Por qué no debes ir a trabajar cuando estás enfermo de gripe

Trabajar enfermo puede provocar contagios y prolongar el tiempo de recuperación
sick  .
Autor: Jennifer Shu, especial para CNN | Otra fuente: 1

El adulto promedio contrae gripe dos o tres veces al año y cada evento dura aproximadamente una semana; a veces más.

Quedarse en casa y no ir a trabajar enfermo podría significar muchos días perdidos. Puede ser tentador ir a trabajar con gripe, pero estas son tres razones por las debes quedarte en casa:

1. Contagiarás a otras personas

Los gérmenes pueden esparcirse por contacto directo con una persona enferma o sus secreciones, como al estrechar su mano o tocar objetos comunes, como los picaportes. Algunos virus pueden sobrevivir en la piel o en otras superficies durante algunas horas y siguen infectando a los demás.

Además, los virus pueden viajar unos pocos metros de distancia luego de toser o estornudar. Quédate en casa si tu lugar de trabajo es un lugar cerrado o si manejas alimentos, especialmente en las primeras etapas de la enfermedad, cuando eres más contagioso.

También es importante que no vayas si trabajas con niños, adultos mayores o personas con sistemas inmunitarios débiles. La enfermedad que tú experimentas como relativamente leve puede provocar síntomas más graves en esos grupos de personas.

2. Serás menos productivo

Es difícil calcular con precisión los costos económico y físico de una enfermedad para un individuo o su patrón. Por supuesto, serías más productivo en la oficina que si te quedaras en casa y no trabajaras para nada, pero tal vez no estés tan concentrado ni seas tan eficiente con gripe.

3. Podrías tardar más en recuperarte

El exceso de trabajo y presión en las etapas tempranas de la enfermedad podría prolongar el tiempo de recuperación.

Varios estudios han demostrado que la falta de sueño puede debilitar tu sistema inmunitario y hacerte más susceptible a los resfriados. Por el contrario, dormir lo suficiente puede estimular a las células que combaten las infecciones y a los anticuerpos para que mejores más rápido. Hazte un favor: quédate en casa a descansar.

Idealmente, todos deberíamos poder descansar y recuperarnos de un resfriado. Si eso no es posible, averigua si puedes trabajar desde casa para que al menos no esparzas tus gérmenes.

Si tienes que acudir a la oficina, intenta conservar tu distancia en relación con tus compañeros, lava y desinfecta tus manos con frecuencia y cubre tu boca con la parte interior del codo o con una manga cuando tosas o estornudes. También puedes cubrirla con un pañuelo, pero asegúrate de desecharlo inmediatamente y lavarte las manos.

Desinfecta los objetos que toques, como teléfonos, picaportes y teclados de computadoras y considera evitar compartir artículos como plumas.

Ahora ve
Según la psicología, estos factores pueden predecir un divorcio
No te pierdas
×