La realidad detrás de las películas que ves en tus viajes en avión

Las aerolíneas pagan miles de dólares para editar algunas películas para que estén bajo las políticas de censura de la región
¿Cómo se escogen las películas en los aviones?
James Durston
Autor: James Durston
(Reuters) -

En una pequeña suite oscura de edición, sin ventanas, un hombre ve en su monitor la película de Will Ferrell, Hechizada.

Busca la escena de las salchichas, para que pueda editarla.

Censurará cualquier diálogo que mencione salchichas y también editará los subtítulos.

Trabaja para una empresa que vende películas a las aerolíneas, y este cliente en particular viene de Medio Oriente, donde el cerdo y sus derivados son tabú.

Es un enlace en una larga cadena que se extiende desde los estudios de cine hasta los agentes de ventas, distribuidores y proveedores de servicio de contenido (CSP, por sus siglas en inglés) antes de llegar a la pantalla de seis por cuatro pulgadas en el respaldo; y me dan un vistazo fascinante de cómo este mundo supercensurado, multimillonario y complejo funciona.

La censura

No es sorprendente que la mayoría de las aerolíneas eviten películas sobre desastres aéreos. Pero esa censura también se extiende a otro lados.

Las películas dentro de los vuelos son sujetas a algunas de las políticas de censura más rígidas en el mundo del entretenimiento, incluso al grado de editar logos de aerolíneas de la competencia.

Los incidentes a principios de este año arrojaron luz en las políticas de censura de algunos países, cuando los rostros de cerdos fueron oscurecidos en una edición malaya de International New York Times y la película El lobo de Wall Street fue censurada más allá de la comprensión en Dubai.

Nos pueden presentar películas similarmente expurgadas cada vez que presionamos el botón de reproducción en un avión.

"Dependiendo de qué región sea la de la aerolínea, habrá tolerancias diferentes”, dice Jovita Toh, la CEO de Encore Inflight Limited, un distribuidor para aerolíneas, con base en Hong Kong.

"Los europeos no tienen problemas con algo de desnudez y pueden tolerar sangre y demasiada violencia.

"Medio Oriente está estrictamente en contra de cualquier forma de lenguaje sexual o piel desnuda pero es altamente tolerante con las escenas violentas. Las aerolíneas musulmanes también piden que todas las menciones de cerdo o carne de cerdo sean eliminadas incluso de los subtítulos.

"Singapur es muy sensible con escenas o películas con contenido homosexual”.

Además de venderle derechos de películas a las aerolíneas, Toh y su empresa hacen gran parte de la censura.

"Otros puntos de edición serán accidentes de avión, logos de otras aerolíneas, lenguaje obsceno”, dice Toh. “Las aerolíneas tienden a alejarse del contenido de horror, sexual, político, religioso y terrorista.

"También cambiamos algunas escenas sangrientas a blanco y negro y suavizamos el efecto”.

¿Por qué tan sensibles?

"Esto viene de entender el grupo demográfico de sus pasajeros y analizar el dato de uso de pasajeros en el transcurso de los años”, dice Toh.

Las aerolíneas quieren evitar desesperadamente lo que le pasó a United Airlines en febrero de 2013, cuando un vuelo de Denver a Baltimore fue desviado a Chicago después de que un padre se quejara de contenido inapropiado en las pantallas desplegables comunales.

Y están dispuestas a pagar mucho dinero para asegurar que la mayoría de las personas estén satisfechas.

El costo

Algunas aerolíneas gastan hasta 20 millones de dólares al año en contenido de entretenimiento dentro del vuelo (IFE, por sus siglas en inglés).

El hardware puede costar cinco millones de dólares extra por avión.

Un conocedor que trabaja para una de las mayores CSP de la industria y habló solo con la condición de anonimato, dice que la cantidad que las aerolíneas gastaron en ofertas de entretenimiento en 2012 llegaron casi a los 3,000 millones de dólares.

Dice que se predice que esa cifra aumente a aproximadamente 10,000 millones de dólares en 2030.

Le pregunté si este dinero podría gastarse mejor en reducir los precios de los boletos; la respuesta de todas las aerolíneas a las que me acerqué fue inequívocamente: “No”.

Todos valoramos demasiado nuestros éxitos taquilleros de Tom Hanks y repeticiones de The Big Bang Theory, aparentemente.

"En los vuelos largos especialmente, las personas se sientan más de 10 horas. Las películas correctas ciertamente pueden ayudar a que ese tiempo pase más rápido”, dice Michael Freedman, productor ejecutivo de entretenimiento dentro del vuelo para Qantas, al hacer eco de los puntos de vista de todas las aerolíneas con las que hablé.

Las mayores aerolíneas internacionales a veces pagan más de 90,000 dólares por una licencia para mostrar una película en un periodo de un par de meses.

Y estas aerolíneas ahora muestran hasta 100 películas a la vez, cuando hace 20 años solo llevarían 10 o 12.

En Estados Unidos, las aerolíneas pagan una cuota cada vez que se ve una película.

Los sistemas IFE también son pesados, al pesar hasta una tonelada por avión.

Un profesor de Economía en Noruega calculó el año pasado que una reducción de un kilogramo de peso en un avión podría resultar en ahorros de combustible de 3,000 dólares por año.

Si eso es verdad, y asumimos que un sistema IFE pesa una tonelada, entonces las aerolíneas podrían ahorrar tres millones de dólares, al año, por avión, al reemplazar estos sistemas.

Y algunas ya lo hacen.

Nueva tecnología

La proliferación de smartphones, tabletas y laptops con internet entre los viajeros significa que muchas aerolíneas ahora ofrecen Wi-Fi dentro del vuelo, que se dice será el próximo salto evolutivo en los IFE.

“Aproximadamente en 15 aerolíneas, hay aproximadamente 2,000 aviones volando con streaming inalámbrico”, dice Robert Smith, director de rendimiento del negocio e inteligencia del mercado en IMDC, una empresa de investigación y consultoría de sistemas IFE.

Aunque Qantas optó por ofrecer iPads con contenido precargado en algunos vuelos, la mayoría de las aerolíneas con Wi-Fi permiten que los pasajeros proporcionen su propio hardware. Es más barato y no se necesita mantenimiento por parte de la aerolínea.

Entonces pueden transmitir contenido a sus dispositivos.

Esta publicación de blog de eDreams muestra las aerolíneas que ofrecen Wi-Fi.

El problema principal hasta la fecha es la velocidad, pero incluso esto no será un problema durante mucho tiempo. La velocidad de banda ancha en la cabina podría ser común el próximo año, de acuerdo con algunos expertos, y eso abre la puerta a un ambiente IFE completamente nuevo.

Nuevas opciones

Además de permitir que los turistas publiquen en Facebook, tuiteen y naveguen en sus sitios favoritos, también hay oportunidades para ganar dinero.

"En el futuro, las aerolíneas podrán ganar ingresos al rentar contenido a pasajeros, permitir las compras dentro del vuelo y las apuestas”, dice la fuente anónima.

El Wi-Fi dará a las empresas digitales existentes mejores oportunidades.

"Los servicios de ubicación, compras y redes sociales están dentro de las capacidades existentes de los conglomerados digitales”, dice Greg Dicum, cofundador y presidente de MondoWindow en este artículo invitado para Tnooz.com.

"Hacen las cosas mejor que nadie. Una vez que se encuentran con la confiabilidad de pasajeros de la aerolínea, no tendría sentido que las aerolíneas intentaran competir por reconocimiento de la marca”.

¿El final?

Entonces, ¿esto significa que la pantalla trasera entra a sus últimos años?

No necesariamente.

Solo más de 6,000 aviones en el mundo ofrecen pantallas IFE traseras, de acuerdo con Smith, quien añade:

“Aproximadamente 3,000 millones de trayectos de pasajeros se realizan en aviones cada año, y de estos aproximadamente 750 millones se realizan en aviones equipados con un IFE dentro del asiento”.

Estos tipos de cifras y el hecho de que la mayoría del tiempo en el aire estamos viendo la pantalla del asiento, significa que los anunciantes y otros ven a esto como una gran oportunidad de ventas.

Además, una encuesta en marzo de este año del Sydney Morning Herald encontró que el 71% de las personas (de una encuesta de 1,152) prefieren la pantalla trasera al Wi-Fi.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

¿Quién quiere sostener un pequeño teléfono en frente de su rostro durante dos horas, cuando una pantalla trasera más grande está allí?

Considera también las limitaciones de enchufes en aviones y limitaciones de capacidad en dispositivos personales, y puedes estar seguro de que nuestro hombre en la suite de edición buscará salchichas, groserías y logos de la competencia durante un gran rato.

Ahora ve
Messi publica video de su hijo cantando una popular canción catalana
No te pierdas
×