban viendo a otras personas en relaciones monógamas, pero Billy pensó que era divertido y fresco. Se reunieron al año siguiente y desarrollaron una relación monógama y se casaron en 1999.

Que la relación fuera abierta lo plantearon al año siguiente. Ellos no conocían el término poliamor hasta años más tarde, pero ya vieron la oportunidad para invitar a más personas a sus vidas. Billy Holder siempre había creído que él era "diferente", que quería salir con más de una persona a la vez, pero quería hacerlo con el conocimiento y consentimiento de su pareja .

"Queríamos ser capaces de ser completamente honestos con los demás y confiar en los demás", dijo. "¿Por qué engañar al otro? Si encuentras a alguien que te interesa, sólo con hablarlo se puede resolver. Somos adultos, no hay razón por la que no podamos ser honestos".

Pero no todo fue felicidad, sobre todo al principio. A veces, Billy iba a "sorprender" a Melissa con historias de sus hazañas antes de que ella supiera que estaba viendo a alguien, o iba a traer a alguien a casa en medio de la noche.

Sin embargo, continuaron, y formaron su primer trío en 2002 con una mujer que Billy conoció.

"Todos nos apoyábamos los unos a otros emocionalmente", dijo Billy Holder. "No vivimos juntos, pero estábamos cerca, éramos un equipo. Cuando estábamos juntos, hacíamos todo juntos".

En abril de 2008, Billy conoció a Jeremy Mullins a través de un amigo mutuo en un viaje de campamento. Holder se describe a sí mismo como " emocionalmente bisexual”. Él no se sentía atraído sexualmente por Mullins, pero se encontró con la intimidad emocional con él.

Meses más tarde, Melissa se reunió Mullins en una convención de juegos de azar. Los tres unidos como un equipo en un torneo de Rock Band. Se reunieron de nuevo en Atlanta SantaCon —un evento en el que los adultos se visten de Santa— y Mullins invitó a la fiesta de cumpleaños de Billy en la víspera de Año Nuevo de 2008 .

"Fui a la fiesta de cumpleaños y básicamente nunca me fui", dijo Mullins. Se convirtió en uno de los fijos en el hogar Holder, haciendo viajes regulares desde Alabama para pasar el fin de semana con ellos.

Sin embargo, no fue fácil. Jeremy quería más tiempo a solas con Melissa y tuvieron sus conflictos. Ellos afinaron su comunicación, y decidieron que en su futuro debería estar Jeremy, a tiempo completo.

Billy Holder compró una casa en Fayetteville, Georgia, donde se trasladó en 2012. Para asegurarse de que no van en contra de las leyes de bigamia Georgia, cada uno tiene su propia habitación, pero con frecuencia comparten las camas por la noche.

Billy Holder y Mullins no están involucrados sexualmente, excepto en ocasiones cuando los tres están juntos, "pero estamos emocionalmente íntimos y compartimos todo en ese nivel", dijo Mullins . "Compartimos todo lo que cualquier otra pareja haría".

Son socios de la casa, también. Billy es el cocinero. Jeremy y Melissa limpian. Cuando Melissa se cansó de lavar la ropa, habló y se cambiaron roles. Cuando Melissa participa en el Mes Nacional de Escritura de Novelas cada año, Billy se asegura de que está la comida y el café, mientras que Jeremy pasa el rato con los niños.

"Ha sido todo un aprendizaje", concluye.

Ahora ve
Esta japonesa de 82 años es la muestra de que no hay edad para desarrollar apps
No te pierdas
×