10 destinos románticos que tienes que conocer

En estos lugares podrás empaparte de historia, admirar el paisaje o descansar en la playa en un entorno inesperadamente romántico
Autor: Mark Johanson
(Reuters) -

París es romántico. Todo el mundo lo sabe.

Sin embargo, la capital francesa no tiene derechos exclusivos sobre el término, y ciertamente no es el único destino que estimula a las parejas amorosas a expresar su amor.

El Día de San Valentín está a la vuelta de la esquina, así que creamos una lista de 10 sitios poco conocidos que son igualmente encantadores.

Ya sea por la combinación de comida, vino y una tina; una mezcla de sol, arena y tranquilidad, o un conjunto de calles empedradas y fachadas coloniales, cada uno de estos destinos ofrece un atractivo telón de fondo para que las parejas se pongan a tono.

Udaipur, India

¿Cuál es el primer lugar en el que piensas cuando escuchas la palabra "romance"?

Es probable que ese lugar no esté en la India, pero el oasis de Udaipur, en Rajastán, podría destruir todas las preconcepciones sobre el subcontinente.

Udaipur aparece como un espejismo en el borde del desierto de Thar y es un tesoro de palacios extravagantes, fuertes majestuosos y calles llenas de joyeros y artesanos.

También hay muchos personajes extraños. Hombres con bigotes tan largos que se enroscan; mujeres con saris tan brillantes que ciegan y músicos que cantan sus baladas gitanas con tal pasión que rompen corazones.

Tras admirar la opulencia de la era rashputa en las orillas del lago Pichola, es fácil darse cuenta de por qué se considera que Udaipur es uno de los sitios más románticos de toda Asia.

Isla Waiheke, Nueva Zelandia

Aunque Auckland esté cerca, la relajada Waiheke se siente muy distante de la ciudad más grande de Nueva Zelandia gracias a sus apartados senderos silvestres, sus playas protegidas y sus bahías color esmeralda salpicadas con botes.

Si agregas a la mezcla dos docenas de viñedos boutique, en donde puedes beberte los olores y sabores de la tarde, es posible que entiendas por qué cada vez más vacacionistas pasan por alto Auckland y viajan 30 minutos en transbordador por el golfo de Hauraki para visitar esta isla paradisíaca.

Waiheke es la clase de lugar en el que los multimillonarios citadinos conviven con los pescadores hippies; en donde las galerías extravagantes se pelean los locales de primera, a un costado de los restaurantes de mariscos que gozan de vistas panorámicas del mar y la ciudad.

Cafayate, Argentina

Cafayate es la visita obligada para admirar los picos de la precordillera de los Andes, disfrutar las estancias románticas en la cima de las lomas y las seductoras cafeterías.

También es el segundo centro vinícola de Argentina, después de Mendoza.

Aunque Mendoza es la tierra valiente del malbec, Cafayate es una región en la que predomina la aromática torrontés, una uva blanca que se da excepcionalmente bien en los fríos y ventosos valles calchaquíes.

En esta irregularidad andina puedes sentarte a beber una copa de vino entre las vides y admirar el paisaje montañés multicolor de serpenteantes estratos sedimentarios que, al menos después de unas cuantas copas, parecen obra de un expresionista abstracto.

Hoi An, Vietnam

En general se considera que Hoi An es la capital culinaria de Vietnam, y es raro encontrar sus platillos característicos fuera de la región. Deben su complejidad a los siglos de intercambio comercial en el que fuera uno de los puertos más importantes del sureste asiático.

Tomemos por ejemplo el cao lau. Este trotamundos culinario es un laberinto de texturas: anchos fideos de arroz que descansan sobre un caldo ligero y cubiertos con carne de cerdo, menta, albahaca, cacahuates, lechuga, brotes y un montón de crotones.

Para una pareja de foodies con un presupuesto limitado, hay pocos sitios en el mundo que pueden contener tanto poder culinario a un precio tan bajo, y en un entorno tan absorbente.

Islas Quirimbas, Mozambique

Más allá de las islas Seychelles o de Mauricio, hay un recién llegado al mundo de los resorts de gama alta en el océano Índico.

Las islas Quirimbas se localizan en la costa nororiental de Mozambique y no son más que una colección de montículos de arena blanca que sobresalen del mar color turquesa, pero ahora están salpicados con espléndidos alojamientos de playa que rápidamente se han incorporado a los sitios más buscados de África para bucear, observar aves o simplemente descansar.

Gran parte del archipiélago de 32 islas está protegida como parte del Parque Nacional Quirimbas, por lo que el desarrollo está controlado y el paisaje no se ha alterado.

Si las parejas buscan escapar de la multitud, sin mencionar las distracciones del siglo XXI, este es el lugar ideal.

Middleburg, Virginia, Estados Unidos

Virginia es famosa por sus campos de batalla históricos, sus sinuosos paisajes y sus habitantes sumergidos en la política de Washington, pero en años recientes, el estado se ha hecho de una reputación un poco diferente: produce vinos de alta calidad.

Virginia ha florecido: de tener solo 64 viñedos a principios del siglo XXI, ahora cuenta con 250 y van en aumento, por lo que es el quinto estado productor de vino en Estados Unidos.

El pueblo de Middleburg data del siglo XVIII y se sitúa a una hora de la capital del país y es una base ideal desde la cual puedes disfrutar la elegancia del viejo mundo y el encanto hogareño del campo.

Es la clase de lugar en el que los cazadores de zorros se codean con los aficionados al hipismo y en donde las parejas deambulan por hostales tradicionales, por calles bordeadas por tiendas y por una campiña bucólica con cercas de tablas blancas, viñedos ondulantes y tiendas chic de vinos.

Middleburg es refinado sin ser acartonado; histórico sin ser anticuado, e imposiblemente romántico y poco conocido fuera de la región.

Mostar, Bosnia y Herzegovina

Hace dos décadas, cuando era un campo de batalla bombardeado en la guerra de Bosnia, Mostar no era nada romántico.

Sin embargo, esta ciudad medieval ha recobrado su gloria previa a la guerra gracias a los 15 millones de dólares (unos 220 millones de pesos) que ha recibido en ayuda de la Unesco y del Banco Mundial y de más de una década de restauración meticulosa.

La zona recuperada del Viejo Puente (Stari Most) es el epítome de la mezcla de culturas e ideologías con sus características arquitectónicas preotomanas, otomanas orientales, mediterráneas y de Europa del Este.

El puente en sí es una especie de símbolo de la reconciliación y la armonía étnica en los Balcanes, sin mencionar que es el corazón de un antiguo pueblo encantador, famoso por sus calles empedradas, coloridas tiendas y restaurantes multiétnicos que compiten por el espacio a lo largo de las aguas color turquesa del río Neretva.

Las cicatrices de la batalla de Mostar aún están a plena vista, pero, si el constante flujo de parejas de enamorados en el Stari Most indica algo, sus calles imbuidas de historia siguen siendo innegablemente atractivas.

Isla Peter, Islas Vírgenes Británicas

¿Quién no sueña con tener su propia isla privada con aguas cristalinas y playas con palmeras?

Eso es, esencialmente, lo que ofrece la isla Peter, un resort y spa privado en el paraíso laberíntico de las Islas Vírgenes Británicas.

Hay una marina, dos zonas recreativas, tres clases de habitaciones, cuatro restaurantes, cinco playas e incontables oportunidades para velear, esnorquelear o bucear, así que es fácil hacer un poco de todo o no hacer nada en este escondite tropical de 730 hectáreas.

Es difícil encontrar un edén más majestuoso para consentirse y encontrar calma y exclusividad.

Vernazza, Italia

Imagina una clásica ciudad portuaria mediterránea con calles empedradas y casas que penden de los acantilados; rodéala de huertas de olivos y encima de todo coloca un castillo medieval y puedes empezar a imaginar cómo es Vernazza, una pequeña gema en la Riviera italiana en donde la comida (el vino, el pesto, las focaccias, los antipasti) son tan agradables como los paisajes costeros.

Vernazza es uno de los cinco pueblos de pescadores a los que se conoce en conjunto como Cinque Terre, actualmente Patrimonio de la Humanidad de la Unesco que data del siglo XI.

El Sentiero Azzurro (el sendero azul) une a cada uno de estos refugios libres de autos a lo largo de una vía costera que incluye tramos famosos, tales como la Via dell' Amore (vía del amor), situada entre los fotogénicos pueblos de Riomaggiore y Manarola.

Este es el lugar para hacer un picnic, caminar por los viñedos que cubren las laderas de las montañas y permitir que el paisaje cree el ambiente perfecto.

Galle, Sri Lanka

¿Hay playas tropicales de arena blanca? Sí.

¿Calles imbuidas de historia? Sí.

¿Arte, una gastronomía inspiradora y alojamiento lujoso a precios de ganga? Sí, sí y sí.

En Galle, los derruidos edificios de la era colonial holandesa albergan restaurantes de cocina fusión y las fragantes tiendas de especias compiten por los dólares de los turistas con las dinámicas galerías de arte de inspiración étnica.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Situada en el corazón de un fuerte hexagonal de piedra perfectamente conservado y a unos pasos de una tranquila playa, esta encantadora y caprichosa joya del sur de Sri Lanka cumple con todos los requisitos de los viajes románticos.

Mark Johanson es escritor independiente de viajes y cultura; vive en Santiago de Chile. Puedes seguir sus aventuras en markjohanson.com.

Ahora ve
La nueva función de Whatsapp permite compartir tu ubicación en tiempo real
No te pierdas
×