Mujer de 92 años completa su maratón número 16 y rompe récord

La originaria de Carolina del Norte se volvió la mujer de más edad tras cruzar la meta tras 7 horas, 24 minutos y 36 segundos en San Diego
Un venezolano hace historia al completar maratones
Autor: Eliott C. McLaughlin
(Reuters) -

Harriette Thompson es más dura que tú. En serio.

La originaria de Carolina del Norte se volvió la mujer de más edad en completar un maratón cuando cruzó la meta el domingo en el Rock 'n' Roll de San Diego tras 7 horas, 24 minutos y 36 segundos.

Para ser exactos, Thompson logró la hazaña a los 92 años y 65 días, con lo que es cerca de un mes mayor que Gladys Burril cuando implantó el récord al terminar el maratón de Honolulú.

Este fue el segundo año consecutivo en que Thompson derribó uno de los récords de Burrill. Thompson terminó la carrera de San Diego en 2014 en 7 horas, 7 minutos y 42 segundos y destruyó el récord de Burrill en Honolulú (9 horas 53 minutos), por lo que Thompson es la nonagenaria más veloz en un maratón. El domingo 31 de mayo corrió su maratón numero 16.

De los más de 21,000 corredores que terminaron la carrera en el estadio Petco Park, Thompson suscitó un aplauso excepcional al final, mientras las cámaras de fotos y video capturaban el momento y el confeti volaba por doquier, según reportes del diario San Diego Union-Tribune.

"Pensé que era como Lindbergh cuando llegó después de su vuelo", dijo al diario.

Lee: Un hombre de 100 años termina un maratón y establece un nuevo récord

Para quienes sacaron la calculadora, sí, estaba viva cuando Charles Lindbergh hizo su vuelo legendario de Nueva York a París en 1927. (También se podría mencionar que en ese entonces la gente hacía las cuentas mentalmente.)

Pero terminar la carrera a su edad no es la única razón por la que Thompson es dura. Eso tiene más que ver con que tenía todas las razones para no molestarse en participar.

Desde que empezó a correr maratones, a los 76 años, se ha perdido la carrera de San Diego solo una vez (en 2013, ya que estaba en tratamiento para el cáncer de boca).

El año pasado, cuando rompió el récord de tiempo de Burrill, apenas había podido entrenar porque le estaban administrando radioterapia para un carcinoma de células escamosas en las piernas, según un comunicado de los organizadores del maratón.

La mujer, que ha sobrevivido dos veces al cáncer, llevaba unas mallas blancas debajo de sus shorts para correr con el fin de cubrir las heridas abiertas en sus piernas, según la revista Runner's World, que también reportó que había dejado de tomar hace poco la morfina y la hidrocodona que le recetaron para el dolor.

De acuerdo con los organizadores de la carrera, se perdió el entrenamiento de finales de 2014 y de inicios de 2015 porque su esposo desde hacía 67 años, Sydnor, murió en enero después de haber peleado contra el cáncer. Y si todo eso no hubiera sido suficiente para descartar su participación en la carrera del domingo, Thompson contrajo una infección por estafilococos en las piernas durante el entrenamiento.

"Estoy segura que todo eso me debilitó a cierto grado, así que no estoy tan fuerte como quisiera, pero de todas formas lo intentaré", dijo Thompson a la revista antes de la carrera.

"Simplemente voy a caminar muy rápido y luego correré un poco, solo trataré de no agotarme demasiado pronto. Será un tanto interesante. Yo seré la más sorprendida si termino. ¡Espero que sí!".

Lee: Un hombre corrió el maratón de Tokio con 3,000 amigos virtuales a cuestas

Ella dijo a los organizadores de la carrera que contaría con la asistencia de su hijo de 56 años, Brenneman, para superar el agotador recorrido.

"Siempre que necesito algo, él está allí", dijo Thompson. "Agua, vaselina, Gatorade, PowerBars, GU, plátanos, naranjas, pretzels".

Su hijo, a quien llama Brenny, estuvo justo a su lado; capturó el recorrido histórico de su mamá en su iPhone y cruzó la meta justo detrás de ella.

En entrevista telefónica con el diario de su pueblo natal, el Charlotte Observer, Thompson dijo que Brenny le ayudó a encontrar la fuerza para perseverar al final.

"Llegó un momento en el que estaba muy cansada. Como en el kilómetro 34, iba subiendo una colina y me parecía que era una montaña", cuenta. "Pensé: 'esto es una locura, a mi edad'. Pero luego me sentí mejor cuando empecé a bajar la colina. Además, mi hijo Brenny no dejaba de darme de comer y todos estos maravillosos carbohidratos me mantenían en marcha".

Brenny no es el su único motor. Thompson fue pianista y tocó en el Carnegie Hall; sigue disfrutando de tocar en su casa de descanso en Charlotte y toca piezas en su mente para poder superar las agotadoras carreras.

"Creo ciertamente que la disciplina que se requiere para tocar el piano me ha ayudado a correr", dijo a los organizadores del evento.

Luego de que los médicos del evento le dieran el visto bueno después de la carrera, de dar una conferencia de prensa y varias entrevistas, regresó a su hotel y la adrenalina del día empezó a decrecer, según reportó el Observer.

"Estoy un poco tiesa", dijo Thompson al diario. "No estoy tan flexible como antes. Imagino que para la mañana estaré bien, pero en este momento, cuando me levanto y me siento, me doy cuenta de que me castigué por un rato".

Lee: Por encima de su distrofia muscular, Maickel logra su quinto maratón

Thompson también ha ayudado a mucha gente. En vista de su relación cercana con el cáncer (lo que incluye a varios amigos y familiares que han luchado con cáncer en la sangre), no debería sorprender que desde 1999, Thompson haya recaudado alrededor de 100,000 dólares (cerca de un millón y medio de pesos) para la Leukemia & Lymphoma Society.  El domingo recaudó más de 8,000 dólares (unos 120,000 pesos).

"Nunca trato de competir", dijo a los organizadores de la carrera. "Solo trato de ganar dinero para la Leukemia & Lymphoma Society".

No se sabe si Thompson volverá a las calles del sur de California en 2016 para el maratón en el que ya es toda una presencia. Incluso antes de la carrera del domingo, les dijo a los organizadores que estaba pensando en no participar.

"Creo que esta será la última, pero mis amigos me recuerdan que cada año digo lo mismo", dijo Thompson.

Ahora ve
¿Roban animales de zoológico venezolano para comérselos?
No te pierdas
×