Siglos después de la peste negra, ¿por qué aún es peligrosa la plaga?

Un adolescente falleció recientemente en Colorado tras haber sido mordido por una mosca que era portadora de la bacteria mortal
Una garrapata portadora de la bacteria que causa la plaga, m  Una garrapata portadora de la bacteria que causa la plaga, mortal en humanos
Autor: Carina Storrs
(Reuters) -

La palabra “plaga” trae a la mente los grandes azotes de la Edad Media que llenó las calles y pozos con cuerpos de sus víctimas.

Pero tal como nos recuerdan algunos reportes nuevos, no podemos desestimar por completo la plaga en tiempos recientes. La peste Yersinia, el mismo tipo de bacteria que fue responsable de la pandemia que eliminó al 60% de la población europea de los siglos XIV al XVII, mantiene un pie en Estados Unidos y alrededor del mundo gracias a los roedores y moscas.

Lee: Las ratas, de plaga a platillo en Vietnam

Por fortuna, sin embargo, las infecciones de hoy son tratables con antibióticos si son detectadas a tiempo.

“La tragedia en la mayoría de los casos es que la gente no se da cuenta lo que padecen y creen que es una gripe”, dijo Sharon Collinge, profesora de estudios ambientales de la Universidad de Colorado-Boulder.

El caso más reciente que logró los encabezados de los diarios es el de Taylor Gaes, que murió debido a la plaga a principios de junio, un día antes de que el adolescente cumpliera 16 años. Las autoridades creen que Gaes fue infectado por una mordida de mosca en el rancho de su familia en el condado Larimer, en Colorado.

Desde 1970, se han presentado de pocos a una docena de casos de la plaga cada año en Estados Unidos, la mayoría de ellos en estados al occidente del país, según ha informado el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés),

Alrededor del mundo, África, Sudamérica y Asia han tenido la mayor cantidad de casos de plaga, particularmente Madagascar, Perú e India.

Los casos más graves han ocurrido en la República Democrática de Congo, que ha registrado más de 10,000 casos de 2000 a 2009.

“Son como muchos patógenos, son persistentes y emergen en varias partes de la historia y lugares del mundo por razones que todavía son misteriosas para nosotros”, indicó Collinge. “Sería difícil deshacerse de todas esas moscas en el ambiente y completamente erradicarlas”, añadió.

La bacteria infecta a roedores, incluyendo ratas, perros de la pradera y ardillas, así como mascotas que incluyen a gatos y perros. Se transmite a las personas mediante mordidas de las moscas que vivían en los animales infectadas o en casos rasos, directamente de roedores infectados o de mascotas a personas.

Pese a que las ratas han sido consideradas desde hace mucho tiempo como las responsables de la epidemia más grande en la historia, la peste negra de la Edad Media fue resultado de los jerbos o dipodinos (una especie de roedores) y las moscas que llevaban, que fueron trasladados en barcos de mercaderes que provenían desde China, donde estaban las fuentes principales de la enfermedad.

Por razones desconocidas, algunas personas se han recuperado de la infección sin necesidad de tomar antibióticos. “Es una enfermedad tan poco común, que no creo que se ha estudiado lo suficiente para saber si algunas personas han incrementando su susceptibilidad de adquirir estas enfermedades”, informó la doctora Michelle A. Barron, profesora asociada de enfermedades infecciosas en la Escuela de Medicina de la Universidad de Colorado.

En algunos casos donde la enfermedad ha progresado, se ha desarrollado en tres formas diferentes. La forma que es similar a la plaga, la bubónica, está asociada con hinchazón y tumores de color negro y azul (que dieron origen al nombre de la peste negra), usualmente cerca de la mordida de la mosca.

La bubónica se puede ver en un 80% de los casos en Estados Unidos, según informó el CDC. Las otras dos formas infectan la sangre y los pulmones.

Pese a que estas formas de plaga son inevitablemente fatales si no son tratadas, Barron dijo que la mayoría de los pacientes con estas enfermedades pueden recuperarse completamente si toman antibióticos. La ayuda también juega una gran parte en la recuperación y puede incluir la correcta hidratación e incluso adquirir oxígeno en casos de la plaga neumónica, añadió.

A menos que un paciente tenga los tumores e hinchazones comunes de la plaga bubónica, puede ser difícil que la persona sepa que tiene la plaga.

Los síntomas generalmente son similares a los de la gripe: fiebre, escalofríos, dolor de cabeza y debilidad muscular.

El por qué la plaga es más común en áreas como el occidente de Estados Unidos sigue siendo uno de los misterios que rodea el azote de antaño. El calor y lo árido de estos climas, así como las madrigueras que cavan los roedores como los perros de la pradera y las ardillas que viven en occidente, probablemente crean un hábitat particularmente hospitalario para las garrapatas, dijo Collinge.

Pese a que la bacteria responsable por la plaga aún sigue en el ambiente, sus efectos son mucho menos mortales que en siglos y décadas pasadas. La epidemia por plaga más reciente en Estados Unidos ocurrió en Los Ángeles de 1924 a 1925 y provocó una docena de muertes.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Una higiene básica probablemente merece el crédito por el bajo número de casos de plagas, indicó Barron.

“Creo que en la mayor parte del mundo sería intolerable el tener roedores en los hogares, y cuando la plaga ocurrió en Europa las condiciones de vida no eran tan buenas”, dijo la experta.

Ahora ve
Derrumbe en una obra suspendida derriba cuatro casas en Monterrey
No te pierdas
×