Mitos, rumores y supersticiones: los ingredientes que empeoran el ébola

Algunas comunidades en África occidental reciben información errónea sobre supuestas 'curas' y tratamientos contra el ébola
La historia del virus del ébola
Bryony Jones y Nima Elbagir
Autor: Bryony Jones y Nima Elbagir
(Reuters) -

Más de 1,300 personas han muerto mientras el brote más letal de ébola se arraiga en África occidental, pero a pesar de las campañas de información, el miedo se propaga incluso más rápidamente que el virus en sí.

Esta semana algunos pacientes con ébola en Liberia huyeron cuando la instalación de salud en la que eran tratados fue atacada por manifestantes asustados por la enfermedad.

Mientras el personal médico y las autoridades luchan por contener el ébola, ¿los rumores y la superstición dificultan aún más la situación?

¿Los mitos empeoran el brote de ébola?

"Absolutamente”, dice Nima Elbagir de CNN, al añadir que el ataque a la clínica de Liberia es solo un signo de miedo acerca de la enfermedad, lo que significa que aquellos que se enferman están aterrorizados por buscar ayuda.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que la “escala, duración y letalidad del brote de ébola generó un gran nivel de ansiedad pública” por el virus.

"Las personas se preocupan de que serán expulsadas por su comunidad si admiten que están enfermos o que parece que sus seres queridos murieron de ébola, así que retrasan el reporte de síntomas, y escuchamos anécdotas de entierros secretos”, explica Elbagir.

Una falta de comprensión sobre lo que causa el ébola y cómo se transmite significa que la región es tierra fértil para las especulaciones y creencias erróneas.

Según la OMS, las condiciones que ya son difíciles también empeoran por la incomprensión pública causada por “rumores en redes sociales que afirman que ciertos productos o prácticas pueden prevenir o curar la enfermedad con el virus del Ébola”.

¿Qué tipo de mitos y rumores están involucrados?

La OMS reporta que al menos dos personas murieron en Nigeria como resultado de beber agua salada, después de que circularon historias de que hacerlo te protege contra el ébola.

Otras supuestas “curas” para la enfermedad incluyen cebollas crudas, café, leche condensada y agua bendita.

Aunque hay grandes esperanzas para los medicamentos y vacunas experimentales, la OMS señala que, hasta ahora, no hay cura conocida. “Décadas de investigación científica no han logrado encontrar un agente curativo o preventivo de seguridad y efectividad en humanos”, dice.

La organización advirtió en contra de prestar atención a cualquier superstición sobre tratamientos potenciales:

"Muchos rumores en redes sociales afirman que ciertos productos, prácticas pueden prevenir o curar el #ébola. Son falsos, su uso puede ser peligroso”, tuiteó este martes.

A principios de este año, al comienzo del brote, un equipo de Médicos Sin Fronteras (MSF), tuvo que dejar de trabajar en una sala de aislamiento en Guinea porque los habitantes locales erróneamente creyeron que habían traído el virus con ellos.

Es un error común que dificulta aún más el trabajo del personal médico, dijo el médico de la organización, Marc Forget, a CNN: “[Cuando descontaminamos las casas] creen que propagamos la enfermedad, así que algunas villas cierran su acceso, ponen árboles en los caminos”.

Dice que grupos como MSF, la Cruz Roja y el Ministerio de Salud también fueron apedreados mientras intentaban llegar a áreas afectadas por el ébola.

Elbagir dice que la historia reciente de guerras civiles sangrientas de la región también alimenta los rumores, con algunos afirmando que el hecho de que se desplegara un ejército para impedir que las personas tiraran cuerpos en las calles es una señal de que el gobierno infecta deliberadamente a las personas para tener una excusa para imponer la ley marcial.

¿Por qué son tan difíciles de disipar?

De acuerdo con Nima Elbagir, la sospecha extensa de la autoridad, junto con una falta de infraestructura básica significan que educar a las personas sobre cómo evitar la infección es extremadamente difícil.

"Estos son lugares muy remotos en país que todavía tienen las cicatrices de la guerra [en Liberia y Sierra Leone]; las personas ya tienen traumas y hay mucha desconfianza en la superación: cuando el gobierno dice algo, las personas no necesariamente lo creen”, dice.

"No hay suficientes médicos y trabajadores de salud; las personas no están acostumbradas a verlos en sus comunidades, entonces no son las figuras de autoridad que son en otras partes”.

Elbagir dijo que la práctica de poner en cuarentena a áreas completas “casi como las villas de peste de la Edad Media”, también llevó a enojo y desconfianza mientras comunidades enteras fueron separadas de suministros vitales. “Las personas dicen ‘¡vamos a morir de hambre antes de morir de ébola!’”, dijo.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) dice que trabaja para “ofrecer asistencia alimentaria a alrededor de un millón de personas que viven en áreas de acceso restringido en tres países afectados” en un intento por “estabilizar las comunidades afectadas al limitar un movimiento innecesario y permitirles lidiar con sustentos perdidos”.

"La ayuda alimentaria de emergencia es esencial para permitir que las personas sigan reglas estrictas de cuarentena, y para ayudar a las personas afectadas por la impresión de recuperarse social y económicamente”, dijo Elisabeth Faure, directora de Guinea del PMA en un comunicado en el sitio web del PMA. “Hacemos todo lo que podemos para seguir ofreciendo comida a personas que lo necesitan”.

¿Qué se puede hacer para contrarrestar el problema?

Aquellos que trabajan para contrarrestar la propagación de ébola dicen que se necesita mejor educación de salud, crear conciencia sobre el virus, explicar cómo se propaga y qué puede hacerse.

Para hacer eso, necesitan desesperadamente a más personas en tierra en regiones remotas de África occidental que fueron las más golpeadas por la enfermedad.

Forget dice que la única forma de asegurarse de que la información llegue es transmitirla personalmente.

“Necesitamos ir a las miles de villas pequeñas y repetir el mensaje una y otra vez, porque no hay radios, no hay televisión allí”, explica. “Tiene que ser en contacto uno a uno que necesita hacerse a través de los directores, las autoridades locales, la juventud. Consume mucho tiempo y es muy difícil”.

"Tenemos aproximadamente 250 trabajadores de salud comunitarios que van de pueblo en pueblo para dar el mensaje correcto a la población”, dice Anja Wolz, coordinadora de emergencia de MSF en Kailakun, Sierra Leone.

"Debido a que todavía tenemos entierros inseguros, hechos sin desinfectar, todavía tenemos pacientes que se esconden, todavía tenemos pacientes, o contactos de pacientes que huyen porque tienen miedo”.

¿Cómo reaccionan las personas a los sobrevivientes de ébola?

Elbagir dice que aquellos lo suficientemente “afortunados” para sobrevivir a la enfermedad frecuentemente encuentran que el estigma añadido al ébola significa que son excluidos una vez que se recuperan.

"Encuentran muy difícil regresar a sus comunidades y ser aceptados, porque las personas simplemente no creen que fueron curados”, explica.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

"Hay mucha superstición, una creencia de que el ébola es casi una ‘maldición’ y eso dificulta aún más lidiar con esto”.

Fred Pleitgen y Hala Gorani de CNN contribuyeron con este reporte

Ahora ve
Organización capta el trato cruel que reciben las vacas en una granja de Florida
No te pierdas
×