El 'bullying' se ha vuelto más violento y sutil que antes, según la OCDE

Los casos de abuso escolar siempre han existido aunque ahora las redes sociales han modificado su dinámica, dice especialista en la FIL
bullying  bullying
| Otra fuente: CNNMéxico

México es el primer lugar mundial en los casos de bullying, según el más reciente estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), un problema que sí ha existido desde hace tiempo pero que se ha modificado en la época actual.

De acuerdo a la psicoterapeuta y profesora Cristina Jáuregui, el bullying se ha hecho más violento, refinado y sutil en el siglo XXI, sobre todo por la dinámica que han impuesto las redes sociales.

“Si antes alguien te pedía de 'prueba de amor' una foto desnuda, primero tenías que tomarte una foto, luego ibas a revelarla y tardaba días, te quedabas con una sola copia y se la entregabas a esa persona. Ahora te tomas una foto en el baño de la escuela y en lo que regresas al salón de clases, ya la puede tener todo el mundo”, afirmó.

Cristina Jáuregui presentó en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) el libro ¡Ya basta! Acabemos con el bullying, dedicado a los padres de familias y profesores para ayudar a detectar este problema y poder solucionarlo a tiempo.

A decir de la psicoterapeuta, ahora los medios de comunicación y las redes sociales han hecho posible que este problema esté en todos lados, en cualquier momento, y remarcó que antes sí existía, como muchos padres y docentes afirman, pero no a esa magnitud.

“Lo primero que hay que hacer es alertar y poner el tema sobre la mesa, mandar el mensaje de que cualquiera puede ser vulnerable a este fenómeno en cualquier momento”, dijo Jáuregui en entrevista con CNNMéxico.

Menciona que en la actualidad, con los medios de comunicación y las redes sociales, la percepción sobre este problema ha cambiado un poco, tanto para bien como para mal.

Lee: El presidente Peña promulga la nueva ley sobre derechos de los menores

“Por lo menos le estamos poniendo un foco y la gente quiere saber qué está pasando y cómo cambiarlo. Por otro lado ha generado confusión ya que a cualquier tipo de violencia le llaman bullying y no es así”, comentó.

Por lo tanto la definición del problema es uno de los primeros pasos para erradicar el problema.

De acuerdo con la también conductora del espacio familiar Diálogos en Confianza de Canal 11, el bullying solo comprende las actitudes agresivas, intencionales y repetitivas con el paso del tiempo pero solo en edad escolar.

Por lo tanto, la definición de bullying no aplica en las personas  mayores, compañeros de trabajo, relaciones sentimentales adultas, etc. “Eso se puede llamar violencia laboral y no está bien, pero no es bullying. Y si es en una edad escolar con un niño que solo te molestó en una ocasión, tampoco lo es”, dijo Jáuregui.

Otro factor en el bullying es el desequilibrio de fuerzas. Puede ser alguien que tenga una fortaleza física superior o alguien con una fortalece emocional y que se sienta más poderoso que otro. 

En este aspecto agregó que el bullying se da “muy en particular cuando ocurre un desequilibrio de grupos”.  Es decir, un estudiante de alguna etnia que llega a otra escuela o incluso cuando un niño de color más blanco entra a un grupo de gente con piel más oscura.

Ante cualquier caso, siempre interviene tres elementos: un triángulo representado por el que comete las agresiones,  la víctima y el testigo, que por lo regular son los amigos que se ríen o los que graban los abusos.

“La persona que comete el bullying casi siempre lo dejamos de lado, pero es clave. Es un niño que nos está gritando que él también tiene algo, que necesita ayuda o que se siente solo. Por lo general es un chico que es violentado en su casa o ve la violencia entre sus padres o que un chico mayor lo hace con él y por eso su desquite”, comenta.

Y los testigos son toda la sociedad, los que pueden hacer algo y levantar la voz para cambiarle la vida a alguien.

“Una de las historias más fuertes que he tenido es la de un niño de 11 años que a los 9 quiso quitarse la vida. Se quiso suicidar con una bufanda en el cuello pero por falta de fuerza no lo logró”.

Diferencia entre bullying de niños y niñas

“Todos decimos que los que más sufren el bullying son los niños y en internet se pueden encontrar fotos y videos de peleas callejeras. Pero las mujeres también lo hacen solo que de manera diferente”, dice Jáuregui.

Los niños tienen la cultura de pegar, pero en las niñas se da la manipulación y la exclusión social y eso hace más daño, de acuerdo con la autora.

Las niñas también agreden a través de las redes sociales porque las hace anónimas, y a través de ellas le pueden decir a alguien que es una ‘puta’ sin que tenga que mostrar su nombre. Podemos acabar con la reputación de alguien y no es que las mujeres sean peores, sino que son más sutiles”.

Por ello recomienda acercarse más a sus niños, conocer a sus amistades y a los padres de ellas, pero también pide olvidarse de que los padres deben ser amigos de los hijos.

“Los papás cuando llegan a terapia me dicen riendo que son la 'generación sándwich': regañados por sus padres y ahora por nuestros hijos. Ellos deben ser los guías, no tener miedo a dar órdenes y tener autoridad”.

Los profesores de escuelas deben jugar otro rol importante y atreverse a levantar la voz, pide Jáuregui. Aunque reconoce que los maestros de México están maniatados y se sienten con miedo a hablar y ser demandados por los padres o perder su trabajo.

Finalmente recomienda estar siempre atentos, conocer el problema y aceptarlo. En un plano más social pide que los medios se hagan más responsables ya que “el 90% de las cosas que se ven en televisión son violencia”.

“Yo recuerdo cuando era más pequeña me sentaba a ver las noticias con mis papás y me mandaban a dormir antes de empezar la nota roja, siempre empezaban con las noticias buenas. Ahora no puedo prender la tele porque todo es nota roja”.

“A nosotros hace 25 años nos quitaron la clase de Civismo que nos enseñaba las cosas más básicas de educación, como darle el lugar a una mujer embarazada en el camión, cómo andar en las calles, cómo tratar a los otros. Cosas que nos ayudan a vivir en sociedad y en convivencia”.

Ahora ve
Carstens deja Banxico con un recorte al pronóstico de crecimiento económico
No te pierdas
×