¿Los huesos hallados en Bulgaria son los de Juan el Bautista?

Un renombrado experto en determinación de fecha con carbono analizó unas reliquias y determinó que provienen de la época del santo
Iván Bautista, forjador de clavadistas
Richard Greene
Autor: Richard Greene | Otra fuente: 1
NULL -

Nota del editor: La ciencia y la arqueología ofrecen una percepción de artefactos antiguos que podrían estar ligados a Jesucristo. Finding Jesus: Fact, Faith, Forgery, se transmite los domingos por la noche a las 21:00 horas, tiempo del este de EU en CNN US.

(CNN) — Cuando se aplican las herramientas de la ciencia moderna a las reliquias religiosas, los resultados casi siempre son los mismos: la ciencia dice que las reliquias no son lo que los promotores afirman.

Se considera que el más famoso de todos, el Sudario de Turín, es una falsificación de la Edad Media y ni siquiera la Iglesia católica insiste en que el sudario se haya usado efectivamente para envolver el cuerpo de Jesús.

Por eso, cuando unos arqueólogos búlgaros anunciaron en 2010 que habían encontrado los huesos de Juan Bautista, Tom Higham tuvo sus reservas. Pero le esperaba una sorpresa.

Se le pidió a Higham, científico de la Universidad de Oxford y ateo que no cree en "ninguna clase de religión, Dios, ni cosa parecida", que analizara seis fragmentos de hueso que encontraron en una isla llamada Sveti Ivan (San Juan). Resultó que los huesos eran de un hombre que vivió en Medio Oriente en la misma época que Jesús, dijo Higham.

"Obtuvimos una fecha que era exactamente en la que debía estar, justo a mediados del siglo I", dijo Higham, experto en determinación de antigüedad con carbono radiactivo.

Recomendamos: Preguntas y respuestas sobre Juan el Bautista

No es prueba de que sean de Juan Bautista, ya que no hay una base de datos de ADN de los santos de la cristiandad temprana, dijo el arqueólogo que encontró los huesos.

Sin embargo, el solo hecho de que las pruebas no demostraran que los huesos son falsos es inusual.

El arqueólogo Kazimir Popkonstantinov encabezó al equipo que descubrió los restos debajo del altar de una basílica del siglo V en Sveeti Ivan, una isla del mar Negro cerca de Sozopol, en la costa sur de Bulgaria.

Fotogalería: 'Arqueología sagrada' en catacumbas de Roma

Los huesos estaban dentro de un relicario junto con una pequeña caja de arenisca.

La caja tenía una leyenda escrita en griego: "Dios, salva a tu siervo Tomás. Para San Juan. 24 de junio".

Los científicos tomaron muestras de los huesos para analizarlas con carbono radiactivo y hacerles pruebas genéticas.

La fecha que se menciona es la fiesta cristiana del supuesto nacimiento de Juan Bautista.

Cuando se encontraron los huesos, en 2010, Popkonstantinov dijo que era "lógico suponer que los fundadores del monasterio se esforzaron por traer reliquias de su santo patrono".

Recomendamos: Bulgaria exhibe los restos de San Juan el Bautista

Higham, el subdirector de la Unidad Aceleradora de Carbono Radiactivo de Oxford, se involucró porque un colega suyo conocía a los arqueólogos búlgaros. National Geographic también mostró interés, así que proporcionó recursos para hacer pruebas más extensas de las que Higham había planeado e hicieron una película sobre el proyecto.

Higham dijo que el análisis con carbono radiactivo arrojó que los huesos procedían de la época correcta y podrían ser de Juan Bautista, mientras que las pruebas genéticas mostraron que era un varón y que todos los huesos pertenecían a la misma persona.

Las pruebas de ADN que hicieron sus colegas de la Universidad de Copenhague podrían indicar que lo más probable es que la persona fuera originaria de Medio Oriente, añadió.

Una prueba más detallada del ADN nuclear podría precisar el lugar de origen, dijo Higham, pero "cuesta bastante dinero".

Hay pruebas históricas razonables que indican que Juan Bautista, quien los cristianos creen que bautizó a su primo, Jesús, existió realmente, de acuerdo con Paul Middleton, catedrático sénior de Estudios Bíblicos en la Universidad de Chester.

Leer: 5 cosas que no sabías sobre Jesús

Los cuatro Evangelios y el historiador judío de la época, Josefo, señalan que lo decapitaron por órdenes del gobernador Herodes Antipas, según explicó Middleton cuando se encontraron los restos.

Los seis huesos no son las únicas presuntas reliquias del santo.

Hay cuatro sitios (entre ellos una mezquita en Damasco, Siria, y un museo en Múnich, Alemania) que afirman tener su cabeza, mientras que el Museo Topkapi, en Estambul, Turquía, tiene una reliquia que se dice que es su brazo derecho.

Se dice que en un monasterio en Montenegro tienen su mano derecha, mientras que en uno en Egipto hay una cripta que contiene reliquias del santo.

Higham dice que puede analizarlas para ver si coinciden.

"Tenemos un genoma completo. Es posible llevar esto un poco más allá y ver si hay alguna similitud" en el material genético de todas las reliquias.

"Nos hemos interesado un tanto en esto. No está fuera de lo posible y sabemos que en los siglos IV y V se sacaron reliquias de Medio Oriente", explicó.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Pero para él, el proyecto sigue siendo meramente científico.

"Soy ateo", explicó. "Percibo esto como un problema arqueológico de determinación de fecha. Tenemos algunos huesos y estamos tratando de obtener de ellos la mayor información posible".

Ahora ve
Estados Unidos suspende temporalmente visados a Rusia
No te pierdas
×