China abre una nueva terminal futurista (y ecológica) en Shenzhen

La nueva terminal ecoamigable sustituirá a tres estaciones y estas podrían convertirse en centros comerciales
Autor: Hiufu Wong | Otra fuente: CNNTravel

Cierra la boca. Es la nueva terminal avant garde y ecoamigable del Aeropuerto Internacional Bao’an, en Shenzhen, en el sureste de China.

Estel edificio futurista, a 40 kilómetros de Hong Kong, reemplaza a tres terminales de aeropuerto, que cerraron operaciones este miércoles después de tres pruebas en la nueva instalación.

La nueva terminal de Shenzhen, diseñada por la empresa italiana de arquitectura, FUKSAS, se parece a una mobula, comúnmente conocida como una raya voladora.

¿La conexión?: la palabra china que significa “bendito” suena como “mobula”.

La nueva terminal, cuya construcción costó 1,400 millones de dólares (18,353 millones de pesos), según reportes, es tres veces más grande que las actuales terminales combinadas y ofrece espacio para 76 aviones.

La terminal tiene 200 mostradores para registrarse y aproximadamente 200 tiendas.

La nueva terminal mide 451,000 metros cuadrados. Aunque está lejos de ser la más grande en China (la nueva Terminal 3 de Beijing mide aproximadamente el doble), podría ser una de las más verdes.

Es el primer aeropuerto de China que tiene una planta de energía solar de 10 megavatios, equivalente a la energía que consumen 10,000 hogares en un mes.

Las ventanas del techo, en forma de panal, permiten la máxima penetración de luz solar, lo que reduce el consumo de energía.

El agua de lluvia es recolectada y se recicla en los inodoros y para regar las plantas que hay adentro.

También tiene 116 columnas en forma de árbol que cumplen tres tareas: aire acondicionado, sistema de megafonía y equipo contra incendios.

Un camino por recorrer

“Lo único que lamento de este proyecto es que la línea de metro no está completada junto con la terminal”, dijo el vocero de la comisión de transportes de Shenzhen, Huang Min, en la conferencia de prensa del lanzamiento.

Las viejas terminales permanecen conectadas con la ciudad a través de la línea número 1 del metro.

La nueva línea del metro que conecte a la nueva terminal con la ciudad no estará lista hasta 2016. Además, un hotel de cinco estrellas aeroportuario con 404 habitaciones sigue en construcción.

El futuro de las terminales actuales todavía no se decide, pero algunas propuestas son convertirlas en centros comerciales, centros de exhibición o terminales para jets de negocios y para aerolíneas de bajo costo, de acuerdo con Zhang.

El Aeropuerto Internacional Shenzhen Bao’an abrió en 1991. El año pasado, concentró el transporte de más de 29 millones de pasajeros y más de 855,000 toneladas de cargamento.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Con un crecimiento de 18% anual, se espera que la nueva terminal de dos pistas gestione a 45 millones de pasajeros y a dos millones de toneladas de cargamento anualmente.

Nota del editor: Visita CNNTravel para conocer más historias sobre Asia y el mundo.

Ahora ve
Una camioneta atropella a varios peatones en La Rambla, Barcelona
No te pierdas
×