La meditación, ¿una moda o la posible 'cura' a nuestros problemas?

Nació en Oriente y actualmente es una de las prácticas más populares entre los occidentales, quienes la han calificado de 'milagrosa'
meditar
meditacion salud mental  meditar
| Otra fuente: QUO

Actualmente la meditación cuenta con más de 50 millones de seguidores que atestiguan sus efectos supuestamente curativos. Ahora, la ciencia busca revelar el secreto.

En términos generales, la meditación es una práctica que ayuda a centrar la atención en un tema o mantra. Entre las técnicas más comunes están la budista, la zen, la tántrica y la trascendental o MT, cuyo objetivo es llegar hasta lo que llaman "campo unificado", mediante la repetición de un mantra.

Durante los primeros tres minutos de meditación, las ondas alfa de la corteza frontal inferior del cerebro se hacen más fuertes, y sus ondas gama y beta disminuyen. Las ondas alfa, señala Freed Travis, director del Centro para el Cerebro Cognitivo de la American Medical Association, son las que dan coherencia al cerebro. Con la meditación, añade, se incrementan al doble. Al pasar el minuto 10 se reduce la respuesta al estrés, al bajar la producción de la hormona glucocorticoide. Al llegar a los 15 minutos de meditación, de acuerdo con el doctor Travis, el cerebro está inmerso en una ola de calma y las áreas frontales y prefrontales están más organizadas, lo que mejora la concentración y la toma de decisiones.

Encuentra el artículo completo sobre los beneficios de la meditación en QUO.mx

El doctor en psiquiatría Norman E. Rosenthal explica,en su libro Transcendence que durante un entrenamiento de cuatro días, a cada participante le es asignado un mantra con instrucciones para su uso adecuado. Existe un número específico de mantras y los profesores seleccionan uno para cada persona, basándose en las características que observan del individuo, pero este por sí solo no es suficiente, solo es el vehículo para facilitar la meditación.

Algunas investigaciones realizadas por el doctor Travis explican que las personas que meditan de forma cotidiana —por lo menos 20 minutos al día, durante más de tres años—, cuando están en el trabajo o en la escuela registran una actividad cerebral igual a la que presentan al meditar.

De acuerdo con un reporte del gobierno federal de Estados Unidos, en 2007 registraron que 1 de cada 11 estadounidenses, más de 20 millones, ya meditaban. La cifra más reciente es de más del doble: 50 millones.

Solomon Snyder, jefe de neurología en la Universidad Johns Hopkins, opina que así como se habla de los beneficios de la meditación, también se debe informar que no es una práctica que solucione todos los problemas o padecimientos de las personas.

Muchos de los que asisten —explica Snyder— lo hacen pensando que les ocurrirá un milagro, que vivirán como Matthieu Ricard, declarado el hombre más feliz del mundo y cuya historia es considerada la mejor muestra de los beneficios de la meditación. Pero para lograrlo, Matthieu cambió su vida como doctor en genética molecular para convertirse en monje budista y eso le llevó muchos años.

En su libro Adiestrar la mente, el Dalai Lama dice: "los occidentales que proceden con demasiada rapidez a la meditación profunda deben aprender más sobre las tradiciones orientales y mejorar su formación, de lo contrario tendrán dificultades físicas o mentales porque esta práctica no tiene resultados rápidos, la mente solo puede ser controlada lentamente".

LEER: Meditar media hora al día reduce la ansiedad y la depresión

Las técnicas de meditación orientales no estaban destinadas a ser métodos para reducir el estrés, fueron creadas como herramientas espirituales para aclarar la mente y llegar a lo que ellos llaman la iluminación o el nirvana.

El doctor Andrew Newberg, de la Universidad de Pensilvania, dice que cuando las personas tienen experiencias espirituales y sienten que se convierten en uno con el universo, pierden el sentido de sí mismos, y eso es causado por lo que ocurre precisamente en esa zona del cerebro. Si se bloquea esa zona, se pierde el límite entre el "yo" y el resto del mundo.

Geoffrey Dawson, maestro de meditación zen y psicoterapeuta con sede en Sydney, Australia, señala que ha conocido a algunos meditadores que tienen frecuentemente ataques de pánico o episodios depresivos durante y después de asistir a algún retiro de meditación. Él sugiere que esto puede evitarse con preguntar a los interesados si han presentado depresión, y conocer las verdaderas causas por las que quieren iniciarse en la práctica.

Este es un fragmento de un artículo publicado en la edición de diciembre de 2013 de la revista QUO, que es parte de Grupo Expansión, una empresa de Time Inc. La firma edita en México 17 revistas y 11 sitios de internet, entre ellos CNNMéxico.

Ahora ve
Autoridades hallan fosa clandestina en las afueras de Tijuana
No te pierdas
×