Si de comer se trata... 3 'tips' para un viajero glotón

Desde las aplicaciones ideales para hacer reservaciones hasta un protocolo para entender menús 'exóticos'
comida
comida viajes  comida
| Otra fuente: TRAVEL+LEISURE

Si lo tuyo son los viajes gastronómicos, te presentamos algunos consejos prácticos para no perder el "sazón" de la experiencia:  

1. Define qué tipo de viajero eres

- El glamuroso  

Cuando planea un viaje le importan tres cosas: el tiempo, el tipo de vestimenta y conseguir una reservación en los lugares de moda (incluso pueden planear un viaje exclusivo para llegar a una comida). Su lugar por excelencia son las urbes –¿Nueva York? ¿Tokio? ¿Londres? Sí, por favor, y que combinen la oferta de restaurantes con una variedad interesante de camiones de comida.

- El enoturista

Es un viajero un poco más especializado. Le gusta comer bien, sí, pero quiere invertir tiempo en la cultura del vino. Las regiones productoras son sus preferidas, donde puede combinar actividades al aire libre, comidas campestres –aunque no menos lujosas–, mucho tiempo en descubrir nuevas añadas y agregar algunas etiquetas a su cava.

- El que disfruta de lo local

Quiere descubrir de dónde viene lo que come y, de ser posible, conocer al productor encargado de hacerlo posible. Es una mezcla de sibarita con espíritu aventurero, capaz de escalar una montaña para llegar a una cueva donde añejan queso o ensuciarse las manos para cosechar su propia comida.

2. Que la tecnología te acompañe

- OpenTable: es un sistema de reservaciones muy amigable en la que basta con decir dónde, cuándo y cuántas personas para apartar una mesa. Además, tiene un sistema de puntos acumulables que obtienes al asistir a cada reservación.

- Hello Vino: es tu sommelier de bolsillo que te ayudará en la elección de vino o lo que opinan otros usuarios sobre ciertas etiquetas.

- Evernote Food: es la aplicación ideal para llevar una bitácora ordenada de tus experiencias gastronómicas.

3. Aprende el arte de pedir lo correcto

No todos los menús son completamente claros o están en otro idioma (o son superextensos). Que no cunda el pánico. Para estos casos, es mejor apegarse al protocolo:

- Primero, las bebidas. Si no tienes el hábito de ordenar siempre lo mismo, solicita la carta de vinos y pide agua natural mientras lo revisas.

- Sugerencias del mesero. No son definitivas, pero te pueden dar una idea de los principales platillos.

-No temas preguntar. Hay que estar seguros sobre los ingredientes que componen el plato (los nombres locales te pueden confundir).

- Pide con cautela. Ordenar algo que no conoces es parte de la aventura, pero, si no te gusta, ten en mente una opción más segura para la entrada o el postre.

- Prepárate para casos difíciles. Caracoles, langosta, pasta, manitas de cangrejo y demás, requieren utensilios que te pueden hacer quedar muy mal en la mesa. Hay sitios como finedininglovers.com que tienen toda una serie de artículos para ayudarte en estos casos.

Este es un fragmento de un artículo publicado en la edición de noviembre de 2013 de la revista Travel+Leisure, que es parte de Grupo Expansión, una empresa de Time Inc. La firma edita en México 17 revistas y 11 sitios de internet, entre ellos CNNMéxico.com.

Ahora ve
EU pide a Latinoamérica romper contacto comercial y diplomático con Pyongyang
No te pierdas
×