¿Qué tanto sexo hay que practicar para que se considere como ejercicio?

30 minutos de actividad puede quemar entre 85 y 100 calorías, ¿con esto podemos reemplazar al ejercicio regular?
sexo pareja ejercicio
sexo pareja ejercicio  sexo pareja ejercicio
Autor: Jay Williams | Otra fuente: 1

Nota del editor: upwave es la nueva marca de estilo de vida de Turner Broadcasting, ¡diseñada para entretenerte y hacerte más saludable! Visita upwave.com para encontrar más información y sigue a upwave en TwitterFacebookYouTubePinterest e Instagram. 

(upwave.com) — Cuando pienso en un entrenamiento sexual definitivo, me imagino la escena de Sr. y Sra. Smith donde Brad Pitt y Angelina Jolie se arrojan entre sí en su cocina durante una hora. Desafortunadamente, no toda experiencia sexual es así… bueno, con tanta intensidad. Pero, ¿realmente cuántas calorías quemamos en el acto?

Rumor: Una actividad sexual puede quemar entre 100 y 300 calorías

Escuchamos todo el tiempo que el sexo es un ejercicio genial, ¿pero cuáles son los datos duros? ¿cuánto sexo se considera ejercicio? En una escala de quedarse dormidos a Brangelina, ¿dónde se encuentra el encuentro sexual promedio en la escala de quema de calorías?

El veredicto: El sexo quema algunas calorías, pero jugar frecuentemente no va a reemplazar al gimnasio

Podrías no obtener un buen ejercicio debajo de las sábanas como tú crees. Según un estudio realizado por la revista New England Journal of Medicine, el sexo dura seis minutos en promedio y solo quema aproximadamente 21 calorías. Como psicólogo del ejercicio y alguien que incluso encuentra formas para quemar calorías mientras conduzco y trabajo en mi computadora, encuentro a esto una estadística muy decepcionante. Según WebMD, 30 minutos de sexo puede quemar entre 85 y 100 calorías; si sientes que tienes una vida sexual bastante vigorosa, probablemente estás en el mayor extremo de esa estadística.

Esto me puso a pensar. Aunque parece que probablemente no deberíamos renunciar a nuestras membresías de gimnasio en el nombre del sexo, hay formas en las que podemos optimizar nuestro sexercicio. Aquí están algunas ideas:

Sexo antes del desayuno. Tener sexo en la mañana es una idea genial por varias razones. En primera, los niveles de testosterona de un hombre están en su máximo punto entre las 07:00 y 08:00 horas en la mañana. También, si haces tiempo para una sesión matutina de media hora, puedes salir de la cama e ir directo a tu entrenamiento matutino ¡y ya habrás calentado! Ahora eso es algo por lo que vale la pena poner el despertador.

Comer para obtener resistencia. Incorporar algunos alimentos que impulsan la resistencia también puede ayudar cuando intentas llegar a un mayor nivel en el departamento del sexo. Alimentos como higos, ostras, apio, moras azules, cacahuates, plátanos, ajo e incluso chocolate tienen el potencial de impulsar la resistencia sexual de un hombre. (Nota: comer muchos carbohidratos la noche anterior de tu maratón sexual matutino no se recomienda y probablemente será contraproducente).

Cambia las cosas. Con el sexercicio; al igual que con cualquier ejercicio, es importante intentar cosas nuevas y diferentes todo el tiempo. Al intentar posiciones más desafiantes y aventureras, utilizas músculos diferentes para estabilizarte, lo que constantemente sorprende a tu cuerpo (y quizá a tu pareja), y obtienes un mejor entrenamiento. Si te encuentras en las mismas posiciones todo el tiempo y tu lugar de sexo más aventurero es el pie de la cama, definitivamente es tiempo de cambiar las cosas.

Orgasmo en el centro. Involucra a tu abdomen todo el tiempo mientras tengas sexo. Enfocarte en tu abdomen y aislar los músculos alrededor de la pelvis no solo fortalecerá a este, hará que tu abdomen se vea más plano en ese momento. También, hay una mayor evidencia de que los ejercicios adecuados en el abdomen pueden inducir el orgasmo. ¡Hablando de duplicar el placer!

Entrena. Ya dijimos que el sexo realmente no cuenta como tu forma principal de ejercicio así que, ¿por qué no ejercitarse para tener mejor sexo? En una investigación se muestra que las mujeres que se ejercitan regularmente tienen vidas sexuales más activas, llegan al orgasmo más rápidamente y se excitan más fácilmente que las mujeres sedentarias. Por otra parte, en el estudio, las mujeres fueron más sexualmente responsivas después de 20 minutos de ejercicio vigoroso. Entre los hombres, el ejercicio corto e intenso se vincula con mayores niveles de testosterona, lo que puede estimular el interés y comportamiento sexual. ¿Buscas el calentamiento perfecto para una sesión caliente en la ducha? Un entrenamiento sexy en la mañana con tu otra mitad lo garantizará.

Enfoca tu entrenamiento en aislar a los músculos que te ayudarán en el sexo. ¡Los movimientos pélvicos son necesarios! 

Riley Rearden contribuyó con este artículo.

Este artículo fue publicado originalmente en upwave.com.

Ahora ve
Terrorismo en Barcelona une en condolencias al mundo deportivo
No te pierdas
×