¿Te gustan los chistes de Halloween? Sigue el rastro de las brujas reales

En estos lugares encontrarás personas expertas en realizar 'hechizos' y curar con pócimas y remedios naturales
Autor: Daisy Carrington
(Reuters) -

Entre los muchos seres que asociamos con Halloween, las brujas destacan. 

Aunque nuestra fascinación por el tema adoptó una forma benigna (nada que un maratón de Buffy la cazavampiros no pueda curar), había una época en la que solo mencionar "brujería" causaba que los habitantes de un pueblo quemaran, ahogaran, aplastaran y despellejaran a quienes, se creía, tenían poderes mágicos.

Parece que las brujas han sido relegadas a los libros de historia y tiendas de disfraces, pero aún hay muchos lugares en el mundo donde la magia es algo serio, sin importar la época del año.

¿Quieres una experiencia verdaderamente mágica? Echa un vistazo a nuestra guía de los lugares con más brujería de todo el mundo. Confía en nosotros, vale la pena visitarlos.

1. Salem, Massachusetts, Estados Unidos

Los juicios de las brujas de Salem que terminaron en 1693 están arraigados en el imaginario público.  Inspiraron la obra Las brujas de Salem (The Crucible), de Arthur Miller, y han sido tema en historias de fantasía desde Dr. Who hasta The Vampire Diaries.

Los juicios, que llevaron a la ejecución de 20 "brujas", comenzaron después de que dos niñas adquirieron una extraña enfermedad que los médicos del siglo 17 no podían diagnosticar. En total, más de 150 personas fueron acusadas y muchas murieron en prisión.

Actualmente, la historia de brujería de Salem representa una industria turística en auge. Más de 100,000 visitantes llegan a la ciudad para el festival Haunted Happenings que dura todo octubre.

"Aproximadamente el 85% de los visitantes a los que les preguntamos dice que está interesado en los juicios de brujas, y el 80% dice que está interesado en las brujas modernas", explica Kate Fox, directora ejecutiva de Destination Salem.

La ciudad también cuenta con una fuerte comunidad Wicca, una religión relacionada con la brujería. Muchos de sus miembros son dueños de tiendas de hechizos y puestos psíquicos donde los visitantes pueden recibir una lectura de manos.

Aunque se alienta a que turistas se disfracen de brujas o brujos, la pintura verde para el rostro no provoca sonrisas.

"La comunidad de brujas no es fanática de las brujas con el rostro verde. Es un estereotipo del que intentan alejarse", explica Fox.

2. Catemaco, México

Cada año, en el primer viernes de marzo, la ciudad de Catemaco, en Veracruz, organiza el Congreso Internacional de Brujas. Miles de creyentes llegan en autobús desde todo México para conseguir que los brujos locales lancen un hechizo o les lean la suerte (por una cuota). Aunque la brujería tiene una historia de muchos siglos en México (con una mezcla de rituales prehispánicos y católicos) el Congreso se realiza desde la década de 1970.

En años recientes, el evento se convirtió en una atracción turística y en estos días los actos locales de música forman parte de esta reunión, que también incluye eliminación de maldiciones (o limpias).

3. Lancashire, Reino Unido

Antes de los juicios de Salem, estaban las brujas de Pendle. Los juicios de 1612, tras los cuales 10 personas fueron colgadas, están entre los más destacados de la historia inglesa.

El fervor religioso jugó un papel fuerte, ya que el rey protestante Jacobo I estaba ansioso por expulsar a las brujas y católicos, a menudo asociados como lo mismo. A los pobres no les fue mucho mejor.

“Los pobres vendían remedios naturales de plantas y hierbas locales, que las autoridades locales a menudo veían como hechizos y por lo tanto demoníaco”, explica Michael Williams, director de turismo para el Consejo Pendle Borough y Marketing Lancashire. 

El año pasado, la ciudad conmemoró el aniversario número 400 de los juicios con el Camino de Esculturas Pendle, un recorrido lleno de puntos de referencia que terminan en el Castillo Lancaster, la antigua prisión. En el camino boscoso puedes encontrar 10 árboles con placas conmemorativas, una por cada víctima. 

4. Brocken, Alemania

Los fanáticos de Fausto quizá reconocen a Brocken como un punto tradicional de reunión de brujas, que llegan cada 30 de abril para el Walpurgisnacht. Brocken es el pico más alto de la cordillera Harz en el norte de Alemania, y se cree que alguna vez fue el destino de muchos brujos que andaban en cabras (las escobas llegaron después).

Aunque los habitantes locales colgaban cruces y hierbas en sus puertas para protegerse de los malvados, en estos días quienes participan en la celebración emulan a las brujas. Miles de personas sacan a su Hermione interna y se reúnen en la cima de la montaña mientras portan sombreros negros y maquillaje.

5. La Paz, Bolivia

En un paso de la montaña conocido como Cerro Cumbre está el tipo de mercado que no atrae a los turistas usuales (a menos que estés en el mercado para buscar un feto de llama seco).  El Mercado de las Brujas está conformado por tiendas que hierbas medicinales y otros ingredientes para hacer hechizos. Para muchas de las brujas, la magia es un negocio familiar, y varios propietarios de tiendas venden mezclas que se han transmitido de generación en generación.

Aunque el mercado solía ser solo del alcance exclusivo de los bolivianos, en estos días, los turistas conforman la mayor parte de su economía.

Ahora ve
No te pierdas