Siete peregrinaciones laicas que cambiarán tu vida

En estos recorridos a pie podrás disfrutar de bellos paisajes, coloridas culturas y tal vez, de un encuentro contigo mismo
Autor: Mary Kavanagh
(Reuters) -

Sabemos que no eres uno de los Reyes Magos que, según la tradición cristiana, hace unos 2,000 años realizaron un viaje desde el lejano Oriente para obsequiar al recién nacido Jesús.

Pero las peregrinaciones no son solo para las personas religiosas. Pueden ser divertidas, inspiradoras, difíciles y gratificantes, aunque no involucren una plegaria. Y las mejores implican caminar un poco.

Aunque no te encuentres a ti mismo a lo largo del camino, definitivamente encontrarás algo qué contarles a tus amigos cuando hayas vuelto.

1. Antigua ruta a Kumano, Japón

Los emperadores del siglo X popularizaron la antigua ruta a Kumano, que lleva a tres templos sagrados, varios templos de deidades protectoras y casas de té.

Está en las montañas Kii, al sur de Osaka (una de las principales ciudades de Japón). Los paisajes a menudo son espectaculares y puedes caminar durante días o hasta seis semanas, depende de ti.

Siempre habrá cerca un hotel con un manantial de aguas termales donde podrás apaciguar los dolores al final del día. Esta es una de las dos grandes rutas de peregrinación reconocidas por la Unesco; la otra es el Camino de Santiago en España.

Cómo llegar: Las mejores épocas para ir son primavera y otoño. Vuela al aeropuerto internacional Kansai, en Osaka, y toma el tren hacia la estación Kii-Tanabe. De ahí puedes tomar un autobús a donde empieza la ruta de peregrinación.

www.tb-kumano.jp

2. Camino de Santiago, España

El Camino de Santiago es un sendero que termina en la catedral de Santiago de Compostela, en el norte de España, donde se dice que está sepultado el apóstol Santiago.

Hay varias rutas distintas que llevan al destino final y pueden recorrerse en una semana o hasta varios meses. El Camino Francés es uno de los más populares y es Patrimonio de la Humanidadla, según la Unesco.

Inicia en St. Jean Pied de Port, en Francia; mide 780 kilómetros y se recorre en promedio en un mes. La ruta está bien señalizada; es fácil de seguir y ofrece muchas oportunidades para conocer la cultura local, disfrutar de los pueblos y del vino de Rioja.

Cómo llegar: La mejor época para ir es en mayo, junio o septiembre. Evita ir en julio o agosto, cuando muchos europeos están de vacaciones. Para empezar en St. Jean Pied de Port, vuela a París, Biarritz o Pamplona y toma un tren.

www.turismo.navarra.es

3. Peregrinación al monte Kailash, Tíbet

El monte Kailash, en el Tíbet, ha sido un destino popular entre los peregrinos por más de 15,000 años.

Se supone que esta peregrinación puede borrar los pecados de toda una vida.

Toma cerca de tres días recorrer la ruta de 52 kilómetros alrededor de la montaña. Está prohibido escalar.

Según las enseñanzas del budismo, si logras dar 108 vueltas sin parar, llegarás al Nirvana.

Cómo llegar: La mejor época para ir es entre abril y septiembre. Una agencia de viajes puede ayudarte con la logística para entrar al Tíbet y conducirte a la base del monte Kailash.

www.kailashtour.com

4. Ruta inca a Machu Picchu, Perú

Algunas personas la consideran una experiencia que cambia la vida. Los expertos creen que los incas construyeron esta ruta para que los visitantes se prepararan con una peregrinación sagrada antes de entrar en Machu Picchu.

La caminata de 43 kilómetros puede ser un reto, en parte debido a la altitud y al difícil terreno.

El acceso a la ruta está estrictamente controlado. El gobierno peruano expide 500 permisos al día, de los cuales casi 200 son para turistas. El resto son para los guías, cargadores y cocineros.

Asegúrate de reservar con bastante anticipación y de organizar tu viaje con una empresa de senderismo autorizada.

Cómo llegar: La mejor época para ir es entre mayo y septiembre. La ruta inicia en Cuzco. Puedes llegar en avión en un costoso vuelo de una hora, o viajar en autobús desde Lima, que es económico y dura 21 horas.

www.incatrailperu.com

5. La Ruta de los Peregrinos hacia Canterbury, Inglaterra

La ruta desde Londres hacia la Catedral de Canterbury, conocida como la Ruta de los Peregrinos, se popularizó después de que el arzobispo de Canterbury, Thomas Beckett, fue asesinado en 1170 por los caballeros del rey Enrique II.

Beckett pronto se volvió famoso por sus milagros y más tarde lo canonizaron.

La principal ruta de peregrinación que iba de Winchester a Canterbury ya no se puede recorrer a pie debido al tránsito, pero el peregrino moderno puede seguir la Ruta de St. Swithun hacia Farnham y de ahí dirigirse hacia Canterbury por la Ruta North Downs.

Si recorres a pie los 180 kilómetros de la ruta, tendrás cerca de dos semanas para disfrutar de la campiña inglesa y echar un vistazo a su historia.

Cómo llegar: La mejor época para ir es entre abril y octubre. Winchester está a una hora de Londres en tren.

www.canterbury-cathedral.org 

6. Croagh Patrick, Irlanda

A lo largo del oeste de Irlanda hay paisajes asombrosos que podrás disfrutar si asciendes la empinada ladera de esta montaña de 765 metros de altura.

Se dice San Patricio, santo patrono de Irlanda, pasó aquí 40 días y 40 noches orando y ayunando y que expulsó a las serpientes del país.

Cada año, más de un millón de personas procedentes de todas partes del mundo hacen el viaje cada año para seguir los pasos de San Patricio y muchos de ellos lo hacen descalzos.

Aunque toma solamente un par de horas llegar a la cima, no es un ascenso fácil. En la cima, puedes asistir a misa en una capilla moderna o disfrutar el paisaje antes de regresar a un pub local por una pinta de Guinness.

Los senderistas también recorren la Ruta de San Patricio, que mide 61 kilómetros.

Cómo llegar: La mejor época para ir es entre abril y septiembre, aunque los días cuando tradicionalmente se hace la peregrinación son el último viernes y domingo de julio y el 15 de agosto. Croagh Patrick está a 8 kilómetros de la ciudad de Westport, a la que puedes llegar tanto en autobús como en tren desde Dublín y Galway.

www.croagh-patrick.com

7. Char Dham, India

Char Dham son cuatro sitios de peregrinación en el estado de Uttaranchal, al pie del Himalaya.

Estos sitios son particularmente importantes para los hindúes, quienes buscan visitarlos al menos una vez en su vida.

Para los no religiosos, este viaje es una forma excelente de aprender más acerca de la cultura y las tradiciones indias y para experimentar la belleza natural del país.

Anualmente, más de 250,000 visitantes de todas partes del mundo hacen el recorrido. La mayoría empieza su viaje en el templo de la ciudad de Haridwar, mientras que otros parten de Rishikesh o Dehra Duhn.

La tradición dicta que los sitios deben visitarse de este a oeste en el siguiente orden: Yamunotri, Gangotri, Kedarnath y Badrinath. Debes destinar aproximadamente dos semanas para visitar los cuatro o visitar solo uno en tres o cuatro días.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Cómo llegar: La mejor época para ir es en mayo y junio o en septiembre y octubre. Evita la temporada de monzones. Vuela hacia Nueva Delhi y toma un tren hacia Haridwar.

http://uttarakhandtourism.gov.in

Ahora ve
Mexicanos hacen frente a las pérdidas que les dejó el sismo del 19 de septiembre
No te pierdas
×