EU y su banco de esperma sólo para superinteligentes

El banco de Robert Graham solo admitía esperma de personas destacadas por su inteligencia y atletismo
esperma ovulo fertilidad  esperma ovulo fertilidad
Autor: Tricia Escobedo
(Reuters) -

Suena como el guión de una película de Hollywood: un excéntrico millonario crea un banco de esperma con donaciones solamente de hombres extraordinarios; laureados del Nobel, un atleta olímpico y genios con CI altísimos.

¿La misión? Crear una generación de miembros de la sociedad más inteligentes, saludables y productivos.

Pero esto no fue la trama de una película. Esto pasó en verdad.

Robert K. Graham; un empresario que ganó su fortuna después de inventar anteojos laminados, fundó el Repositorio de Elección Germinal en 1980. Operó hasta 1999, dos años después de su muerte. Graham era muy claro sobre sus razones: quería mejorar el acervo genético humano.

"Mientras mejor sea el acervo genético humano, mejor saldrán los humanos”, dijo Graham. “Y mientras más pobre sea el acervo genético humano, humanos más inútiles y perjudiciales saldrán de este”.

No es sorpresa que el llamado “banco de esperma de Premios Nobel” atrajera controversia y acusaciones de que Graham era racista, al resucitar las ideas que dieron origen a la Alemania nazi; algo que negó.

Aquí están algunos datos interesantes del Repositorio de Elección Germinal:

No costaba tanto

Las mujeres que aplicaban para el esperma de genios de Graham solo tenían que pagar una cuota de inscripción de 50 dólares y una cuota de 10 dólares al mes por costos de almacenamiento y envío, según un artículo de 1984 de The New York Times sobre el banco de esperma.

Las madres no tenían que ser genios

Tenían que estar casadas (aunque se hizo una excepción para al menos una madre soltera), pero las madres no tenían que tomar una prueba de CI o evaluarse genéticamente.

Los donadores eran reclutados en campus universitarios

Julianna McKillop, quien trabajó para el repositorio de 1980 a 1985, recuerda viajar por la costa oeste de Estados Unidos visitando campus universitarios elite buscando donadores de esperma.

"Tomaba los tanques de nitrógeno líquido en el Cadillac del médico Graham y viajaba a CalTech para hablar con estudiantes (y profesores)”, dijo a Lisa Ling. Si alguien estaba dispuesto, le proporcionaba un vaso y algo de tiempo privado. Almacenaba la donación en la parte trasera del Cadillac con el nitrógeno líquido.

“¿Puedes imaginarme haciendo eso? No era fácil obtener un donador, decían algo como, ‘¿por qué estás en mi oficina?’ y yo decía, ‘bueno tienes algo de material genético y hay algunas personas allá afuera que pueden usar eso, les gustaría tener un hijo”.

Todos los donadores eran blancos

Aunque la mayoría de los donadores son anónimos, Graham reconoció que todos eran blancos, de acuerdo con David Plotz, autor de The Genius Factory: The Curious History of the Nobel Prize Sperm Bank. Pero Graham negó fuertemente que fuera racista o nazi.

"No pensamos en una superraza”, dijo Graham en una conferencia de prensa de 1980, según el libro de Plotz. “Pensamos en términos de algunas personas más creativas e inteligentes que de otra forma no nacerían”.

El banco de esperma produjo aproximadamente 215 niños; y muchos llevan vidas bastante ordinarias hoy en día

La mayoría de la progenie del “banco de esperma de genios” que hablaron públicamente dijeron que no les iba tan bien en la escuela. Hoy en día, como adultos, muchos parecen ser bastante ordinarios: Tom dirige un negocio de techado, Leandra es una cantante de ópera, Courtney es una bailarina, Logan tiene una forma de autismo.

Y varios afirman sentir la presión de hacer algo extraordinario con sus vidas. Como dice Tom “tengo que hacer algo con los dones que se me dieron”.

Pero Adrienne; madre de Leandra, Courtney y Logan, dice que tener “esperma de genio” no es garantía de la felicidad y el éxito. “Solo hay algunas cosas que puedes controlar en lo que se refiere a la genética”, dice. “Todo tiene que ver con lo que puedes darle a tu familia”.

Graham allanó el camino para cómo operan muchos de los bancos de esperma hoy en día

A pesar de todas las críticas, Graham allanó el camino para que las parejas tuvieran una opción más para determinar sus donadores de esperma; algo que es común hoy en día, mientras más y más mujeres y hombres buscan tratamiento de fertilidad.

En el Fairfax Cryobank, menos del 1% de los hombres que aplican para ser donadores en realidad se convierten en donadores activos, de acuerdo con la directora del laboratorio, Michelle Ottey.

"Es un proceso de evaluación riguroso, lo que es algo bueno porque queremos chicos que realmente sean de alta calidad en el programa”, explicó. “Estadísticamente es más fácil entrar a una escuela de la Ivy League que entrar al programa de donadores Fairfax”.

Ahora ve
Así se escucha Mafalda hablando en guaraní
No te pierdas
×