Mujeres universitarias, susceptibles al 'cyberbullying' y efectos dañinos

Las féminas en educación superior son tres veces más propensas a la depresión, abuso de sustancias, pensamientos suicidas y hostilidad
¿Cómo bromear sin caer en el ‘bullying’?
Autor: Sandee LaMotte
(Reuters) -

"Espero que ella vea esto y se suicide." – mensaje para Amanda Todd

"El mundo sería un mejor lugar sin ti." – mensaje para Megan Meier

Son citas infames de casos famosos de acoso a una adolescente por internet, que terminaron trágicamente cuando la víctima del ataque acabó con su vida.

Casos devastadores como estos motivaron la investigación y hoy se sabe mucho más sobre los efectos dañinos del cyberbullying entre los estudiantes de secundaria y preparatoria- incluyendo un riesgo alto a la depresión, abuso de sustancias, pensamientos suicida, hostilidad y delincuencia. 

LEE: El ‘bullying’ se ha vuelto más violento y sutil que antes, según la OCDE

¿Qué sucede con los estudiantes universitarios? Después de todo, ellos son los usuarios más frecuentes de la tecnología digital y las redes sociales. ¿Su madurez y experiencia los mantendrá a salvo?

No por mucho, de acuerdo con un nuevo estudio de la Universidad de Wisconsin. Tras encuestar a 265 mujeres inscritas en cuatro universidades, los investigadores encontraron que las mujeres de edad universitaria eran igual de susceptibles a sufrir los efectos negativos del acoso por internet que los jóvenes adolescentes.

"Esto nos saltó a la vista," dijo la Dra. Megan Moreno, coautora del estudio. "Este es el tipo de abuso que va más allá de los años de la infancia y adolescencia hasta la adultez temprana."

El estudio encontró que las jóvenes universitarias que reportaron ser acosadas por internet eran tres veces más propensas a cumplir con los criterios para definir la depresión clínica. Además, si el acoso cibernético está conectado con insinuaciones sexuales no deseadas, las probabilidades de depresión se duplicaban.

"Un aumento de seis veces las probabilidades de depresión a consecuencia de insinuaciones sexuales no deseadas o de una relación romántica fueron sorprendentes,” mencionó  Moreno. "Estas no son acciones inocuas. Son acciones que verdaderamente pueden desencadenar una depresión y pueden llegar a dañar a las personas involucradas.”

Una encuesta de 2014 sobre el acoso en línea del Pew Research Center encontró que 26% de las mujeres de 18 a 24 año mencionan ser acechadas en línea, mientras que el 25% menciona haber sido el objeto de acoso sexual en línea.

"Muchas personas han teorizado que el cyberbullying en ese contexto –insinuaciones sexuales indeseadas- en verdad empieza a verse como si tuviera que estar en el espectro de la violencia sexual y no en el del bullying,” dijo Moreno.

Los acosadores en línea también sufren. Las chicas que acosan tienen cuatro veces más riesgo de sufrir depresión que aquellos que no acosan. El estudio también encontró que también son más propensas a tener un problema con el consumo de alcohol.

"En cuanto al problema del abuso del alcohol, son los bullies quienes más sufren, no las víctimas,” de acuerdo con Moreno.

El estudio no se enfocó en otros problemas de salud mental como los pensamientos suicidas. Moreno comenta que su ausencia fue deliberada.

"Esos casos son tan extremos- y tan horribles. Pero al mismo tiempo lo que estamos escuchando [de estas mujeres] en nuestros estudios es que esto es algo que pasa todo el tiempo a muchos de nosotros y queremos saber qué otras cosas pueden suceder,” dijo Moreno.

“¿Si no nos suicidamos, corremos el riesgo de algo más?" es una pregunta que Moreno escucha frecuentemente. "¿Hay otra cosa mala que me puede pasar a mí, como víctima, o algo malo pasa al bully que me ha estado molestando?”

Las jóvenes que sufren el acoso por internet son alentadas a buscar ayuda y visitar las clínicas de sus universidades para hablar de su experiencia, sus sentimientos crecientes de depresión o su abuso de sustancias.

"Existen impactos a la salud potenciales,” menciona Moreno. "Esto debería estar en la arena de la salud pública. Las jóvenes no deberían sentir que no pueden ir a una clínica y hablar de sus sentimientos.”

Helen Ho una defensora de Atlanta está de acuerdo. Ella es la fundadora y directora de Asian Americans Advancing Justice y pasa mucho de su tiempo en asuntos de cyberbullying. Las investigaciones apuntan a que las personas de origen asiático-americano son acosados digitalmente al menos cuatro veces más seguido que cualquier otro origen étnico.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Ho menciona que “Una de las cosas frustrantes de ser una defensora contra el cyberbullying es que mucha gente no se da cuenta de qué tan intenso puede ser el acoso en esta era de alta-tecnología y el impacto tanto físico como mental que puede tener.”

"Para muchos de nosotros que somos adultos y no crecimos con acceso al internet, podemos ver la diferencia entre en línea y fuera de línea fácilmente,” agrega Moreno. “Pero para la juventud, no hay tal distinción. Solíamos decir, en línea o en el mundo real y los jóvenes dicen ‘No, no lo entiendes, en línea ES mi mundo real.”

Ahora ve
El primer discurso de Trump sobre la violencia en Charlottesville, Virginia
No te pierdas
×