México conserva los hogares 'familiares' tradicionales: INEGI

El país sigue dominado por hogares dirigidos por un hombre, pero en el caso de las familias monoparentales, la mujer predomina
Un hogar de tipo familiar en la Ciudad de México, integrada  Un hogar de tipo familiar en la Ciudad de México, integrada por padre, madre, hijos, abuelos y nietos
Ángel Nakamura López
Autor: Ángel Nakamura López | Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

México es un país que conserva los hogares ‘familiares’ tradicionales, según datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI).

Y es que la mayor proporción de los hogares en México (90.5%) es de tipo familiar; estas viviendas se caracterizan porque existe una relación de parentesco entre los integrantes con el jefe.

Por su parte,  los hogares en donde no hay parentesco entre los integrantes y su jefe, representan el 9.3%. En ambos casos, se tiene un promedio de 3.9 habitantes por cada casa.

De estos hogares familiares, ocho de cada diez (77.7%) son dirigidos por hombres y 22.3% por mujeres.

En contraste, en el país, 18.5% de los hogares familiares son monoparentales, es decir, son dirigidos por un solo jefe, sea hombre o mujer.

Las entidades con una mayor proporción de hogares monoparentales se ubican en el centro y el sur de México: el Distrito Federal (24.3%), Morelos (20.9%) y Guerrero (19.7%). 

Con un menor porcentaje de este tipo de hogares, se encuentran dos entidades del norte, Nuevo León (15.2%) y  Zacatecas (15.5%), así como una del sur, Quintana Roo (15.4%).

Las mujeres encabezan 84% de los hogares monoparentales. El hombre, solo el 16%.

La mayoría de los hogares monoparentales son dirigidos por un jefe cuya edad se encuentra entre los 30 y los 59 años; 65.1% son mujeres y 49.6% son hombres.

El nivel de escolaridad que predomina en las(os) jefas(es) de hogares monoparentales es la educación básica (primaria y secundaria terminada).

Es preciso mencionar que tanto para el hombre como para la mujer, dirigir un hogar sin cónyuge o pareja puede representar una condición compleja, debido a que no solo tiene la responsabilidad del cuidado o atención de sus hijos, sino también de otras actividades como el trabajo para el sostenimiento de su hogar.

En México, los cambios sociales y económicos que se han producido en las últimas décadas se han visto reflejados en la familia, uno de estos cambios es el crecimiento de las rupturas conyugales.

Además, parece que la inestabilidad de las uniones se incrementa, lo que se observa en los porcentajes de personas divorciadas, que a partir de los 35 años empiezan a ser cada vez más importantes.

La información censal describe una tendencia clara de disminución de la población unida conyugalmente por medio de un matrimonio, de 1990 a 2000 y 2010, los porcentajes en esta condición, han pasado de 45.8 a 44.5 y 40.5%.

Tan solo del 2000 al 2008, los divorcios se multiplicaron 1.8 veces, mientras que los matrimonios disminuyeron 0.8 veces.

De 2004 a 2012, se mostró una disminución en el número de matrimonios: de 600,563 a 585,434 en un lapso de ocho años.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

En la actualidad, las condiciones económicas marcan pautas donde las mujeres con hijos se insertan al mercado laboral con el propósito de tener un ingreso que complemente al de su cónyuge u otro miembro del hogar, o bien, sea la única fuente de manutención para ella y sus hijos.

La participación de la mujer es cada vez más activa, independientemente de su situación conyugal, y de si tiene, o no hijos, tan solo del total de las jefas de hogar con hijos, 48.1% forman parte de la población económicamente activa.

Ahora ve
Entre los disparos de sus compañeros, así desertó un soldado norcoreano
No te pierdas
×