Cómo funciona la naloxona, el antídoto para la sobredosis de heroína

Un programa piloto en Nueva York salva vidas con un fármaco que restablece las funciones interrumpidas por el abuso de la heroína
naloxona, sobredosis, heroina, efectos, inyeccion, farmaco, medicina, estados unidos, muerte, socorristas, tecnicos
naloxona_farmaco  naloxona, sobredosis, heroina, efectos, inyeccion, farmaco, medicina, estados unidos, muerte, socorristas, tecnicos
Autor: Kristina Sgueglia, Haley Draznin y Alexandra Field
(Reuters) -

La naloxona es un fármaco que tiene el potencial de salvar vidas, diseñado para revertir los efectos de las sobredosis por consumo de opiáceos recetados o heroína.

Un par de agentes de la policía de Nueva York lo pusieron a prueba en enero y vieron cómo funciona.

"Usamos la naloxona. Se la inyectamos en la nariz y poco después... luego de 20 a 30 segundos, él empezó a respirar y abrió los ojos", dijo a CNN el oficial del departamento de la policía de Nueva York, Kevin Kouroupos.

Las muertes relacionadas con la heroína aumentaron en un 84% de 2010 a 2012 en la ciudad de Nueva York y constituyeron el 52% de todas las muertes por sobredosis en 2012, según el Departamento de Salud e Higiene Mental de la ciudad (DSHM). A nivel nacional, 105 personas mueren diariamente en Estados Unidos por consumo de opiáceos.

"Creo que cada policía debe tenerlo," dijo Kouroupos.

Lee: Qué le pasa al cuerpo durante una sobredosis de heroína

Como parte de un programa piloto lanzado en diciembre en Staten Island (una isla y distrito de la ciudad de Nueva York) un grupo de agentes de la policía de Nueva York llevan un spray nasal de naloxona y están capacitados para usarlo ante cualquier signo de sobredosis.

"El programa piloto fue seleccionado para Staten Island, donde la tasa de mortalidad por sobredosis es de 7.4 por 100,000, en comparación con un 2.4 por 100,000 en la ciudad", según un comunicado del DSHM emitido el 3 de febrero.

El proyecto podría ser el primer paso para que la naloxona esté disponible para socorristas, técnicos médicos en emergencias y otros testigos de sobredosis. El esfuerzo ha recibido mucha más atención desde la muerte del actor Philip Seymour Hoffman, a causa de una sobredosis de heroína el 2 de febrero.

A partir de 2010, la naloxona se distribuía en 16 entidades de Estados Unidos, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

En México la naloxona no se utiliza a nivel epidemiológico, sino en algunos casos de investigación neurocientífica. En 2013, un equipo de investigadores del Instituto Nacional de Psiquiatría patentaron una 'vacuna' contra la adicción a la heroína que todavía no ha sido probada en humanos.

Los programas de distribución de naloxona en Estados Unidos capacitan a los posibles testigos de sobredosis para reconocer correctamente una sobredosis y administrar el fármaco, lo que les permite a los espectadores salvar más vidas.

Las personas con sobredosis no pueden autoadministrarse la naloxona. "Tiene que haber alguien más para administrar el medicamento", explicó el médico Sanjay Gupta, corresponsal médico de CNN, en el programa Erin Burnett OutFront.

"El kit consta de un par de jeringas y viene con instrucciones", explicó.

El Departamento de Salud de Estados Unidos recomienda administrar la naloxona al individuo directamente, después de llamar al 911 y revisar si respira. El antídoto contra la sobredosis puede administrarse inyectado o como spray nasal.

Más de 10,000 vidas han sido salvadas por reversión de sobredosis, informó el CDC en 2012.

¿Qué es la naloxona y cómo funciona?

Cuando alguien consume heroína, la droga bloquea algunos receptores en el cerebro, desacelera el ritmo del cuerpo y afecta la respiración, dijo Gupta.

La naloxona puede liberar esos receptores rápidamente y restaurar la conciencia y la respiración normal; en esencia, trae a la víctima de una sobredosis de vuelta a la vida.

La naloxona fue aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos en 1971, según la Drug Policy Alliance.

Entonces, ¿cómo ha aumentado este problema hasta alcanzar proporciones épicas?

Actualmente la heroína es una alternativa más barata que los opioides, según el Departamento de Salud de Nueva York.

La heroína se volvió un sustituto común para las pastillas recetadas, cuyos controles se reforzaron recientemente.

"En 2012, los médicos y la policía fueron más estrictos en cuanto a las personas que buscaban varios médicos hasta que encontraban los que les recetarían medicamentos controlados, entonces, las personas acudieron a la heroína. Desde 2012 vimos una reducción en las muertes por sobredosis de opioides recetados, pero la tasa de sobredosis de heroína subió dramáticamente", dijo Luke Nasta, director ejecutivo de un programa de rehabilitación en Staten Island.

Nasta dice que cada cinco días, alguien en Staten Island muere por una sobredosis no intencional de heroína. Una de cada cinco sobredosis termina en muerte, agrega.

"Mientras refuerzan el control sobre los medicamentos recetados, los vendedores de heroína sacan un producto que es potente y económico", dijo Nasta. "La persona que está acostumbrada a obtener pastillas de opiáceos de sus amigos, en un hogar de una sola familia, ahora utiliza una liga y se coloca una aguja hipodérmica. Su mundo entero cambia".

Y el grupo normal de usuarios no es el que esperarías, dice. "Tienes un jugador de tenis de la preparatoria, con un codo o tobillo gravemente lastimado y aquí tienes, 90 tabletas de heroína; buena suerte".

Nasta dice que los amigos y familiares de los adictos deberían tener naloxona y estar preparados para usarla.

"No abordará el problema, pero salvará vidas".

¿Los usuarios piensan en la naloxona?

Un adicto en recuperación dice que nunca pensó en la posibilidad de tener una sobredosis mientras usaba la droga.

"Quiero decir, sabía sobre la naloxona, pero no pensé que me sucedería una sobredosis, así que no estaba demasiado preocupado por eso cuando consumía".

Nick, quien pidió no compartir su apellido, está en rehabilitación por tercera ocasión por una adicción a la heroína que ha gobernado su vida.

Nunca se detuvo a pensar que podría causarle la muerte. "No pensé en la sobredosis. Quería drogarme sabes, sin importar el medio para lograrlo", dijo a CNN el joven de 22 años, en la institución de rehabilitación.

Nick empezó a consumir a la edad de 15 años.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

"Al principio consumía marihuana y con el tiempo sentí curiosidad por otras cosas y empecé a usar analgésicos recetados. Los usé durante más o menos dos años, y luego me cambié a la heroína porque las pastillas eran más difíciles de obtener y muy caras; podía adquirir heroína por la mitad del precio y lograba el mismo efecto", explicó.

Dice que luchará para mantenerse limpio cuando salga de rehabilitación dentro de tres meses.

Ahora ve
Así se apagó la torre Eiffel por las víctimas de Barcelona
No te pierdas
×