El perro de la enfermera de Dallas, 'Bentley', está libre de ébola

Los resultados de los análisis a heces y orina revelaron que el can no estaba infectado, aunque seguirá bajo observación unos días más
Enfermera podrá producir anticuerpos contra ébola
/
(Notimex) -

Bentley, el perro de la raza Cavalier King Charles Spaniel de la enfermera Nina Pham, contagiada de ébola en Dallas, fue declarado libre del virus de esa mortal enfermedad.

El Servicio de Animales de la ciudad de Dallas declaró a Bentley libre del virus, tras recibir este miércoles los resultados de los análisis de sus heces y orina.

La enfermera Pham se infectó con el virus del Ébola cuando formaba parte del equipo médico que atendió en el Hospital Presbiteriano de la Salud de Texas en Dallas al liberiano Thomas Eric Duncan, el primer paciente diagnosticado y fallecido con ébola en Estados Unidos.

Otra enfermera del equipo, Amber Jay Vinson, también contrajo el ébola.

Al conocerse que Pham estaba infectada con el virus, las autoridades de salud desinfectaron su departamento y llevaron a Bentley, de dos años de edad, a las instalaciones de una antigua base militar que ahora pertenece a la ciudad de Dallas, para tenerlo bajo observación.

La ciudad de Dallas informó este miércoles en un comunicado que Bentley continuará bajo monitoreo hasta que concluyan los 21 días establecidos como periodo de cuarentena, por ser el periodo de incubación del virus.

Nuevas muestras serán sometidas a exámenes antes del final de ese periodo, precisó el comunicado.

Pham, quien es atendida en los Institutos Nacionales de Salud, en Bethesda, Maryland, reacciona en forma positiva al tratamiento que recibe y su estado de salud pasó de condición regular a buena.

LEE: Enfermera contagiada de ébola envía un video desde su aislamiento

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Sana Syed, vocera de la ciudad de Dallas, informó que funcionarios de la ciudad están proporcionando a Pham actualizaciones diarias sobre el estado de su perro.

Bentley captó la atención ante el temor de que pudiera correr la misma suerte que tuvo Excálibur, la mascota de otra víctima del ébola en España, donde el perro fue sacrificado por las autoridades con el argumento de evitar la propagación de la enfermedad.

Ahora ve
Así han ayudado los eclipses a la humanidad a lo largo de la historia
No te pierdas
×