Joyas de Medio Oriente destruidas por la guerra en la última década

Vestigios de milenios y siglos de la historia de la humanidad han desaparecido en segundos en medio de la guerra en Medio Oriente
Autor: Kieron Monks
(Reuters) -

Es una cruel ironía que una región tan bendecida con tesoros de la temprana civilización humana está también entre aquellas más aquejadas por conflictos. Mientras la violencia amenaza con aniquilar algunos grandes monumentos de la historia, contamos el costo de nuestras irremplazables pérdidas. 

Gran Mezquita de Samarra, Iraq

La alguna vez mezquita más grande en el mundo, construida en el siglo 9 en el río Tigris al norte de Bagdad. Es famosa por la torre Malwiya, un minarete de 52 metros con rampas en espiral para que los adoradores escalaran. Entre los sitios más importantes de Iraq, incluso en los billetes. El sitio fue bombardeado en 2005, en un ataque insurgente sobre una posición de la OTAN, destruyendo la cima del minarete y paredes alrededor. 

Los budas de Bamyan, Afganistán

El legado del budismo más espectacular en el pueblo herido por la guerra, entre los budas parados más altos del mundo —el más largo de 53 metros, el otro 35 –habían sobrevivido 1,500 años desde que fueron esculpidas en piedra de arena. El Talibán consideró el monumento de idolatría y lo destruyeron entonces con dinamita.

La ancestral ciudad de Bosra, Siria

Continuamente inhabitada por 2,500 años y convertida en la capital del imperio romano árabe. La pieza central es un magnífico teatro romano ubicado en el segundo siglo que sobrevivió intacto hasta el presente conflicto, Arqueólogos han revelado al sitio, el sitio está ahora severamente dañado por morteros.

La gran mezquita de Alepo, Siria

Un sitio de herencia mundial originalmente construido en 715 por la dinastía Umayyad, colocándola entre las mezquitas más viejas en el mundo. La estructura épica ganó su propio y famoso minarete en el siglo II. Fue reducida a nada en la Guerra Civil siria en 2013, junto a un serio daño a los muros y el patio, lo que historiadores han descrito como el peor daño a la herencia siria.

Norias de Hama, Siria

Estas amplias ruedas de agua de 20 metros fueron primeramente documentadas en el siglo cinco, representando un ingenioso sistema de irrigación. Diecisiete de las norias de madera (una máquina para mover agua a un acueducto) sobrevivieron hasta en días presentes y se convirtieron en la atracción turística principal de Hama, destacando por el sonido del engranaje cuando se movían. Expertos documentaron que varias ruedas fueron quemadas por combatientes en 2014. 

Ciudadela de Alepo, Siria

La fortaleza se extendió al menos cuatro milenios, desde los días de Alejandro Magno, pasando por el dominio romano, mongol y otomano. El sitio apenas había cambiado desde el siglo 16 y es uno de los sitios de Siria más populares del  Patrimonio de la Humanidad. La ciudadela ha sido usada como una base miliar en recientes combates y varios de sus históricos edificios han sido destruídos.

Alepo Souk, Siria

Los mercados cerrados en la vieja ciudad son un famoso centro de comercio para la región de más finos productos, que dedicada sub-souk para fábricas de alimento o accesorios. Los túneles se convirtieron en la escena de una feroz batalla; está ahora dañado más allá del reconocimiento el cual Unesco describe como una tragedia.

Puente Deir Ez-zor, Siria

Este puente colgante de construcción francesa fue un popular cruce peatonal y un punto ventajoso por sus vistas del río Eufrates. Se convirtió en una línea clave de suministro en una batalla por la ciudad y colapsó bajo los bombardeos. El puente Siyasiyeh de Deir Ez-zor también fue destruido.

Nimrud, Iraq

La ancestral ciudad alrededor de la provincia de Nineveh, Iraq, fue hogar de incontables tesoros del imperio, incluyendo estatuas, monumentos y joyas. Tras la invasión de 2003 el sitio fue devastado por saqueadores, con varias de las piezas robadas encontrando refugio en museos a las afueras. 

Crac des Chevaliers, Siria

El castillo de los cruzados del siglo 11, sobrevivió siglos de batallas y desastres naturales, se convirtió en Patrimonio de la Humanidad en 2006 al igual que el castillo adjunto de Qal'at Salah El-Din. Los muros fueron severamente dañados por ataques aéreos y artillería del régimen en 2013, y rebeldes tomaron posiciones dentro de ella. 

La tumba de Jonás, Iraq

El supuesto lugar de descanso del profeta bíblico Jonás, junto a un diente que se cree es de la ballena que lo tragó. El sitio data del siglo 8 antes de Cristo y fue de gran importancia para los fieles cristianos y musulmanes. Fue enteramente volado por militantes de ISIS en 2014 como parte de su campaña contra la apostasía.

Lee: ISIS amenaza el patrimonio cultural de Iraq

La mezquita Khaled Ibn Walid, Siria

Entre las mezquitas de estilo otomano más famosas de Siria que también muestran la influencia Mamluk a través de sus contrastes de luz y oscuridad, el vasto sitio se convirtió en un cuartel en la batalla por Homs, un frente del conflicto. El sagrado mausoleo ha sido completamente destruido y mucho de su interior incendiado. 

Palmira, Siria

Un "oasis en el desierto sirio” según la Unesco, esta ciudad aramea se había mantenido de pie desde el segundo milenio antes de Cristo y mostró uno de los periodos de arquitectura más avanzados.  El sitio subsecuentemente fue envuelto por los periodos grecorromanos y persa, proveyendo una vista histórica única hacia esas culturas. Se teme que ahora Palmira ya fue devastada por saqueadores.

Museo del genocidio armenio, Siria

El monumento a los 1.5 millones asesinados entre 1915 y 1923, el Deir Ez-zor se convirtió en un destino de peregrinación anual . El sitio incluía una iglesia, museo y un fuego que ardía constantemente. El complejo fue destruido por ISIS en 2014.

Cyrene, Libia

Una ciudad clave para los griegos y romanos, establecido en 630 antes de Cristo. Popular como base de mitos y leyendas duraderas, como el de la cazadora heroína del mismo nombre y esposa de Apolo. Las ruinas eran una de las más preservadas de este periodo, pero en el despertar de la revolución libia, vastas extensiones han sido demolidas incluyendo el complejo de la necrópolis.

Museo del Arte Islámico, Egipto

Hogar de una de las colecciones mundiales más impresionantes, con más de 100,000 piezas que abarcan la historia islámica entera.  El sitio de El Cairo fue originalmente construido en 1881, y recientemente fue sometido a una renovación millonaria de ocho años. Poco después de su reapertura, un carro bomba dirigido a un cercano edificio de policía causó un daño catastrófico y forzó al museo a cerrar nuevamente. 

La residencia Quaid e Azam, Paquistán

El edificio de madera de 121 años, humilde pero elegante, fue casa del primer gobernador de la nación, el general Muhammed Ali Jinnah en los últimos años de su vida. La residencia fue atacada con proyectiles por un grupo separatista en 2013, y completamente demolida. Una nueva estructura es construida en el sitio.

La mezquita Al- Omari, Gaza

El monumento ancestral en el corazón del viejo pueblo de Jabalya se remonta a la era de Mamluk. Los muros, el domo y el techo fueron destruídos por ataques aéreos israelíes en recientes enfrentamientos en Gaza, junto a docenas de sitios históricos.

El ‘viejo Beirut’, Líbano

Una guerra civil de 15 años de increíble brutalidad, batallas sucesivas con Israel, y el arrasador desarrollo urbano ha robado al ‘París del Medio Oriente’ de mucho de su lustre visual. Alguna vez conocido por su paisaje  de presuntuosa de arquitectura otomana, francesa y Art Deco, oficiales aseguran que solo 400 de 1200 edificios protegidos permanecen.

Ahora ve
¿Quién pagará los honorarios de los abogados de ‘El Chapo’?
No te pierdas
×