Los superhéroes pueden ayudar a la autoestima de los niños

Estos personajes poderosos podrían ayudar a mejorar la confianza y la fuerza interior de los infantes, según un psicólogo social
batkid  batkid
Henry Hanks
Autor: Henry Hanks
(Reuters) -

Dos de las primeras palabras de mi hijo mayor fueron “Papá” y “Batman”. (O al menos “Batmah”). Eso debió darme una pista de que Gilbert seguía los pasos de su padre; esta en camino de ser un fanático de los superhéroes

Desde bailar y cantar la canción de Batman cuando tenía un año hasta crear sus propios superpersonajes a partir de objetos cotidianos a su alrededor, ha estado completamente cautivado con los superhéroes.

Mientras crecía, sus superhéroes formaban la persona en la que se convertía.

Una fascinación con superhéroes puede beneficiar a un niño en muchas formas, incluida impulsar su autoestima y hacerlo sentir poderoso. 

Gilbert no es el único ejemplo de los poderes positivos de idolatrar a un superhéroe. En algunos casos, los superhéroes pueden enseñarle a los niños cómo ser fuertes.

Cynthia Falardeau de Vero Beach, Florida, Estados Unidos, también alentó a su hijo, Wyatt, a explorar a los superhéroes durante años, debido a la forma en la que cambió su niñez para bien.

Antes de que admirara a la Mujer Maravilla y a la princesa Leia, Falardeu sufría bullying de otros niños por su primera inspiración heroica, Mary Poppins.

"Mis dos hermanos mayores y sus amigos del vecindario aplastaron mis sueños”, dijo. “Sus burlas me llevaron a encontrar confort en los brazos de mi madre”.

Su madre la alentó a buscar un personaje más “atrevido”, y pronto descubrió a la Mujer Maravilla y a la Mujer Biónica de la televisión.

La Mujer Maravilla le dio confianza: “Era poderosa, hermosa y ¡nunca se inmutaba!”. Incluso hoy en día, acredita a estas heroínas con algunas de las cosas que logró en la vida.

“Completé cuatro medias carreras ironman (113.1 kilómetros) en los últimos dos años”, dijo.

“Cada vez que imagino mi éxito, pienso en la Mujer Biónica o la Mujer Maravilla, y me siento invencible. Cuando doy esa primera brazada y me deslizo en el agua, me lleno de energía”.

Ahora ve a Wyatt de 11 años encontrando fuerza para lidiar con sus problemas en la escuela.

"A veces Wyatt dice que sufre bullying y los superhéroes le dan la confianza para pararse, y decirle al maestro”, dijo.

"Uno de sus favoritos es el Increíble Hulk”, dijo.

"’¡Me gusta que Hulk se enoja con los malos y utiliza kung-fu!’”, le dijo a su madre.

La reciente película de Capitán América hizo que el héroe patriótico también fuera uno de los favoritos de Wyatt.

Cuando su madre le preguntó por qué le gustan tanto los superhéroes, dijo, “tienen superpoderes, fuerza, y son valientes. Siempre hacen lo correcto. Luchan contra el mal. ¡Los superhéroes te dan fuerza!”.

Jeff Greenberg, profesor de Psicología Social en la Universidad de Arizona en Estados Unidos, ve a esto; que los superhéroes te den fuerza y poder, como la clave de la razón por la que los niños aman a los superhéroes.

"Nosotros los adultos nos olvidamos de cuán vulnerables éramos de niños”, dijo.

"Éramos pequeños y nos faltaba el tamaño físico, la fuerza y el conocimiento para protegernos y funcionar efectivamente por nuestra propia cuenta”, dijo. Los niños primero dependen de sus padres para el amor y protección. Pero a medida que crecen, comienzan a admirar a modelos a seguir que encarnan el mismo poder y positividad, dijo Greenberg.

"Al identificarse con los héroes y superhéroes de la cultura, los niños pueden comenzar a sentir que se alinean con lo que está bien y que pueden desarrollar su propia agencia, poder y valor en el mundo”, dijo.

Por supuesto, siempre están los clásicos argumentos en contra de que los niños tengan interés en los superhéroes. Son estrategias de marketing. Sacan de la realidad a los niños.

Los superhéroes vienen con una ración de violencia (incluso si usualmente es “violencia de caricaturas”).

Y también hay preocupaciones de que los niños reciben la idea errónea, al verse en el futuro como héroes o víctimas.

Greenberg dijo que son preocupaciones válidas, pero todavía ve a los superhéroes como los buenos en lo que se refiere a su influencia en los niños.

La respuesta no es tratar de controlar las preferencias de tus hijos. Greenberg alienta a los padres a “ser la fuerza guía al compartir su disfrute de los superhéroes, y en formas apropiadas según su edad”.

Una vez que los niños entienden que son personajes ficticios, pueden comenzar a distinguir entre cómo funcionan las cosas en la tierra de los superhéroes y cómo funcionan en el mundo real, dijo.

Falardeau dijo que los superhéroes le enseñaron buenas lecciones a su hijo en una escala menor: “Creo que aprende que todos son capaces de ser extraordinarios”.

A medida que el juego de superhéroes de Gilbert evoluciona, no solo desarrolló un sentido de moralidad, su positividad interior también salió. Ve a los villanos como capaces de dar vuelta a la página. Los describe como volviéndose buenos a veces.

La fascinación de Gilbert no ha avanzado sin aliento de mi parte. He sido un fanático de los superhéroes desde que El Hombre Araña me enseñó cómo leer en The Electric Company. Realmente nunca me dejó, desde la Batmanía a finales de la década de 1980 y principios de la década de 1990 hasta el resurgimiento del cine de superhéroes con X-Men y El hombre araña, y he sido un coleccionista de cómics durante décadas.

En lo que a mí respecta, espero que los superhéroes continúen aumentando la imaginación de Gilbert, ¡arriba, arriba y muy lejos!

Ahora ve
Snapchat pasa de un filtro a ser un disfraz
No te pierdas
×