Los cambios que propone Peña Nieto para frenar la obesidad y la diabetes

Impuestos a bebidas, cambios en el etiquetado de los productos y prohibición de comida 'chatarra' en escuelas son algunas de las propuestas
etiqueta alimentos  etiqueta alimentos
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

El plan del presidente Enrique Peña Nieto para controlar el problema de sobrepeso y obesidad, una acumulación anormal o excesiva de grasa perjudicial para la salud, que actualmente presentan 7 de cada 10 mexicanos incluye impuestos a la comida chatarra, leyes que prohíben la venta de esos alimentos en escuelas, campañas para fomentar la actividad física y nuevas etiquetas en los productos.

En octubre, Peña Nieto anunció una Estrategia Nacional para la Prevención y Control de la Obesidad y Diabetes basada en tres acciones principales: prevención y vigilancia médica, campañas de concientización y aumento de impuestos a comidas poco saludables.

En México, una tercera parte de la población (unos 48 millones) tienen sobrepeso y/u obesidad, según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición realizada en 2012.

Estos son los cambios propuestos y lo que se necesitará para llevarlos a cabo.

1. Campañas educativas

El plan contempla la implementación de campañas de difusión en medios de comunicación sobre una alimentación sana y la importancia de la actividad física. Estos contenidos están respaldados por la iniciativa privada y otras dependencias gubernamentales.

Qué se necesita: Los comerciales de la estrategia ya fueron publicados en medios de comunicación, redes sociales y micrositios administrados por la Secretaría de Salud

2. Prohibición de alimentos chatarra en escuelas

En 2010, bajo la administración panista del presidente Felipe Calderón (2006-2012), los legisladores aprobaron una reforma a la Ley General de Salud que establece que las autoridades sanitarias son responsables de crear normas para procurar que los alimentos vendidos en las escuelas tengan un mayor aporte nutricional. Sin embargo, meses después de esta aprobación se anunció que estos alimentos no se prohibirían en las escuelas, sino que se buscaría que se modificara su composición para hacerlos más saludables.

En agosto, los legisladores aprobaron la reforma educativa que establece la prohibición de alimentos chatarra. Así como la implementación de menús saludables para las escuelas de tiempo completo. 

Qué se necesita: Las adiciones y derogaciones a los artículos fueron publicadas en el Diario Oficial de la Federación en septiembre

3. Acceso a los servicios de salud y prevención

Uno de los puntos principales de la estrategia es la detección temprana de estas condiciones a través de un observatorio para monitorear su comportamiento epidemiológico. 

El Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece) cuenta con un programa preventivo de monitoreo de diabetes mellitus, pero la estrategia nacional no especifica si este organismo estará a cargo de la vigilancia.  

CNNMéxico se comunicó con la Secretaría de Salud para conocer cómo funcionará este observatorio, pero no recibió respuesta inmediata.

Qué se necesita: Además de establecer qué dependencia se hará cargo del observatorio, se debe asegurar el abasto de medicamentos para tratar la diabetes y el acceso al equipo adecuado para detectarla, según un informe del Cenaprece.

4. Impuestos a bebidas azucaradas y alimentos poco saludables

Los legisladores mexicanos aprobaron un impuesto de un peso por litro para las bebidas azucaradas y otro del 8% para comida que contenga 275 kilocalorías o más por cada 100 gramos.

Qué se necesita: Estos cambios entrarán en vigor cuando sea promulgada la miscelánea fiscal 2014.

5. Creación de un "sello de calidad nutricional" y un etiquetado más amigable

El objetivo principal de este sello es funcionar como "un incentivo adicional para que la industria reformule sus productos o genere más opciones saludables", según la página de Presidencia de la República. Este sello indicaría al consumidor los alimentos con densidad calórica baja. 

La estrategia también propone que el etiquetado de los alimentos no se haga en base a una dieta de 2,000 kilocalorías, sino que cada alimento muestre el contenido según el porcentaje diario recomendado de cada fuente calórica (es decir, si ingieres un dulce, el empaque deberá mostrar qué porcentaje representa de tu ingesta diaria de azúcares).

También prevé que las mediciones se hagan según las presentaciones en las que se venden, no en capacidades menores, como se hace actualmente.

Qué se necesitaModificar la Norma Oficial Mexicana que regula el etiquetado de alimentos y que actualmente establece que la declaración nutrimental debe expresarse en kilocalorías por 100 gramos, 100 mililitros "o por porción en envases que contengan varias porciones". 

Ahora ve
Autoridades venezolanas detienen a 6 directivos de Citgo, filial de PDVSA en EU
No te pierdas
×