¿Estamos cerca de ver una obra de arte con un precio de miles de millones?

Subastas como la que se realizará esta noche en Christie's demuestran que aún no hemos visto el mayor precio para una obra de arte
William Lee Adams
Autor: William Lee Adams
(Reuters) -

Cuando Christie’s lance su más reciente subasta en su sala de exposición de Nueva York esta tarde, los mazos caerán. Sin embargo, los precios ciertamente subirán… y subirán.

Para su Venta Nocturna de Maestros de la Postguerra y Contemporáneos, una de sus principales subastas de arte de este año, Christie’s tiene a obras maestras en oferta incluidas Three Studies for a Portrait of John Edwards (Tres estudios para un retrato de John Edwards) de Francis Bacon, Abstraktes Bild (712) de Gerhard Richter, y Untitled (Sin título) de Mark Rothko durante una noche en la que se espera llegar a 200 millones de dólares.

Christie's estima que la obra de Richter podría tener un precio de entre 22 y 28 millones de dólares, la de Rothko entre 40 y 60 millones de dólares, y el tríptico de Bacon alrededor de 80 millones de dólares.

La casa tiene razones para ser optimista con sus estimados.

El 12 de mayo, durante una subasta titulada If I Live I’ll See You Tuesday (Si vivo te veré el martes), los compradores de 26 países derrocharon dinero en obras contemporáneas de artistas incluidos Jean-Michael Basquiat, Jeff Koons y Richard Prince.

Christie's vendió 134.6 millones de dólares en arte en una hora.

Al hablar con los periodistas después de la exhibición, el director ejecutivo de Christie’s, Steven Murphy, sugirió que los compradores de mercados emergentes ayudan a mantener vibrante al mercado.

"La cantidad de personas alrededor del mundo interesada en adquirir arte en todos los niveles explota”, dijo. “No estamos en una burbuja”.

Viola Raikhel-Bolot, la directora de la firma global consejera de arte, 1858 Ltd Art Advisory, cree que los compradores internacionales acudirán en masa a la subasta de esta noche.

"El lugar para comprar arte de la postguerra y arte contemporáneo parece que sigue siendo Nueva York”, dice. “Los coleccionistas de Latinoamérica y Asia frecuentan las galerías aquí y siguen estas ventas muy de cerca”.

Época de boom

En años recientes las ventas de obras de arte han marcado una tendencia en una dirección: hacia arriba.

Según el reporte anual de la Feria Europea de Obras de Arte, las ventas globales de obras de arte aumentaron 7.5% en 2013 a 65,600 millones de dólares, un poco menos de la mayor de todos los tiempos en 2007.

En 2013, Christie’s marcó más de 7,000 millones de dólares en ventas, al romper su propio récord por cuarto año consecutivo. En noviembre de 2013, una subasta de Christie’s en Nueva York recaudó 782,368,375 dólares, la mayor serie de subastas en la historia del mercado de arte.

Balloon Dog de Jeff Joons se vendió por 58.4 millones de dólares, lo que la convirtió en la obra más valiosa vendida en una subasta por un artista vivo y en la misma subasta. El tríptico de Lucian Feud de Francis Bacon, se vendió por 142 millones de dólares.

Andrew Renton, director de la galería Marlborough Contemporary de Londres y profesor de Curación en el Colegio Goldsmiths en la Universidad de Londres, señala que hay muchos más acuerdos que suceden en privado, y que algunos probablemente superan los registros existentes.

"Tenemos un modelo económico que es ligeramente contradictorio”, dice Renton. “Los precios parecen establecer el valor. Pagar en exceso es casi lo mejor que puedes hacer, porque comienzas a definir tu propio mercado”.

Pero esto no está libre de discusiones.

Cree que los compradores con mucho dinero quieren obras superlativas que profundicen en nuestra psique.

"Bacon trabaja en ese modelo”, dice. “Se mete en el alma del ser humano ansioso. Y en Rothko la abstracción es un reflejo de la oscuridad y la condición contemporánea.

"Las personas hablan sobre estas cosas en términos monetarios. No llegas a ese valor monetario a menos que haya una correlación con el valor cultural”.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

A medid que las obras clásicas se vuelven más escasas, su valor continuará aumentando; al igual que la conmoción que las rodea.

"No creo que haya un límite de precio”, dice Renton. “En nuestra vida veremos una obra de arte multimillonaria”.

Ahora ve
Miles marcharon en la CDMX en contra de la renegociación del TLCAN
No te pierdas
×