Adiós al mal olor de tus axilas, la promesa de una nueva investigación

Unos investigadores de la Universidad de York descubrieron la forma en la que las bacterias axilares producen la molécula apestosa del sudor
mentir mentira
touch nose tocar nariz  mentir mentira
Autor: Jen Christensen
(Reuters) -

La gente sudorosa de todo el mundo podría rendir tributo a los científicos de la Universidad de York. Estos investigadores de Inglaterra hicieron un descubrimiento genético innovador sobre la bacteria llamada Staphylococcus hominis.

¿Nunca habías oído hablar del Staphylococcus hominis? En este momento está más cerca de ti de lo que te imaginas.

Son algunas de las bacterias que viven en el microbioma de tu axila. Hay más de estos pequeños seres viviendo bajo tu brazo que humanos en este planeta.

Provocan que el olor corporal sea menos que agradable al descomponer las moléculas que se secretan naturalmente a través del sudor. Por eso, los científicos buscan el santo grial de la higiene.

Los científicos (Daniel Bawdon y Gavin Thomas, de la Universidad de York, junto con Gordon James y Diana Cox, de Unilever, empresa que fabrica productos de cuidado personal) presentaron sus investigaciones en la conferencia anual de la Sociedad de Microbiología General en Birmingham, Inglaterra. Lo que descubrieron apesta, literalmente.

"Es la primera vez que se entiende la vía molecular activa de este olor corporal en particular", dijo Bawdon. "No conocíamos los detalles específicos sobre cómo hacen esto".

Identificaron los genes que codifican las proteínas responsables de la producción de los tioalcoholes libres, un componente importante del mal olor de la gente cuando suda. Es parte de la razón por la que la ropa para hacer el ejercicio que no se ha lavado huele peor al segundo día. Estas bacterias tuvieron más tiempo para almorzarse el sudor y producir más tioalcoholes.

Uno de los genes que los investigadores descubrieron no solo se encuentra en el Staphylococcus hominis, sino también en otras dos especies de estafilococos que producen tioalcoholes.

Resulta que solo necesitas unas cuantas de estas bacterias para crear una "cantidad extremadamente olorosa" de este olor, al que a menudo se describe como olor a cebolla o a huevos podridos, de acuerdo con Bawdon.

"La mayoría (de las bacterias) no la producen y parece que solo una cantidad limitada de especies crea esta reacción química", explicó Bawdon. "En realidad no hemos entendido del todo por qué ocurre esto".

Pero es posible que los investigadores sepan ahora qué camino seguir para impedir que ocurra este proceso químico. Puedes apostar a que esa es la razón por la que una empresa productora de alimentos y productos de cuidado personal, Unilever, colaboró con el gobierno británico para financiar el programa.

Actualmente, los desodorantes y antitranspirantes pueden impedir que sudes temporalmente, ocultar el olor con otras fragancias o eliminar parte del olor al matar indiscriminadamente a los seres que viven en tu axila. Un producto que se enfocara en la producción de tioalcohol podría ser más efectivo.

La mayoría de los productos solo pueden hacer que huelas a fresco por entre 12 y 24 horas, de acuerdo con George Preti, especialista en química orgánica del Monell Center que acaparó los titulares estadounidenses en 1990 por haber descubierto la sustancia química que produce el olor.

Dijo que las investigaciones que llevaron a los hallazgos son realmente sólidas y logran avances en esta ciencia del sudor, pero que aún falta mucho para evitar el olor corporal.

"Aunque pudieran detener el desarrollo de este proceso, sería necesario que cumplieran con unos estándares rigurosos para que se apruebe su uso en tu piel", dijo Preti, quien tiene más de una docena de patentes de desodorantes y productos relacionados.

Hasta que estos hallazgos tengan una aplicación comercial, tendrás que conformarte con los productos que ya existen en el mercado o recurrir al Botox, que puede controlar el sudor.

También podrías considerar un trasplante de axila. No hablamos de una axila nueva, sino de un trasplante de las bacterias que en ella viven.

El pionero de este procedimiento es Chris Callewaert, quien se hace llamar Dr. Axila y trabaja como investigador en la Universidad de Gante, en Bélgica.

Él cree que esta nueva investigación podría ayudar a dar un cauce correcto a los estudios. Pero mientras llegamos a ese punto, él ha estado experimentando con trasplantes de biomas axilares. Habló largo y tendido sobre ello en una conferencia de TEDx en 2014.

La higiene tiene limitaciones. Tus genes también pueden influir en lo bien o mal que hueles. De hecho, algunas personas, sin importar cuánto se bañen, siguen oliendo mal. Callewaert descubrió que estos individuos tienen mayores cantidades de estas bacterias malas.

Su enfoque es reemplazar las bacterias malas que producen el olor con bacterias buenas. Lo intentó con unos gemelos. Uno de ellos olía bien gracias a los cuidados regulares y el otro luchaba con el mal olor corporal.

Tomó las bacterias buenas del gemelo que olía mejor naturalmente y reemplazó las bacterias malas del gemelo apestoso. Funcionó. Un día después del trasplante, los investigadores determinaron que las bacterias buenas empezaban a proliferar y que las bacterias malas menguaban.

La mala noticia es que cuando Callewaert intentó replicar estos resultados en individuos que no estaban emparentados, el cambio no fue permanente en todos los casos. Pero "50% es mejor que nada", dijo. "Especialmente en nuestro ámbito científico".

Los expertos reconocen que aún hay mucho que aprender sobre cómo detener el olor corporal.

"Sabemos más acerca del cáncer y los teléfonos celulares que acerca de cómo deshacernos del olor corporal", dijo Callewaert. "La ciencia va despacio en este campo, así que cualquier avance es una noticia grandiosa".

Ahora ve
Testigo relata momentos de terror en La Rambla, Barcelona
No te pierdas
×