Una niña de 9 años muere en Kansas, EU, por una ameba que 'come' cerebro

Hally Yust, una esquiadora acuática del estado de Kansas, falleció la semana pasada a causa de la ameba 'Naegleria fowleri'
Autor: Holly Yan y Elizabeth Cohen
(Reuters) -

Una ameba que devora el cerebro y merodea en agua dulce ha generado advertencias por parte de los funcionarios de Kansas luego de que matara a una niña de 9 años.

Hally Yust era una ávida esquiadora acuática y pasó las últimas semanas nadando en varios cuerpos de agua dulce. Ella murió la semana pasada a causa del parásito Naegleria fowleri, que vive en aguas templadas estancadas.

El lunes, en el funeral de Hally, su familia llevaba camisetas con el logotipo de su club de esquí acuático, informó WDAF, afiliada de CNN. Sus familiares honraron a la joven atleta al anunciar la beca de básquetbol femenino Hally Yust en la Universidad Estatal de Kansas.

LEER: Tu cerebro puede sufrir en un concierto de rock

"Nuestra preciosa hija, Hally, amaba la vida y parte de su gran alegría era pasar tiempo jugando en el agua", dijo su familia en un comunicado.

"Perdió la vida a causa de una ameba poco común que vive en muchos entornos distintos de agua dulce. Queremos que sepan que este trágico evento es bastante poco común, y no es algo de lo que deben tener miedo".

'Simplemente causa destrucción'

Mientras las infecciones por Naegleria fowleri son poco frecuentes, pueden tener efectos devastadores.

"La ameba... se encuentra muy arriba en nuestra nariz y puede dirigirse a nuestro sistema nervioso central y a nuestro cerebro", dijo el Dr. William Schaffner del Vanderbilt University Medical Center. "Y una vez que está ahí, simplemente causa destrucción".

Los síntomas por lo general se presentan más o menos cinco días después de la infección, dijo el Departamento de Salud y Medio Ambiente de Kansas.

Además de un fuerte dolor de cabeza, fiebre, náusea y vómitos, las infecciones por Naegleria fowleri a menudo causan la muerte.

Más frecuentes en el verano

Los casos a menudo se reportan durante el verano, cuando más personas se sumergen en cuerpos de agua dulce.

El verano pasado, Zachary Reyna de 12 años, de Florida, se infectó luego de practicar kneeboarding en agua dulce cerca de su casa. Murió más adelante.

Asimismo el verano pasado, Kali Harding de Arkansas fue a nadar y quedó infectada por el parásito. A pesar de que las probabilidades estaban en su contra, Kali sobrevivió.

Durante los últimos 50 años, se ha reportado más o menos 130 infecciones por el parásito Naegleria fowerli. De esos casos, solo tres personas (entre ellas Kali) han sobrevivido.

Mientras los humanos pueden infectarse al nadar en agua dulce, las personas no lo hacen si toman agua contaminada con la ameba, indicaron los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.

Cómo protegerte

La poca frecuencia y lo aleatorio de las infecciones hace que predecir dónde podrían ocurrir sea difícil.

"Se desconoce por qué ciertas personas se infectan con el parásito mientras otros millones de personas expuestas a aguas dulces recreativas no lo hacen, incluyendo a las personas que nadaban con quienes sí resultaron infectados", informaron los CDC.

El departamento de salud de Kansas recomienda a los nadadores usar tapones en la nariz cuando naden en agua dulce.

También sugiere no mover el sedimento en áreas poco profundas de agua dulce y mantener la cabeza fuera del agua en aguas termales y otras aguas de este tipo que no hayan sido tratadas.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Pero el Naegleria fowerli no es el mayor peligro en las actividades acuáticas que se realizan en el verano.

Mientras 34 personas resultaron infectadas con la ameba en Estados Unidos entre 2004 y 2013, hubo más de 34.000 muertes de personas que se ahogaron en Estados Unidos entre 2001 y 2010, indicaron los CDC.

Ahora ve
Hallan gigantesca área de contaminación oceánica del tamaño de México
No te pierdas
×