Cómo evitar el daño visual por ver la computadora durante demasiado tiempo

Debido a que no parpadeamos tanto al trabajar frente a una computadora, los ojos pueden secarse y provocar fatiga en la visión
.
eyes computer  .
Autor: Julie Taylor | Otra fuente: 1

Nota del editor: upwave es la nueva marca de estilo de vida de Turner Broadcasting, ¡diseñada para entretenerte y hacerte más saludable! Visita upwave.com para encontrar más información y sigue a upwave en Twitter, FacebookYouTube, Pinterest e Instagram.

(upwave.com) — El rumor: ver la pantalla de una computadora durante demasiado tiempo puede dañar los ojos

Después de fijar la vista en un monitor durante horas y horas, ¿has sentido los ojos secos, irritados o con comezón? ¿Tu visión se ha vuelto borrosa, o has visto doble? ¿La cabeza comienza a dolerte debido a que haces bizcos o a que te esfuerzas demasiado para concentrar la vista?

Las molestias de los ojos como estas requieren gotas para los ojos... o quizá lanzar tu computadora a un precipicio. ¿Pero las Macs y las PC realmente son las culpables de nuestra vista cansada?

El veredicto: el uso de la computadora definitivamente puede tensar la vista, pero hay formas de combatir el daño

En los estudios se muestra que entre el 50 y el 90% de las personas que trabajan frente a la pantalla de una computadora tienen algunos síntomas de problemas en los ojos.

“Definitivamente vemos que muchas personas se quejan de esforzar la vista”, dice el oftalmólogo Brian Boxer Wachler. “Las horas tras horas de enfocar de cerca sin tomar un descanso usualmente son los culpables principales”.

Este problema es tan común, que incluso tiene nombre: Síndrome Visual Informático (SVI).

Wachler dice que las personas normalmente parpadean aproximadamente 18 veces por minuto, lo que humecta naturalmente los ojos. Pero los ritmos de parpadeo se reducen al ver la pantalla de una computadora o de otro dispositivo digital, y esto puede causar que los ojos se calienten, se sequen, se pongan rojos o piquen.

Sentarse demasiado cerca del monitor de la computadora o sostener un dispositivo digital más cerca de los ojos de lo que normalmente sostendrías un libro o un periódico, también es un problema, de acuerdo con Wachler.

“Esto fuerza a que los ojos trabajen más duro de lo usual, mientras te esfuerzas por enfocarte en tamaños diminutos de letra”, advierte.

Los síntomas comunes de tensión en los ojos y/o SVI incluyen: dolor en los ojos, ojos secos o llorosos, visión borrosa, visión doble, sensibilidad a la luz, dificultad para enfocar las imágenes, dolor en el cuello, de cabeza o una combinación de todos los anteriores.

En lugar de evadir el tema del daño que las computadoras hacen a los ojos, puedes tomar algunos pasos rápidos y fáciles para reducir los desencadenantes de la fatiga visual. Jeffey Anshel, fundador de Corporate Vision Counseling y autor del Manual de ergonomía visual, sugiere que primero bajes tu monitor.

“Debido a que la lectura convencional normalmente se realiza con el libro o la revista sostenido en una posición baja, tener tu monitor en una posición recta no es natural”, dice. “La parte superior de la pantalla debe estar al nivel de los ojos del usuario, lo que permite un ángulo de visión ligeramente más bajo”.

Después, reduce el deslumbramiento, al mover el monitor hasta que no puedas ver el reflejo de cualquier luz en la superficie frontal del monitor. La distancia preferida de visualización es de entre 50 y 100 centímetros desde el ojo hasta la superficie frontal de la pantalla de la computadora. 

Anshel sugiere tomar lo que llama el “enfoque de tres”: Parpadea, respira y descansa.

Debido a que parpadeamos menos frecuentemente cuando vemos un monitor, recuerda parpadear a menudo para humedecer los ojos. La respiración correcta puede relajar los músculos de los ojos, así que sé consciente de tu respiración, especialmente en situaciones estresantes, cuando las personas tienden a interrumpirla.

Y debido a que el trabajo en computadora a menudo requiere concentración intensa, los descansos frecuentes son necesarios.

“Nuestros ojos simplemente no están diseñados para utilizarse a una distancia tan cercana durante un largo periodo”, dice. “Recuerda la regla 20-20-20: cada 20 minutos, toma 20 segundos y mira a 20 pies (6 metros) de distancia”.

Al hacer estos ajustes menores, dice Anshel, reducirás la tensión en los ojos y también mejorarás tu salud en general.

“No hay una solución para todos los tipos de problemas encontrados con el uso de computadoras, pero, con un poco de investigación, la respuesta a muchos de estos problemas podría estar justo delante de tus ojos”, concluye.

Este artículo fue publicado originalmente en upwave.com.

Ahora ve
No te pierdas