Los adultos dedican más tiempo a sus dispositivos que a sus hijos: estudio

Según una investigación, los adultos utilizan mucho sus 'gadgets' durante las comidas, lo que afecta las interacciones padre-hijo
Teléfono padre e hijo
telefono padre hijo  Teléfono padre e hijo  (Foto: )
  • A+A-
Autor: Arianna Yanes
(CNN) -

¿Cuántas veces hemos visto a los padres pedirle a sus hijos que dejen sus gadgets a la hora de comer? Parece que esta tendencia se está revirtiendo, ahora son los adultos los que utilizan sus teléfonos móviles mientras sus niños les piden atención.

En un nuevo estudio, publicado este lunes en Pediatrics, los investigadores observaron que los padres dedican mucha parte de su tiempo a su teléfono celular principalmente durante la hora de la comida, además registraron extensivamente y describieron aspectos del uso del teléfono celular del cuidador.

Los investigadores observaron a 55 cuidadores con niños en restaurantes de comida rápida en el área metropolitana de Boston en Estados Unidos. De los 55 observados, 40 cuidadores (73%) utilizaron dispositivos en algún punto en la comida. Casi el 30% utilizó el teléfono móvil casi continuamente, solo dejándolo brevemente.

“Mucha literatura de investigación pediátrica muestra que las conexiones e interacciones interpersonales en las comidas son realmente benéficas para la salud y el desarrollo del niño”, dice la autora principal y pediatra, la médico Jenny Radesky.

Los cuidadores que estuvieron más absortos en sus teléfonos móviles, principalmente enfocándose en el dispositivo en lugar de en el niño, fueron los que continuamente tecleaban o deslizaban el dedo en sus dispositivos. Las llamadas telefónicas parecían ser menos absorbentes, debido a que los padres a menudo hacen contacto visual con sus hijos durante la llamada y después guardan los teléfonos.

“(Los cuidadores absortos) parecían muy irritados y nerviosos al intentar equilibrar su atención entre la paternidad y lo que hacían en su dispositivo”, dice Radesky. “Otra dinámica importante fue que el niño intentaba conversar y el cuidador respondía en una forma que estaba retrasada o no parecía en sintonía con lo que el niño decía”.

Algunos niños respondían al “aumentar sus apuestas por atención” mientras que otros “aceptaban la falta de compromiso y se entretenían ellos mismos”, se mostró en el estudio.

 “Si estás en un lugar público… la mejor oportunidad de que tu hijo se comporte bien es que les prestes atención”, dice la médico Ari Brown, pediatra y autora de Baby 411.

Aunque los teléfonos móviles a menudo llevan a una “paternidad distraída”, como la llama Brown, también pueden crear oportunidades para compartir momentos juntos, entretenerse juntos, y aprender juntos, dice. En el estudio se encontró que los cuidadores que utilizaban teléfonos junto con los niños estaban menos enfocados en el dispositivo y más enfocados en la experiencia con el niño.

Este es el primer estudio que analiza este tema y no tenía la intención de generar ninguna conclusión sobre cómo el uso del dispositivo móvil afecta las relaciones entre cuidadores y niños.

Los autores esperan generar preguntas para futuros estudios que se adentran en más especificaciones del uso de teléfonos celulares por parte de los cuidadores y el cuidado de sus hijos. Los efectos a largo plazo de esa “ausencia presente” deben considerarse al avanzar.

“Cuando los padres hablan menos con sus hijos, el desarrollo de su lenguaje se ve afectado”, dice Brown. “Piensa mucho sobre el uso de [tu teléfono] cuando tengas la oportunidad de sentarte y realmente hablar y comprometerte con tu hijo”.

Para los padres que intentan administrar el uso del celular y pasar más tiempo con sus hijos, Rachel Stafford, autora del best-seller de The New York Times, Hands Free Mama, recomienda comenzar con cosas pequeñas.

 “Crea un ritual diario en el que el tiempo con tu ser querido está protegido de todas las distracciones e interrupciones. Eso podría ser cuando los vas a dormir, en el desayuno, o cuando paseas al perro”, dice Stafford. “Podrías haberte perdido tiempo con tus seres queridos, pero siempre existe hoy”.

Ahora ve