Cómo los padres pueden construir una buena imagen corporal para sus hijos

Enseñarles hábitos saludables y un buen estilo de vida a los hijos son clave para su buen desarrollo durante la adolescencia
hijos padres ejercicio  hijos padres ejercicio
Autor: Kelly Wallace | Otra fuente: 1

Nota del editor: Kelly Wallace es corresponsal digital y editora de CNN que cubre temas de familia, carrera y vida. Es madre de dos niñas y vive en Manhattan, Estados Unidos. Lee sus otras columnas y sigue sus reportes en CNN Parents y en Twitter.

(CNN) – Hace siete años, Dawn Larkin-Wallace, una madre de tres niños, empezó a correr para perder entre 4.5 y 9.07 kilogramos del peso del embarazo que no desaparecía.

Pensó que una vez que bajara de peso, ya no tendría que correr en la caminadora.

Lo que nunca imaginó es que se convertiría en una corredora de maratones que inspiró a que sus tres hijos también comenzaran a correr.

“Simplemente somos una familia que corre”, dijo Larkin-Wallace de Baldwin, Nueva York, Estados Unidos, quien es parte del club de corredores Black Girls RUN!, un grupo nacional que alienta a las mujeres afroamericanas a hacer que la salud y el bienestar físico sean una prioridad.

Primero, Larkin-Wallace registró a su hija de 15 años Kayla, una estudiante de segundo año de la preparatoria, para una carrera después de percatarse de lo que corría en sus partidos de futbol era el equivalente de cinco kilómetros.

Con la “presión positiva de grupo… y el espíritu competitivo” que existe en el hogar Wallace, dijo con una risa, “por supuesto, sus hermanos decidieron que también era algo que querían hacer”.

Kimberly, de 11 años y Kevin Jr. de nueve años, corrieron sus primeros cinco kilómetros este año.

Larkin-Wallace dijo que su meta es que la “vida saludable se convierta en un estilo de vida y no solo en una moda” entre sus hijos, quienes también juegan una serie de deportes desde el basquetbol hasta el futbol y el lacrosse.

De lo que también está muy consciente es de alentar a sus hijos, especialmente a sus hijas, a sentirse bien sobre sus cuerpos. En un estudio reciente se encontró que los adolescentes de 13 años se preocupan por ganar peso.

Ayudar a otras niñas a sentirse bien con sus cuerpos

“Siempre está en mi mente, y tengo hijas afroamericanas. … Tengo que ayudarlas a entender que aunque su tipo de cuerpo es diferente al de otras eso no hace mejor a uno o más adecuado que el otro”, dijo en una conversación con su familia en su casa.

“Mientras estemos saludables y nos cuidemos… la forma en la que estamos hechos es la forma en la que estamos hechos y debemos aceptarnos”.

Eso no siempre es fácil, añadió, especialmente cuando va a comprar ropa con sus hijas.

“Un colapso total en el vestidor al intentar probarse pantalones de mezclilla y yo decía, ‘bueno, Kayla, todo no está hecho para todos así que simplemente tienes que encontrar lo que funciona para ti’”, dijo Larkin-Wallace.

“Es algo con lo vivo. Es algo con lo que mi mamá vive. Va a tener que vivir con eso. Simplemente es asó. Tienes que encontrar qué fabricante o diseñador funciona para ti y vivir un estilo de vida saludable y amarte”.

Pero lo que dificulta más eso ahora que cuando Larkin-Wallace crecía es que los adolescentes de hoy en día son inundados con mensajes en los medios “que les dicen que necesitan estar superdelgados o necesitan tener este cuerpo irreal de… chica de videos”, dijo Ashley Hicks, quien cofundó Black Girls RUN! en 2009. La organización, con 70 grupos en todo Estados Unidos, tiene aproximadamente 6,000 miembros.

Y no solo son las niñas las que experimentan estos problemas de imagen corporal. Los niños también son inundados con imágenes de cómo se supone debe verse un hombre masculino, lo que puede ser igual de dañino que la representación de las niñas de los medios.

Hicks dijo que la mejor forma de contrarrestar esos mensajes es al “mostrar que no todos los que corren o están en buena forma son talla dos o cuatro. Va a haber tallas ocho, 10, 12 y 14”.

“Muchas personas van a tener curvas y no hay nada malo con eso”.

“¿Me veo gorda?”

En contra de los medios, algunos padres podrían sentirse impotentes en lo que se refiere a ayudar a sus hijos adolescentes a desarrollar una imagen corporal positiva, pero hay muchas cosas que los padres pueden hacer, dijo Anne Wennerstrand, una psicoterapeuta de práctica privada en Katonah, Nueva York, que trabaja con adolescentes y padres para tratar y prevenir problemas de alimentación y de imagen corporal.

Cómo hablamos sobre nuestros propios cuerpos afecta directamente cómo podrían sentirse nuestros hijos sobre los suyos, dijo.

“Preguntamos, ‘¿me veo gorda?’ o ¿hacemos comentarios excesivos sobre la apariencia incluso en una conversación casual?”, dijo Wennerstrand, quien también está en la facultad del Instituto Centro de Terapia de las Mujeres en Estados Unidos.

“Si los padres pueden concientizarse de cuánto comentan sobre la apariencia, cuán críticos se sienten de sus propios cuerpos, allí es donde realmente comienza”.

La médico Larissa Hirsch, editora médica de KidsHealth.org, añadió, “simplemente es difícil para un adolescente crecer en un hogar donde alguien diga constantemente ‘me veo gorda con esto’ y no internalice algo de eso”.

El mejor consejo para los padres, dijo Hirsch, es enfocarse menos en la apariencia y más en la salud, cualidades internas y “cosas que tu cuerpo puede hacer, en lugar de cómo se ve tu cuerpo”.

“Felicítalos por cosas que no tienen nada que ver con la apariencia: cuán bien compartieron con su hermano, cuán bien defendieron a su amigo, cuán generosos fueron, cosas de esa naturaleza, al intentar apoyar, ser positivos y mostrar la importancia de cosas que tienen que ver menos con la apariencia y más con el tipo de persona que eres”, dijo Hirsch.

Comenzar con la salud tempranamente

Los padres también pueden ayudar a sus hijos al mostrarles, incluso cuando son pequeños, cómo ser saludables.

Eso significa un estilo de vida que incluye actividad física, pero también comer correctamente, y no cometer el error de saltarte comidas y comer demasiada comida rápida y postres.

“Ver lo que comen los padres, eso tiene un gran impacto”, dijo Hirsch. “Mantén tu cocina llena de opciones saludables. Es difícil cuando vas a la cocina para comer algo y las cosas que ves son todos estos aperitivos que están llenos de grasa, sal y calorías”.

Ayudar a los niños a desarrollar hábitos saludables tempranamente, incluso desde que van en la primaria o están en la preadolescensia, puede establecerlos en el camino de un estilo de vida saludable en su adolescencia y más allá, dijo Toni Carey, la otra cofundadora de Black Girlos RUN!

En sus primeros años y en la secundaria, Carey dijo que era la “niña regordeta de la clase”, y no fue hasta sus años adultos en los que realmente comenzó a cuidarse.

“Veo en retrospectiva y pienso, ‘wow, ¿qué hubiera pasado si hubiera comenzado a correr en la secundaria o preparatoria o solo a crear hábitos saludables?, no sería tan difícil ahora’”, dijo Carey.

“Así que, es por eso, que sabemos que las madres son la clave para que las cosas ocurran en el hogar. Si mamá es saludable y come bien, entonces todos lo harán también”.

Ese definitivamente es el caso en el hogar Wallace, donde los niños siguen el camino de su mamá en la cocina y en la pista para correr, y parecen muy cómodos con cómo se ven.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

“Cuando te ejercitas y te sientes bien, es como si no necesitara verme como una modelo de Victoria’s Secret”, dijo Kayla de 15 años. “Solo necesito sentirme saludable sobre mí misma”.

Sigue a Kelly Wallace en Twitter y dale ‘me gusta’ a CNN Living en Facebook

Ahora ve
Jesús Campos relata su encuentro con Stephen Paddock, el pistolero de Las Vegas
No te pierdas
×