Las madres sostén de familia 'renuentes' son menos felices, según encuesta

Las mujeres que son las principales proveedoras de los ingresos de su familia, pero no eligieron ese rol, se muestran menos satisfechas
.
stay home dad working mom  .
Autor: Kelly Wallace
(Reuters) -

Samantha Sleeper, diseñadora de modas y cofundadora de una empresa de tecnología, no tenía la intención de ser la proveedora principal para su familia.

“Definitivamente no fue una conversación donde nos sentamos y dije, ‘ok, saldré a trabajar, y tú estarás más en casa’”, dijo Sleeper, madre de un niño de casi un año. Su esposo es músico profesional.

“Ambos trabajábamos, y por una oportunidad me convertí en la que trabajaba por una mayor parte del ingreso”, dijo Sleeper, quien dirige su propio negocio de diseño de ropa para mujeres y ayuda a liderar Purely Fashion, una aplicación que conecta a consumidores con diseñadores.

“Creo que hay emociones mezcladas sobre esto”, dijo.

En México, tres de cada 10 hogares en 2012 contaban "con una mujer como la principal perceptora de ingresos", según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Ahora, con base en una nueva encuesta, tenemos una idea de cómo se sienten acerca de sus roles muchas de estas madres que son las principales proveedoras de la familia.

Lee: Cuentas claras, relaciones largas

La madre de familia ‘complacida’ vs la ‘renuente’

En una encuesta realizada por Working Mother Media en Estados Unidos se encontró que las madres que tienen pareja y son la principal fuente de ingresos en sus familias pero no eligieron este rol tienden a sentirse menos satisfechas sobre sus vidas, en comparación con las mujeres que conscientemente escogieron el rol.

En la encuesta a 2,000 madres y padres trabajadores, solo el 29% de las madres jefas de familia dijo que se volvió el principal proveedor por elección, contra el 71% que dijo que cayó en ese rol por las circunstancias, el azar o la suerte (el 59% de los padres sostén de familia dijo que eligió el rol).

Cuando fueron cuestionadas, en una serie de preguntas relacionadas con la vida familiar, sobre cuán satisfechas estaban, hubo brechas significativas entre las jefas de familia que dijeron que estaban complacidas de ser el principal proveedor y las que dijeron que preferirían que su pareja ganará más que ellas.

En la encuesta se encontró que el 89% de las mamás que estaban felices de ser el principal sostén de la familia estaban satisfechas con cómo su cónyuge o pareja cuidaba de los niños, en comparación con el 58% de las “renuentes” a ser el principal proveedor. Mientras tanto, el 75% de las madres sostén de familia “complacidas” estaban satisfechas con cómo se dividían los deberes domésticos, contra el 48% del grupo que preferiría no ser la principal fuente de ingresos.

Luchar con el impulso de reordenar el lavavajillas

Gina Rau tiene dos hijos y se coloca en la categoría de sostén de familia “complacida”. Cuando ella y su esposo se casaron y hablaron sobre tener hijos, la decisión de que ella siguiera su carrera y él se quedara en casa fue “algo que acordamos naturalmente”.

“Mi esposo se ocupa de la mayoría de las cosas del hogar y otras responsabilidades, mientras que yo también participo, pero no al grado en que él lo hace”, dijo Rau, quien dirige su propio negocio de marketing y consultoría de marca.

Eso significa aprender a desprenderse, agregó.

“Al igual que en el trabajo, donde tengo que delegar responsabilidad a los compañeros de trabajo que asumen un proyecto, (en casa) tengo que delegar responsabilidad a mi esposo”, dijo Rau. “Si va a poner el lavaplatos de cierta forma, no tengo que reordenarlo solo porque yo lo haría diferente”.

En la encuesta también se encontraron grandes diferencias entre las madres y padres que son principales proveedores en relación con la satisfacción con la vida familiar. Los padres principales proveedores de familia reportaron más felicidad: el 76% de los varones estaba feliz con la división de las responsabilidades del hogar, en comparación con el 60% de las mujeres. El 85% de los proveedores varones estaba feliz con cómo se manejaba el cuidado de los niños, contra el 71% de las proveedoras mujeres.

Atrapados en roles domésticos tradicionales

Catherine Martines Mortensen tiene dos hijos, es publirrelacionista y se convirtió en el principal sostén de la familia después de que un pequeño negocio familiar tuvo problemas. Dijo que todavía hace la mayoría de las tareas del hogar.

Martines Mortensen a veces desea que su esposo trabajara más, pero también lucha con ese cambio de roles. “Aunque disfruto estar en el trabajo y disfruto traer un cheque, parte de mí todavía siente como si quisiera ser esa madre anticuada”, añadió.

En muchas formas, las mujeres y los hombres “todavía están atrapados en una especie de roles tradicionales… aunque tengan grandes roles en la oficina”, dijo la entrenadora de administración de la vida/trabajo, Samantha Ettus.

Sleeper dijo que es difícil cambiar esa mentalidad. “Sin importar cuán progresista creo que soy, al final del día, si llego a casa y mi casa todavía es un desastre, siento que no es adecuado”, dijo.

“Las mujeres tienden a no tener expectativas suficientemente altas de que sus cónyuges serán copartícipes, y aceptan el tratamiento y los roles en casa que quizá nunca esperarían en la oficina”, dijo Ettus, quien trabaja en un libro sobre cómo las madres trabajadoras pueden tener el mejor estilo de vida posible.

En México, por ejemplo, "la proporción de mujeres que son las principales
perceptoras del hogar es superior a la de jefas (del hogar) en 6.5 puntos
porcentuales", según los datos más recientes de Inegi, de 2002.

"Deja que papá sea el padre que quiere ser”

La presidenta de Working Mother Media, Carol Evans, es el principal proveedor de su familia desde que su primer hijo nació hace 27 años. Dijo que en la encuesta se muestra que las madres que ganan más que sus esposos y sienten la principal responsabilidad para la casa y sus hijos deben aprender a desprenderse; aunque sea un poco.

“Siempre les digo (a las madres), ‘deja que papá sea el padre que quiere ser. Déjalo construir su propia relación. Responsabilízalo de su relación con los hijos y la casa’”, dijo Evans, cuyos hijos tienen 24 y 27 años.

Una cosa en la que las madres y padres sostén de la familia concuerdan, según la encuesta, es en cómo las expectativas sobre los roles familiares todavía necesitan cambiar, con el 74% de las madres sostén de familia y el 72% de los padres que dicen que la sociedad sigue más cómoda con los hombres como la principal fuente de ingresos.

“Todavía ves comerciales donde la mujer es la que limpia el piso, no el hombre, como en mi casa. No ves eso”, dijo Rebecca Hughes Parker, una madre de tres que es la proveedora principal de su familia y quien admite que apenas sabe cómo utilizar la lavadora y secadora.

Se espera que la cantidad de jefas de familia crezca, y con ello, el retrato social de la familia típica probablemente cambiará. Sin embargo, el impacto ya es aparente en algunos niños.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Hughes Parker es una bloguera que aporta la mayor parte del ingreso de su familia. En un paseo con sus hijos y su esposo a una granja, los niños vieron a una gallina con sus polluelos. Su hija de tres años, al ver a los polluelos correteando en torno a la gallina, preguntó: “¿Ese es su papi?”.

¿Cuáles crees que sean los mayores retos que enfrentan las madres sostén de familia? Opina en los comentarios y sigue a Kelly Wallace en Twitter.

Ahora ve
Varias personas son apuñaladas en Turku, Finlandia
No te pierdas
×