De la cena a un San Valentín 'juguetón' con estas atracciones del amor

Algunos hoteles de paso ofrecen a las parejas de enamorados atractivos que estimularán su imaginación este 14 de febrero
sexo
motel hotel amor sexo  sexo
| Otra fuente: CNNMéxico

Este 14 de febrero habrá parejas en busca de un nido de amor donde pasar una excelente velada romántica y los hoteles de paso han sido uno de los favoritos, aunque sean noches que no pasan de más de cinco horas en la mayoría de estos.

En la Ciudad de México, algunos moteles —conocidos así por facilitar su acceso en automóvil hasta la puerta del cuarto rentado— ofrecen elementos que le dan un toque más atrevido y sensual, más allá de un simple espejo en el techo.

Desde un columpio hasta una cueva junto a una alberca, hay una variedad opciones a elegir para hacer especial ese momento con tu amor, o incluso si eres partidario del poliamor. 

Además de un cama amplia y uno que otro menú afrodisiáco estos son los objetos que hacen la visita a un motel del amor tan extraordinario:

El potro del amor: Difícil montarse en una moto como Kanye West y su esposa Kim Kardashian para disfrutar de un buen sexo, pero hay hoteles de paso que tienen un mueble curvo conocido como el "potro del amor" que permite a los amantes experimentar distintas posiciones cuando se montan en él. Si no sabes cómo acomodarte en este potro, en algunos moteles ofrecen un instructivo para facilitarte el trabajo. Existe también un modelo más pronunciado llamado el "potro árabe".

Fajódromo: Otro elemento básico en una suite del amor es este conjunto de sillones o cojines donde entre beso y beso, las parejas comienzan a calentar motores —si es que no habían comenzado esta ceremonia desde el coche— o como el sitio HotelesKinky describe, "la mejor atracción para encender la pasión y aumentar la temperatura".

Columpio: Ya sea personal o para la pareja, este juego permite balancearse para unirse en un solo ritmo.

Camas colgantes: Ofrecen la sensación de hacer el amor en el aire —unos 60 centímetros por encima del suelo—, claro, con un ritmo muy cadencioso romanticón para no salir volando, mientras que hay hoteles que tienen hamacas o una enorme red para tener un amor de altura.

Pole Dance: Hacer un streeptease al estilo de Demi Moore puede ser fantasía de algunas parejas, pero que seas bañado por cuatro regaderas incluídas junto al tubo es uno de los atractivos que puedes encontrar en los cuartos de un hotel de paso en la capital mexicana.

Rincón del sacrificio: En este espacio de la habitación uno de los tórtolos es acomodado en un rincón; si hay tubos, estos servirán para sujetar al amante, ya sea de frente o de espalda, y lidiar con el equilibrio. Otros hoteles tienen un rincón 'fetiche', con un toque sado para amarrar a la pareja, en un juego de dominar y ser dominado —muy apropiado con el estreno en el cine de 50 sombras de Grey.

Leer: 50 sombras de Grey dispara la venta de lencería

Arco de posiciones: Si de ser equilibrista se trata para celebrar el día del amor, porqué no probar este arco al pie de la cama, que ofrece la posiblidad de experimentar con posiciones encima del pequeño colchón que incluye.

"La silla giratoria le da otro sentido a las vueltas, en el rincón del sacrificio no hay nada que sacrificar, sino, más bien, todo lo contrario y el arco de posiciones despierta al acróbata que todos llevamos dentro", describe Javier Pérez en la guía de moteles que la revista Chilango publicó en 2013.

Albercas: Sí, una alberca junto a tu cama puede ser una opción para celebrar el día del amor con tu pareja —o tus multiples amores— en este amplio espacio que en promedio alcanza un costo cercano a los 2,000 pesos en algunos hoteles. Además de un sensual baño en la regadera del motel, mojar esos cuerpos excitados en una alberca, sauna o jacuzzi, es toda una fantasía; incluso hay hoteles como el Pirámides al sur de la Ciudad de México que recrea una cueva muy romántica junto a este cuerpo de agua privado.

Sauna y jacuzzi: El sitio HotelesKinky sugiere los saunas para "activar tu circulación sanguínea" y por eso destaca aquellos hoteles que en sus cuartos incluyen este momento de spa; y si no se tiene dinero para el sauna, el jacuzzi y sus burbujeantes aguas también son ya un común en la mayoría de los cuartos de un motel. 

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

¿Un campo de golf o dados sexuales?: Por más raro que suene, hay moteles con estas atracciones lúdicas; en un cuarto del hotel Pórticos en Tlalnepantla, al norte de la Ciudad de México, usted toma el palo y la pelota, y ya que su imaginación lo lleve lejos, mientras que en Ecatepec, el hotel ABC ofrece dos cubos gigantes en los que en las caras de uno hay partes de cuerpo y en el segundo, acciones.

"Súmale el sillón y puedes hacer aún más lúdico tu juego favorito", apunta Héctor Cruz en la lista de moteles de Chilango.

Ahora ve
¿Roban animales de zoológico venezolano para comérselos?
No te pierdas
×