James Bond, en riesgo de muerte prematura por consumo de alcohol: estudio

Los investigadores analizaron el consumo de alcohol del personaje en las novelas y determinaron que podría morir a los 56 años
james martini  .
Autor: Elizabeth Landau
(Reuters) -

El espía británico James Bond rutinariamente se escapa de situaciones peligrosas con habilidad y encanto, pero su cuerpo podría ser vencido por sus hábitos de bebida. Un grupo de investigadores británicos predice que podría morir de causas relacionadas con el alcohol, como daños en el hígado, a los 56 años.

Los científicos querían examinar cuánto alcohol consume el famoso agente secreto ficticio y qué efectos podría tener en su salud. Publicaron un estudio, liderado por Graham Johnson, del departamento de emergencias del Hospital Royal Derby en Reino Unido, en la edición de Navidad de la revista British Medical Journal, que presenta varios artículos de investigación excéntricos.

Los investigadores encontraron que el consumo de alcohol de Bond suma 92 unidades semanalmente, que es más del cuádruple de lo que los médicos recomiendan. Una persona real no podría realizar tareas tan complicadas y funcionar tan bien como Bond lo hace con esos hábitos, concluyen.

Una unidad de alcohol se define como 10 mililitros u ocho gramos de etanol puro.

Una botella de vino equivale a nueve unidades, y una pinta (580 mililitros) de cerveza son tres, según este estudio. Bajo estos estándares, Bond bebe el equivalente a 10 botellas de vino o 30 pintas de cerveza a la semana.

El resultado de 92 unidades a la semana en realidad podría ser lo mínimo de la verdad, ya que en estudios se muestra que “las personas generalmente subestiman su consumo de alcohol en aproximadamente 30%”, se dijo en el estudio, al señalar que en otra investigación se demostró que las encuestas de salud ignoran aproximadamente la mitad de todo el alcohol vendido.

En otras palabras, Bond podría beber mucho más que las grandes cantidades retratadas en los libros.

“Aconsejamos una referencia inmediata para posterior evaluación y tratamiento (y) una reducción en alcohol a niveles seguros”, escribieron los autores del estudio.

Cómo midieron el consumo de alcohol de Bond

Dos autores del estudio analizaron los 14 libros originales de James Bond de Ian Fleming y se enfocaron en los días en los que se describieron eventos relacionados con el alcohol. Pero cada uno de ellos solo leyó la mitad de los libros, lo que representa una limitación del estudio, el cual se realizó “en una silla cómoda en las casas de los autores”.

Encontraron que en el tercer día de From Russia with Love (Desde Rusia con amor), Bond bebió 50 unidades de alcohol; el mayor consumo diario en la colección de historias, equivalente a 5.5 botellas de vino en un día.

También parece que la ingesta de alcohol del espía se redujo a la mitad de su carrera, pero después aumentó gradualmente hacia el final.

“Este patrón de consumo de bebida, consistente pero variable en su vida, fue reportado en pacientes con enfermedades del hígado por alcoholismo”, escribieron los autores del estudio.

Ten en cuenta que los investigadores no analizaron las películas de Bond, solo los libros, así que el nivel preciso de alcoholismo que Bond retrata en la gran pantalla es una pregunta abierta.

Aproximadamente 2.5 millones de muertes en todo el mundo se le atribuyen al consumo de alcohol, según la OMS. Las causas de muerte relacionadas con el alcohol más comunes son lesiones, cirrosis hepática, intoxicación y tumores malignos.

Así murió Amy Winehouse por intoxicación por alcohol.

Una persona real que bebiera tanto como Bond, estaría en el grupo de mayor riesgo de tumores malignos, depresión, hipertensión y cirrosis y también podría tener disfunción sexual.

La muerte prematura sería probable para el espía como resultado de un consumo de alcohol tan rampante, dijeron los investigadores.

Fleming, el autor que creó el personaje de Bond, y que frecuentemente bebía y fumaba tabaco, murió a los 56 años por enfermedades del corazón. “Sospechamos que la esperanza de vida de Bond sería similar”, escribieron los investigadores.

¿Le tiembla la mano?

El alcoholismo incluso podría ser responsable de la famosa frase de Bond “vodka martini; agitado, no revuelto”. 

Los autores del estudio publicaron que si el consumo de alcohol de Bond en los libros es tan crónico y excesivo, podría tener un temblor inducido por el alcohol. La exposición crónica al alcohol puede dañar una parte del cerebro llamada el cerebelo, lo que puede conducir a un temblor.

Esto sugiere que (y por supuesto, esto es solo especulación) tal vez Bond en realidad no puede agitar sus bebidas.

¿Es Bond el hombre con el hígado de oro?

“En Casino Royale bebe más de 39 unidades (de alcohol) antes de entrar a una persecución a alta velocidad en automóvil, pierde el control y pasa 14 días en el hospital”, escribieron los autores del estudio.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Aun así, Bond bebía en las novelas subsecuentes.

Tendrá muchas oportunidades de una secuela: Desde rehabilitación, con amor.

Ahora ve
Chile celebra elecciones generales con Sebastián Piñera como favorito
No te pierdas
×