¿La diabetes podría aumentar la epidemia de tuberculosis en el mundo?

Uno de los efectos de la diabetes es la debilitación del sistema inmunitario, lo que aumenta el riesgo de desarrollar tuberculosis
diabetes  diabetes
Meera Senthilingam
Autor: Meera Senthilingam
(Reuters) -

A medida que el mundo en desarrollo se vuelve más desarrollado, el aumento de prosperidad en estos países también podría resultar en el aumento de una enfermedad infecciosa mortal: la tuberculosis.

Los cambios en las dietas y estilos de vida ocurren en economías emergentes, particularmente mientras más personas se mudan a zonas urbanas para mejorar su vida. Los cambios resultan en mayores tasas de enfermedades como la diabetes tipo II. La condición disminuye la capacidad del cuerpo de producir insulina y absorber la glucosa del flujo sanguíneo y afectó a 382 millones de personas en todo el mundo en 2013.

El 90% de los diabéticos en México, 6.8 millones, padecen el tipo II, (relacionada con el sobrepeso y la inactividad física), según la Secretaría de Salud. 

Lee: OMS ve un aumento 'inusualmente elevado' en casos de tuberculosis

La Federación Internacional de Diabetes predice que más del 70% de diabetes tipo II puede prevenirse o retrasarse adoptando estilos de vida más saludables. Lo preocupante es que la diabetes también triplica el riesgo de que una persona desarrolle tuberculosis.

Nueve millones de personas desarrollaron tuberculosis en 2013 y 1.5 millones murieron por la enfermedad, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Hoy, mayores cantidades de personas afectadas por diabetes podrían obstaculizar los esfuerzos para controlar nuevas infecciones de tuberculosis.

Las preocupaciones aumentaron en un reporte reciente publicado por la Unión Internacional Contra la Tuberculosis y Enfermedades Pulmonares y la Fundación Mundial de Diabetes, advirtiendo de una epidemia simultánea de ambas enfermedades.

Lee: "La diabetes juvenil se vuelve una oportunidad para vivir bien"

Inmunidad reducida

La infección con tuberculosis no siempre lleva a que alguien desarrolle la enfermedad ya que la bacteria puede esconderse y permanecer en estado latente dentro del sistema inmunitario; conocida como una infección latente. En promedio, las personas tienen un 10% de probabilidad de que una infección progrese a la forma activa de la enfermedad. Pero cuando la integridad de tu sistema inmunitario está comprometida, esta probabilidad aumenta.

"La diabetes reduce la inmunidad de las personas”, dice el médico Anthony Harries, consejero de la Unión Internacional. La misma biología destaca la interacción entre la tuberculosis y el VIH, que ataca y destruye tu sistema inmunitario.

"Mundialmente tenemos a aproximadamente 2,000 millones de personas con tuberculosis latente”, dice Harries. “Pon a la diabetes en la ecuación e inmediatamente ves que hay un problema”.

La tuberculosis es una enfermedad aérea que se transmite a través de síntomas como la tos. Durante mucho tiempo fue una enfermedad asociada con la pobreza, con aquellos afectados a menudo en los barrios pobres y pueblos de países con muchos agobios como India y Sudáfrica. En contraste, la diabetes es una condición que alguna vez fue vinculada a los afluentes, ya que las dietas altas en grasa y azúcar son una de las causas que destacan el desarrollo de la enfermedad. Pero este no es el caso hoy en día.

"El 80% de las personas con diabetes viven en países de bajos y medios ingresos”, señala el médico Anil Kapur, de la Fundación Mundial de Diabetes. Kapur está preocupado por que los pacientes en estos países a menudo no son diagnosticados. “Los síntomas de ambas (tuberculosis y diabetes) pueden ser similares; pérdida de peso, cansancio, malestar general”, explica.

En algunas regiones del mundo casi la mitad de los pacientes con tuberculosis sufre de diabetes. En el estado de Kerala en India, este fue el caso para el 44% de los pacientes, según el reporte, y afectó a países que a menudo no tienen los sistemas en su lugar para enfrentar la diabetes. “La mayoría de los países enfoca su atención en enfermedades infecciosas (como la tuberculosis)”, dice Kapur. A diferencia de la tuberculosis, no hay cura para la diabetes y se necesita que los pacientes tomen tratamiento para mantener sus niveles de insulina.

INFOGRAFÍA: ¿Qué padecimientos puede ocasionar la diabetes? 

Los cambios de estilo de vida asociados con un aumento en la diabetes tipo II entre la población son los mismos cambios que causan mayores niveles de obesidad. Pero irónicamente, las dos condiciones tienen efectos opuestos en la probabilidad de tener tuberculosis. “La obesidad reduce el riesgo de tuberculosis”, dice Kapur. “Esto crea complicaciones para manejar las dos aflicciones”.

Aumentando la alarma

Mundialmente, la tasa de nuevas infecciones de tuberculosis disminuye solo en un 1.5% cada año y cualquier factor que aumente la probabilidad de desarrollo y propagación de la enfermedad podría ser desastroso, como fue el caso con la tuberculosis y el VIH/Sida hace 20 años.

"Durante años tuvimos evidencia médica de que las dos enfermedades trabajaban juntas ya que el VIH destruyó los sistemas inmunitarios de las personas, permitiendo que la tuberculosis se cuadruplicara en muchos países”, dice Harries. En 2013, 1.1 millones de los nueve millones con tuberculosis dieron positivo en VIH. Harries quiere aprender del progreso lento y los muchos años que tomó movilizar una respuesta al problema. “Queremos aumentar hacer sonar la alarma para que no veamos repetirse la historia con la tuberculosis-diabetes”, añade.

Se predice que la cantidad de personas con diabetes será de 592 millones para 2035, con la mayoría viviendo en países con tasas altas de tuberculosis, como India, China, Brasil, Indonesia, Pakistán y Rusia. El costo de tratar la diabetes podría ser enorme en estas naciones y los niveles inquebrantables de formas de tuberculosis resistentes a los medicamentos en años recientes hacen que cualquier factor que influya en la aparición de la enfermedad sea una causa de preocupación. Actualmente, la tuberculosis resistente a medicamentos toma dos años en tratarse.

Una solución es anticiparse al problema con un diagnóstico temprano.

“Tenemos una administración integrada de la enfermedad”, dice el médico Aaron Motsoaledi, el ministro de salud de Sudáfrica, donde una de cada 116 personas estuvo recién infectada con tuberculosis en 2013.

Lee: Un gen, el causante de la diabetes en mexicanos

Las tasas de coinfección tuberculosis-VIH en Sudáfrica están entre las más altas del mundo y Motsoaledi aprende de la experiencia. “Las personas no solo deben analizar el VIH, deben analizar la tuberculosis, diabetes, presión sanguínea alta”, dice. Esto es conocido como un análisis bidireccional.

Sin embargo, hacer que las personas se analicen es un reto. “Muchas solo fueron a un análisis de VIH porque es lo popular”, explica Motsoaledi. “Nos aseguraremos de que cuando vayas al hospital por diabetes, entonces otras (pruebas) estén disponibles para ti y cuando te analices por tuberculosis, las otras pruebas estén disponibles para ti”. La meta es identificar a las personas que no se percatan de que tienen más de una de estas enfermedades.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Sin embargo, los países que principalmente están en la mira son aquellos en el sur de Asia, donde la coepidemia está en su punto más alto. La evaluación fue iniciada en India, donde más de dos millones de personas tenían tuberculosis en 2013 y las proyecciones predicen que 109 millones de personas vivirán con diabetes en 2035.

“Podemos tomar a personas que nunca supieron que tenían diabetes”, concluye Harries. “Eso es una buena cosa por hacer”.

Ahora ve
Chile celebra elecciones generales con Sebastián Piñera como favorito
No te pierdas
×