Kentucky Fried Chicken niega que haya discriminado a una niña por su cara

Un par de investigaciones descartaron que se discriminara a la niña en Mississippi por las cicatrices en su rostro, según la cadena
Educación contra la discriminación hacia los niños
Autor: Ralph Ellis
(Reuters) -

La cadena restaurantera Kentucky Fried Chicken (KFC, por sus siglas en inglés), informó que no hay evidencia que respalde la acusación de la familia de una menor de tres años, respecto a que la niña habría sido discriminada por las cicatrices en su rostro, informó la compañía este martes.

La parte agraviada aseguró que KFC le pidió abandonar el restaurante porque el rostro de la menor "estaba espantando a los clientes".

Se llevaron a cabo dos investigaciones, incluyendo una de un investigador independiente, y ninguna de las acciones reveló evidencia de que el incidente ocurrió, comunicó el vocero de KFC, Rick Maynard, en un correo electrónico enviado a CNN.

La familia mantuvo una página de Facebook llamada Victoria's Victories que fue suspendida, pero antes de eso, alguien publicó un comentario que decía lo siguiente:

"Prometo que no es un engaño, nunca pensé que todo esto fuera a explotar de la manera en que ha sucedido…por favor no le crean a los medios mentirosos. Yo personalmente he visto a esta familia pasar penas para proveer a Victoria. Ellos no han hecho ni harán algo para dañarla de ninguna manera".

A pesar de varias llamadas hechas por CNN, ni la familia o el abogado de la familia pudieron ser contactados para hacer comentarios.

Victoria Wilcher resultó gravemente herida y terminó con cicatrices en abril por el ataque de un perro pit-bull. Su abuela, Kelly Mullins, le dijo a la afiliada de CNN WAPT que llevó a Victoria a un KFC de Jackson, Mississippi, tras una cita médica, y un empleado del restaurante le pidió que se fuera porque las cicatrices de la menor estaban asustando a otros comensales.

Luego de que la historia fuera difundida, las donaciones le llovieron a la página de donaciones en línea de la familia. KFC se disculpó en la página de Facebook de la familia y donó 30,000 dólares (391,915 pesos) para el tratamiento de Victoria.

El periódico Leader-Call en Laurel, Mississippi, publicó la historia, poniendo en duda la cuenta de la familia, que usó fuentes sin nombres.

“Las fuentes hablaron bajo la condición de un estricto anonimato porque no se les permitió hablar y ser grabados”, reportó el periódico.

El director ejecutivo de la página electrónica de fundaciones y donaciones GoFundMe, Brad Damphousse, emitió un comunicado este martes, en el que informaba que suspendía la campaña y ofrecía reembolso por las donaciones.

“En vista de la presente incertidumbre que involucra al esfuerzo de donaciones de Victoria’s Victories, GoFundMe ha suspendido temporalmente la campaña hasta que toda la verdad se revele”, mencionó el comunicado.

Pit bulls atacaron a Victoria en abril pasado mientras visitaba a su abuelo, de quien está divorciada Kelly Mullins, informaron las autoridades.

Los perros mordieron a la menor por todos lados, pero especialmente en su rostro. La niña tiene severas cicatrices faciales y ha perdido visión en su ojo derecho así como la habilidad de mover el lado derecho de su rostro, le dijo Mullins a WAPT. La menor ahora lleva un parche de ojo con un personaje de una caricatura.

Luego de que se volviera pública la acusación de la familia, KFC llevó a cabo dos investigaciones.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

“Ninguna de ellas reveló ninguna evidencia de que el incidente ocurriera y consideramos que las investigaciones están cerradas”, dijo la compañía en un comunicado difundido este martes.

“Estamos honrando nuestro compromiso con la donación de 30,000 dólares para ayudar con los recibos médicos de Victoria. Esperamos que todos mantengan a Victoria en sus pensamientos y oraciones. Sin duda, ella estará en las nuestras”.

Ahora ve
Fuerzas lideradas por EU arrebatan a ISIS el poder de la ciudad siria de Raqqa
No te pierdas
×