#IWishMyTeacherKnew, la etiqueta con la que los estudiantes se desahogan

Lo que empezó como una tarea simple se ha vuelto una herramienta útil para descubrir las necesidades e inquietudes de los jóvenes
maestra
maestra  maestra
Jamie Gumbrecht
Autor: Jamie Gumbrecht
(Reuters) -

Es la tarea más simple posible, pero siempre deja una gran lección. Todos los años, Kyle Schwartz, maestra de Denver, Estados Unidos, reparte post-its a sus alumnos de tercer año y les pide que completen la frase: "Desearía que mi maestra supiera que…".

Muchos de sus estudiantes de la escuela primaria Doull simplemente desearían tener algo en común con ella, que supiera jugar futbol o videojuegos.

Pero a veces, los deseos la conmueven hasta las lágrimas y dejan ver un poco las dificultades dolorosas por las que pasan en sus jóvenes vidas.

Hay una estudiante que extraña a su padre: "Lo deportaron a México cuando yo tenía tres años y no lo he visto en seis años".

Otra quiere contarle que se siente sola: "No tengo una amiga con quién jugar".

Otra más quiere explicarle por qué su libreta de lecturas no tiene firmas: "Mi mamá no está presente mucho tiempo".

Hay otro que tiene grandes esperanzas para su futuro: "Quiero ir a la universidad".

La tarea surgió de las charlas que los maestros sostienen todo el tiempo, dijo Schwartz: "¿Qué necesitan nuestros estudiantes? ¿Cómo podemos atenderlos mejor?".

Schwartz les da a los estudiantes la opción de escribir su nombre en sus notas o de permanecer en el anonimato; de compartirlas solo con ella o con todo el salón. Le sorprende que a menudo sus estudiantes se ponen de pie y piden leer sus deseos en voz alta, como ocurrió con un estudiante tímido que dijo: "desearía que mi maestra supiera que estoy nervioso todo el tiempo".

OPINIÓN: Cuando los maestros prefieren a los niños atractivos...

"Se sienten respetados, se sienten lo suficientemente a salvo como para compartir esto que es un poco más delicado", dijo Schwartz, quien ha sido maestra desde hace tres años. "Los niños pueden compartir cosas que no les incomoda compartir".

Hace poco, Schwartz empezó a publicar algunas de las respuestas de sus estudiantes en Twitter con la etiqueta #IWishMyTeacherKnew. Se difundió y los maestros de todo el país trataron de usarla en sus propias aulas.

A veces revelan las cosas que más preocupan a los estudiantes en el momento, como el niño cuya madre estaba enferma o el otro que acababa de pasar por una experiencia de bullying.

Lee: El 'bullying' se ha vuelto más violento y sutil que antes, según la OCDE

Otro de los estudiantes solo quiere que la maestra le ponga más atención.

A veces se divierten un poco: "Desearía que mi maestra pudiera hacer un mortal hacia atrás".

Ocasionalmente, los estudiantes quieren que sus maestros sepan que están haciendo un excelente trabajo.

Los maestros también tienen mucho que aprender. "Son NIÑOS que lidian con muchas cosas mientras crecen", escribió un educador en Twitter.

Schwartz dijo que ha aprendido a no asumir que sabe lo que desean sus estudiantes. Aunque la mayoría de los alumnos de su escuela viven en la pobreza, no todos los mensajes revelan una necesidad material.

No se los presiona para hablar de algo que no están listos para compartir, dijo. "Están muy conscientes de sus propias necesidades", agregó.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Ella también, gracias a tareas como esta. Su idea se difundió y muchos usuarios de Twitter han preguntado cómo pueden ayudarle a apoyar a sus estudiantes. Schwartz los remite a un fondo en el sitio web DonorsChoose.org, en el que publica una lista de deseos de su salón.

Hasta ahora, la mayoría se ha cumplido.

Ahora ve
Crisis minorista: ¿por qué grandes cadenas están cerrando sus tiendas?
No te pierdas
×